Contralínea  

Samaniego y Laborín disputan el trono de Bours

Álvaro Cepeda Neri

 

 

 


Publicidad

I.— Empieza Robinson-Bours a escuchar pasos en la azotea de su palacio real en la capital sonorense, desde donde como un déspota avícola implantó, con el final del presidencialismo priísta, su caciquismo por medio del cual él, su familia (su hermano Ricardo), sus empresarios aliados (Ricardo Mazón) y demás intereses de la oligarquía estatal, se adueñaron y acapararon bienes inmuebles e inversiones, a la sombra del abuso del poder, directamente o a través de prestanombres y socios, que hicieron de Sonora un botín, como nunca antes grupo alguno. Son pasos de quienes, ante el ocaso del reinado de los Robinson-Bours, se apuntan para la sucesión que tendrá mucho de disputa por el trono. Trece diputados federales, con o sin posibilidades reales, mueven sus facciones electoreras.

II.— De plano está descartado Carlos Armando Biebrich Torres, ex gobernador decapitado en su segundo año de gobierno, por su protector: el criminal genocida Echeverría, ahora con certificado médico de demencia senil para no fincarle sanciones por su estado de imbecilidad. A los otros 12 no se les ven espolones o los camouflagean para despistar sus ambiciones. Panistas y priístas al servicio de Bours y Espino que buscan imponer sucesor, postulando a amigos e incondicionales (¡en una de esas Espino se apunta en complicidad con Robinson-Bours!). El sátrapa (des)gobernador le tenía prometido a su compadre el senador Alfonso Elías Serrano postularlo, pero ya lo está dejando en el camino, aunque éste le advierte con amenazas por si le cambia la pichada sin avisarle.

III.— Manlio Fabio Beltrones Rivera ya fue gobernador (1991-1997). Pero quiere pelear la sucesión, Guillermo Padrés Elías, senador del PAN, ex diputado federal y panista superado apenas por Ramón Corral Ávila, a quien Bours le robó la gubernatura con la compra del cargo y la participación a su favor de Ernesto Zedillo, Liébano Sáenz y Tomás Ruiz, en victoria pírrica, pues sólo por algunos votos “triunfó” sobre un Corral Ávila desamparado por Fox quien en consolación lo nombró en Pesca y Avicultura de la Sagarpa, donde aún está. A este Corral Ávila, Espino y Bours le impidieron reafiliarse al PAN estatal para ponerlo fuera de la competencia, pero el ex candidato insistirá nuevamente.

IV.— Los panistas, apoyados desde Los Pinos (tal vez con arreglo entre Robinson-Bours y Calderón), se consideran con ventaja; pero tras las contrarreformas electorales, no quitan el dedo del renglón los “independientes” de Bours, e insiste el hermano Ricardo Robinson-Bours, actual encargado de “Impulsar”, semiempresa que reparte el botín inmobiliario sonorense entre la mafia en el poder. El “carnal” quiso ser diputado federal, después senador y ahora apuesta (él y el desgobernador son clientes de Las Vegas, donde tiran el dinero no precisamente de sus negocios familiares) por la sucesión, a la que considera derecho hereditario. Pero hay dos fuertes que ya están en la rebatiña de la candidatura.

V.— Uno es Ricardo Acedo Samaniego (no confundirlo con su hermano Jorge, ex secretario del comité, en asuntos políticos, del sindicato minero; ex secretario general de la sección minera de Cananea; ex senador suplente, y ex diputado federal). Pero Ricardo y Robinson-Bours son agua y aceite. El (des)gobernador sátrapa lo odia y estuvo a punto de expulsarlo de Sonora con todo y su entonces cargo de la sección sonorense del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Radio y Televisión (STIRT), cuando fallece el célebre Netzahualcóyotl y la cúpula sindical lo nombra su secretario general. También es integrante de la CTM. Aunque no tiene el protagonismo de su antecesor, se defiende.

VI.— Y si le falló la senaduría, por no saber manejar los hilos de la “polaca”, ya puso los ojos en la gubernatura y tiene sus enclaves de apoyo amén de los trabajadores de la radio y televisión en Sonora, dispuestos, dicen, a promover (como ya lo hacen) a su compañero ex locutor. Aunque tiene los medios para aparecer en radio y televisión, rehuye los reflectores. El único fierro que se puede poner al rojo vivo, es la disputa sindical y empresarial entre el socio mayoritario de la concesión e instalaciones de CNI-Canal 40 y TV-Azteca (adueñada de la señal). Y donde a pesar de la huelga, el personal labora con salario y prestaciones en TV-Azteca. En este lío, el STIRT con Acedo Samaniego están como el jamón del sándwich, y Bours puede aprovecharlo para deshacerse de él y tener el camino libre.

VII.— Y aquí aparece Mario M. Laborín Gómez, agarrado de Felipe Calderón y de su cuñado Eduardo Robinson-Bours. Y nada mejor para éste que Sonora siga en manos de la familia en términos de una mafia. Su larga cola burocrática, egresado del ITESM, en Visa, Somex, Vector, Grupo Vamsa. La estancia en BBVA-Bancomer aún antes de su venta, para rematar desde hace casi siete años en la dirección general de Nacional Financiera y por órdenes calderonistas director general de Bancomext, lo hacen el candidato casi oficial, para enfrentar la precandidatura a Manuel Espino y Ramón Corral al interior del PAN. Mario Laborín quiere ser gobernador con la bendición de Calderón y los brazos abiertos de su cuñado Robinson-Bours.

VIII.— Y es que en Sonora, el calderonismo tendrá una de sus pruebas de fuego. Por una parte Manuel Espino querría la gubernatura, naturalizado sonorense tras huir de Chihuahua y salir de su natal Durango, por donde ha dejado huellas siniestras, hasta rematar como jefe de policía en Hermosillo y de ahí, impuesto por Fox y Mart(h)a, presidente del PAN. A primera vista el panismo sonorense estaría en primerísimo lugar en esta disputa; pero, si hay ya un arreglo por debajo de la mesa, fuera del alcance de Bours, el PRI sería el partido, aunque sea con las puras siglas como ahora con la traición de Bours (priísta por conveniencia, pero derechista religioso de la ultraderecha empresarial-panista, conectado con Manuel Espino) que podría ganar en la entidad.

IX.— Los candidatos, en ese contexto, serían Mario Laborín por el PAN y Ricardo Acedo por el PRI. Ninguno de los dos tiene comprada la candidatura. Son conjeturas a la luz de cómo se empiezan a mover las fichas de la sucesión, y que es necesario ir tejiendo hechos, síntomas y reflexiones, para encontrar el hilo conductor. Laborín presume de sus agarraderas: Calderón, su cuñado Robinson-Bours y su currículum derechista, empresarial y banquero, que es el nuevo perfil de los calderonistas que calientan el brazo, cuando menos en Sonora donde las fuerzas locales tienen, también, a otros prospectos empresariales que podrían dar la sorpresa y descentralizar la decisión electoral.

X.— No hay duda que Acedo Samaniego hace rato empezó a construir su candidatura. Tiene plataformas y si el STIRT, como sindicato de una parte del duopolio (Televisa tiene su sindicato aparte), decide que es hora de escalar con su secretario general, la disputa sonorense lleva visos de un choque de trenes y de los que a imagen y semejanza del tren francés de alta velocidad, corren a más de 500 kilómetros por hora. Y lo peor del caso es que Robinson-Bours, para controlar la sucesión, no tiene vía de alta velocidad y aquello, con los aspirantes, puede ser un descarrilamiento para que el candidato del PRD, nada menos que Alfonso Durazo, pueda ver al final del túnel una lucecita sin saber si es la salida o un tren que viene en sentido contrario.

 

cepedaneri@prodigy.net.mx

 

Publicado: Mayo 1a quincena de 2007 | Año 5 | No. 78



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE mayo 1a quincena 2007
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo