Contralínea  

Las pensiones vitalicias de los ex presidentes

Miguel Badillo
Cinco ex presidentes de la República aún vivos (Vicente Fox, Ernesto Zedillo, Carlos Salinas, Miguel de la Madrid y Luis Echeverría) y las viudas de otros dos ex mandatarios (Lázaro Cárdenas y José López Portillo) le cuestan al erario público 259 millones 955 mil 395 pesos al año, producto de la pensión vitalicia y de los salarios que perciben 103 personas de “apoyo” como abogados, administradores, investigadores, ayudantes, choferes, secretarias, asistentes y otros “pequeños” gastos.

 

 

 


Publicidad

Los ex mandatarios mexicanos cobran mensualmente sus pensiones vitalicias que por supuesto no necesitan, porque todos conocemos en México y se ha documentado ampliamente cómo se han hecho enormes fortunas desde la casa presidencial, al menos los tres últimos ex presidentes de la República (Fox, Zedillo y Salinas) siguen trabajando y percibiendo ingresos privados, algunos como asesores de trasnacionales y otros impartiendo conferencias para desinformar por todo el mundo.

Ante ese enorme gasto público que ofende a la sociedad, uno de cada dos mexicanos vive en condiciones miseria. Para más de 50 millones de personas en pobreza extrema la ayuda gubernamental, si es que llega, es raquítica a pesar de que se trata del ingreso por la venta de petróleo o de los impuestos que pagamos los mexicanos.

A lo anterior hay que agregar la enorme carga económica que significa para el país una burocracia inútil, corrupta y abusiva, que sin freno alguno se ha enriquecido ilícitamente en cada sexenio y que día a día crece aún más.

Por eso sorprende que además del abuso que cometieron del presupuesto federal cuando ocuparon la silla presidencial, los ex jefes de Estado mantengan una humillante pensión vitalicia que agravia todavía más la pobreza de millones de indígenas, campesinos y obreros.

En una acertada investigación periodística de la reportera Yenise Tinoco, publicada en el número anterior de Contralínea, se informa cómo cada ex presidente recibe mensualmente para gastos 4 millones de pesos.

Los ex mandatarios que aún viven tienen la canonjía de una pensión vitalicia equivalente al sueldo de un secretario de Estado, estimado en 205 mil 122 pesos mensuales, además de seguros de vida y de gastos médicos mayores, beneficios estos últimos otorgados gracias a la buena gestión de Miguel de la Madrid durante su sexenio.

Pero también fue en la administración de Luis Echeverría Álvarez, el Halcón, cuando se publicó un decreto que concedía a los ex presidentes el acceso a 103 personas de apoyo, aparte de 25 empleados de la federación, para que estuvieran a su servicio cuando terminara su administración. Dos subdirectores, dos coordinadores administrativos, cuatro jefes de departamento, un investigador y asesor en materia jurídica, dos personas de apoyo, dos auxiliares, una bibliotecaria, dos programadores, cuatro secretarias, dos archivistas, un chofer, un técnico de mantenimiento eléctrico-telefónico y un representante de oficina, son parte de los empleados a que los ex titulares del Ejecutivo creen tener derecho.

Ante tal gasto, desmesurado y absurdo, qué bueno que sólo hay vivos cinco ex presidentes de la República, porque la nación no aguanta mantener a esos burócratas enriquecidos durante su sexenio, dueños de mansiones, carros de lujo y abultadas cuentas bancarias.

Por si lo anterior no fuera suficiente abuso, los ex mandatarios cuentan con 78 miembros para su seguridad y la de su familia, que incluye a 45 miembros del Ejército, 11 miembros de la Fuerza Aérea y 22 más de la Armada. Estos últimos para cuidarlos cuando viajen de vacaciones en sus yates o cuando en sus aviones particulares se trasladen a Europa o Estados Unidos para realizar las compras del mes.

El único ex presidente que renunció en junio de 2002 a su pensión vitalicia es Ernesto Zedillo, pero no así a los apoyos administrativos y de seguridad personal. En esa decisión, aparentemente honesta, se esconde una pensión vitalicia que recibe del Banco de México y los ingresos que le pagan universidades, la ONU y otros organismos internacionales de desarrollo por asesorarlos. Así quién no renuncia a una de sus muchas pensiones.

 

oficiodepapel@yahoo.com.mx

 

Publicado: Mayo 2a quincena de 2007 | Año 5 | No. 79



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE mayo 2a quincena 2007
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo