Contralínea  

 

Kapuscinski y el reportero Heródoto

Álvaro Cepeda Neri

 

 


Publicidad

Ha muerto físicamente Kapuscinki, pero sobrevive en el trabajo cotidiano de los reporteros del mundo

 

I.– Confieso que retomé una vieja lectura, dejada a medias, de Heródoto, autor de Los nueve libros de la historia, donde cada capítulo lleva el nombre de las nueve musas, a resultas de haberle clavado la mirada (con los ojos de la cara y los ojos del conocimiento) a los 28 capítulos del libro: Viajes con Heródoto, escritos por el periodista Ryszard Kapuscinski. Éste se llevó, durante su travesía de reportero, desde su juventud, el libro de Heródoto.

II.– Y lo fue leyendo y releyendo mientras cumplía su trabajo de corresponsal. Pero ya habrá, en otra nota, espacio para dar cuenta y razón bibliográfica del periodista Kapuscinski que viajó con el historiador, y nada menos que el Padre Fundador de la Historia, el griego Heródoto. Al concluir la lectura kapuscinskiana, de inmediato me fui a conversar con ese genial griego, nacido en 484 antes de cristo.

III.– Cada uno de los nueve capítulos llevan por título el nombre de igual número de musas. Éstas eran ninfas relacionadas con ríos y fuentes, espíritus del agua; se les atribuían virtudes proféticas, así como la de inspirar toda clase de poesía y literatura en general, en prosa y verso. CLIO era la protectora de la poesía épica y, sobre todo, de la historia, representada con un rollo de escritura en sus manos. EUTERPE, protectora del arte de tocar la flauta. TALIA, presidía la comedia y la poesía festiva.

IV.– MELPOMENE, musa de la tragedia. TERPSICORE, protectora de los que tocan la lira. ERATO, musa de la poesía amorosa. POLIMNIA, inspiradora de los himnos. URANIA, musa de los cantantes. CALIOPE, musa de la poesía épica y guía de las musas. (Ver: varios autores: Diccionario de la mitología clásica; Alianza editorial. Varios autores: Diccionario de la Civilización Griega; ediciones Destino. Y de Carlos García: Introducción a la mitología griega; Alianza Editorial).

V.– Nueve capítulos, pues, en honor a las nueve musas, constituyen el libro de Heródoto. Cada uno tiene un sumario de los temas al principio de la autoría del Padre Fundador de la Historia y a quien Kapuscinski a su honra otorgándole la calidad del primer reportero y así Padre Fundador de la crónica, del reporterismo y del periodismo, quien anduvo por el mundo griego y sus alrededores, para contarnos “las grandes y maravillosas hazañas, así de griegos como de los bárbaros”.

VI.– Leer y debe hacerse detenidamente, a Heródoto es caminar con un griego que recorrió (parte de Europa, Asia y África) el mundo a su alcance e inspirado e inspirándose en las nueve musas, fue recopilando datos, observaciones y preguntando (¡como reportero!) para después sentarse a redactar, documentalmente, lo que había visto, escuchado y recogido de viva voz. En el libro encontramos anécdotas, leyendas, respuestas de los oráculos y frases como la de “que más vale maña que fuerza”.

VII.– La historia de Darío, la corrupción de los gobernantes y quienes “como una misma gavilla se aprovechan privadamente del gobierno y se encubren mutuamente para no quedar en descubierto ante el pueblo [...] gobierno en el cual es imposible que no vayan andando el cohecho y la corrupción en el manejo de los negocios [...] hasta en tanto que no llegue un magistrado, les aplique el remedio y logra que el desorden público cese y acabe”.

VIII.– Nos cuenta de la furiosa dictadura de Cambises quien, “ya algo demente, se volvió al punto furioso. El gobernante ciego Anisis; las citas de Homero. De cómo imperaba el matriarcado en Egipto: “Allí son las mujeres las que venden, compran y negocian públicamente, y los hombres hilan, cosen y tejen... Allí los hombres llevan la carga sobre la cabeza, y las mujeres sobre los hombros. Las mujeres orinan de pie; los hombres se sientan para ello”.

IX.– Heródoto, nos dice el traductor del texto, Bartolomé Pou, del griego al español, “no es el primero de los que se ocuparon en transmitir a los hombres la historia de los hechos contemporáneos o pretéritos. Hubo antes de él un Cadmo, un Arcesilao, un Juto, un Hecateo; y, sin embargo, se le llama el padre de la historia”. Y el gran historiador, pensador y kantiano Robin G. Collingwood (en su Idea de la historia, publicado por el Fondo de Cultura Económica), fundamenta el calificativo de “genio innovador” a Heródoto y lo pone al lado del grandioso Tucídides (autor de La guerra del Peloponeso, la biografía de la democracia de Atenas, con sus alfas y omegas hasta su final por su desastrosa guerra contra la autocracia de Esparta).

X.– Platón, cuyo verdadero nombre es Aristocles (el primero es su apodo), escribió sus monólogos-diálogos como si no hubiera existido Heródoto. Y eso fue lo que ocasionó más su animadversión a los sofistas, que el platonismo sea una pura metafísica y, en gran medida, un falso problema histórico. Heródoto que obtenía todo de sus informantes y con documentos, escribía, decía él mismo, haciendo conjeturas y nunca presumiendo de tener la verdad absoluta. La lectura de Los nueve libros de la historia, es el acceso a un conocimiento de nuestro origen histórico.

 

Ficha bibliográfica:

Autor: Heródoto

Título: Los nueve libros de la historia

Editorial: El Ateneo y Alianza Editorial

 

Publicado: Febrero 1a quincena de 2007 | Año 5 | No. 72



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE febrero 1a quincena 2007
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo