Contralínea  

Trasnacionales arrasan el agro

Erika Ramírez
El rezago de casi 25 años –producto del abandono financiero, así como de la falta de inversión tecnológica por parte del Estado– y la firma de un tratado comercial desventajoso, permiten que 13 grandes transnacionales (Dupond, Bayer, Monsanto, Syngenta, Cargill, Nestlé, Unliver, Kraft, Wal-Mart, Carrefour, Yara, Archer Daniels-Midland y Bunge) deterioren aún más la productividad del agro nacional

 

 


Publicidad

Las políticas de ajuste aplicadas por el gobierno federal en el sector agrario, desde el sexenio de Miguel de la Madrid, y los 11 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), han sido la causa de que empresas trasnacionales de la talla de Wal Mart, Cargill y Dupont, principalmente, intervengan en cada uno de los eslabones de la cadena productiva y subyuguen a sus intereses el trabajo de los campesinos del país.

Esta situación, comentan investigadores, legisladores y líderes campesinos, tiene como consecuencias la caída de la producción de maíz, frijol y arroz, entre otros granos básicos –fuente de sustento en la dieta de los mexicanos–, y la miseria en que subsiste este sector.

El ensayo Las transformaciones productivas actuales en la agricultura y el medio ambiente, escrito por Argelia Salinas Ontiveros y Eulalia Peña Torres, académicas del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), analiza esta condición del campo mexicano. El estudio expone, por ejemplo, una drástica caída del Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario, que en 1988 fue de 7.9 por ciento y para el 2004 bajó a 4 por ciento.

“Con las cifras podemos darnos cuenta del efecto negativo que han tenido las políticas de ajuste, así como la firma del TLCAN. Nos vendieron una panacea que no existe”, señala Peña Torres, quien añade que bajo estas condiciones se ha facilitado la entrada de las empresas trasnacionales en el mercado nacional.

 

Avance monopólico

 

Y es que el sistema agroalimentario mundial, según señala la asociación norteamericana Agribusiness Accountability Initiative, encargada de revisar la situación de los “agronegocios” en el ámbito  internacional, se ha caracterizado por estar dominado por 13 empresas trasnacionales, entre las que destacan: Monsanto, Bayer, Syngenta y Dupont, en la venta de semillas; la noruega Yara y Cargill, en fertilizantes; Nestlé, Unilever, Kraft, en alimentos procesados; Archer Daniels-Midland (ADM), Bunge, Cargill, en granos, y Wal-Mart, Metro y Carrefour, comercializadoras.

México ha sido uno de los objetivos de estas mismas empresas para posicionarse en su mercado, así lo señalan expertos en la materia, y advierten que se avecina más miseria y otro fuerte golpe en el campo, que ya tiene en la miseria a más de 25 millones de habitantes.

Ejemplo de la penetración trasnacional es la cadena comercializadora Wal Mart, la cual desde 1991 inició operaciones en México y ha acaparado el mercado de las tiendas departamentales. Actualmente, esta empresa de origen estadounidense opera 729 unidades comerciales distribuidas en 85 ciudades del país.

La académica de la UNAM, Argelia Salinas Ontiveros, advierte que la compañía sostiene relaciones comerciales con los campesinos a costa de que la venta de la producción sea a bajo precio y en condiciones estrictas de calidad.

Wal Mart no hace la compra de los productos de consumo por contrato, lo que hace es plantear la adquisición, siempre y cuando se efectúe a bajo precio, y además obliga a los grupos de productores para que la venta sea exclusiva.

“Con esto, comercializa y efectivamente, como lo señala en sus promocionales, baja el precio de los productos al consumidor final, pero a costa de qué... Ejerce precios de monopolio y evade el pago que corresponde a los costos de producción. Si viene un mal temporal y se pierde la cosecha, a la empresa no le importa y éstos son aspectos que van limitando al productor”, dice la experta.

 

Cargill, el gigante de los granos

 

Otra de las empresas trasnacionales que han figurado en el mercado agroalimentario, como una de las más dominantes es Cargill, encargada de la comercialización, importación y exportación de oleaginosas, aceites y granos básicos principalmente.

Rafael Rodríguez Mayorga, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), que representa a 120 mil pequeños y medianos productores de granos básicos, admite que la organización que encabeza se ha tenido que enfrentar a este gigante del mercado.

“Nosotros no tenemos relación con las trasnacionales porque creemos que quien tiene que llevar a cabo las actividades de producción y comercialización de los productos deben ser los propios campesinos. Sin embargo, nuestra principal competencia es Cargill, que cada vez crece y penetra más en el país. Estamos en contra de esto porque no es justo que vengan a desplazarnos en un espacio que nos corresponde, y que además el gobierno actúe de manera pasiva y de aceptación”, dice el líder agrario. 

El representante de la ANEC explica que la organización que encabeza trata dar seguridad en el mercado a sus asociados y colocar los productos al mejor precio, pero “cuando entran las trasnacionales, nos desplazan e impiden que estas operaciones seas óptimas”.

“Hace falta que haya una política decidida a fortalecer la agricultura mexicana, y programas que ayuden a incentivar la organización productiva, pero el gobierno no se ha decidido a impulsar estos mecanismos; por el contrario, lleva a cabo una política de desmantelamiento y ve al campo en una lógica simplificada de que es más barato que las empresas lleguen y ocupen nuestros espacios que producir, ahí es donde entran Cargill y ADM”, acentúa Rodríguez Mayorga.

Los transgénicos

 

Las académicas de la UNAM identifican a Dupont, encargada de la producción de semillas transgénicas, como otra de las empresas que han perjudicado al sector. “Dupont está ocupando un lugar importante en investigación y desarrollo, controlando la producción de semillas transgénicas, lo que puede poner en peligro la autosuficiencia alimentaria”, dicen.

Peña Torres advierte que esta empresa “coloca en un papel muy vulnerable a la soberanía nacional, porque al ejercer un control tecnológico y mejorar las semillas ya existentes, como del maíz, fríjol, trigo, soya, pueden desmantelar a nuestro país”.

Víctor Suárez Carrera, presidente del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), coincide con las especialistas, y agrega que “el sector agroalimentario mexicano ha sido entregado a las grandes trasnacionales extranjeras”.

“Hemos pasado de una intervención de monopolios estatales a monopolios privados, gracias a las políticas neoliberales de los presidentes Salinas, Zedillo y Fox”, dice el también legislador perredista.

Suárez Carrera señala que las transnacionales Dupont, Monsanto, Bayer, Syngenta, Cargill, ADM y Nestlé ya dominan  70 por ciento del mercado nacional. Además de Wal Mart que ha desplazado a proveedores nacionales, “están estableciendo patrones de consumo a toda la nación, situación verdaderamente catastrófica”.

El legislador perredista explica que en la medida en que son empresas que están privilegiando las importaciones, que tienen recursos financieros en dólares y a tasas más competitivas que los recursos de las empresas nacionales, están derribando los precios internos y ocasionan una caída en la rentabilidad de la producción nacional.

“Esto se debe a las políticas del gobierno mexicano de los últimos tres sexenios que han privilegiado los intereses de las empresas trasnacionales en la industria agroalimentaria y han dado la espalda a los productores mexicanos, a la pequeña y mediana de la empresa mexicana, resultado de estas políticas de traición a la nación y de desmantelamiento de la economía nacional”, concluye Suárez Carrera.

 

Publicado: Diciembre de 2005



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE Diciembre 2005
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo