Opinión

1a quincena agosto 2008

Rodaron cabezas

Jorge Meléndez Preciado

 

El informe de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en voz de Rodolfo Félix Cárdenas (lunes 7 de julio), acerca de las muertes de nueve jóvenes y tres policías en la discoteca trágica, fue lo más arcaico, anticlimático y fuera de tono que se tenga memoria en el siglo XXI. Parecía una obra de los gobiernos priistas, ya que los panistas ni siquiera tocan con el pelo de una marta a los funcionarios que incumplen con sus obligaciones o realizan latrocinios.


Culpar de todo al comandante Guillermo Zayas, encargado del operativo del 20 de junio, era como burlarse de todos, especialmente de las víctimas. Considerar que Joel Ortega y Rodolfo Félix no cometieron omisiones e incluso desacatos a la ley, resultaba parte del reino de la complicidad.


Afortunadamente eso no fue lo planteado por el encargado de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez Icaza. En su reporte llegó a varias conclusiones que vale la pena anotar.


Hubo un operativo mal planeado y peor realizado; se trató como delincuentes a adolescentes que iban a divertirse; se vejó a muchachas, a las cuales se les desnudó y se les marcó en los brazos como en regímenes totalitarios; se omitió información trascendente por parte de la Secretaría de Seguridad Pública (fotos y un video editado, entre otras cosas); la Procuraduría de Justicia no hizo su trabajo bien ni apegado a derecho, y el delegado en Gustavo A. Madero es corresponsable del operativo.


Pero algo más contundente: a los jóvenes se les criminaliza, más si son pobres. Algo que no es propio de ningún gobierno que se diga de izquierda.
En conclusión, tenían que ser removidos –cuando menos– Joel Ortega y Rodolfo Félix Cárdenas y debe sustituirse a Francisco Chíguil, que había pedido licencia temporalmente. Es indispensable, entonces, que exista una nueva investigación oficial para que los culpables, todos, sean enjuiciados y paguen sus errores y desatinos.


Era necesario, desde luego, defenestrar tanto a Ortega como a Félix Cárdenas. Uno, por su egocentrismo y desdén por las recomendaciones que anteriores le hizo Emilio; y el otro, porque lejos de hacer su chamba, trató de maquillar un asunto que requería cirugía mayor.


Joel Ortega es el caso más emblemático. Tiempo atrás desechó una tras otra las recomendaciones de la comisión que encabeza Álvarez Icaza. Luego del drama en la Nueva Atzacoalco, lejos de pensar en los heridos y muertos, dijo que nadie mancharía su impoluta trayectoria. Y jamás entregó el video principal ni las fotos de las jovencitas agredidas.


Rodolfo, por su parte, justificó que los policías judiciales estuvieran como parte de la decoración mientras sucedía la catástrofe y, además, se quiso salvar involucrando a otros.


De Chíguil no se debe decir casi nada, su actitud al llevar porristas a una comparecencia en la Asamblea Legislativa lo igualó con sus acarreados. Y después, con otra marcha, pretende intimidar al propio Marcelo.


Fuera esos señores del gobierno capitalino; viene lo más importante, como dijo Ebrard, una reconstrucción de las mal llamadas fuerzas del orden y de atención a la población. Si la policía continúa amagando, extorsionando, golpeando y vejando a los ciudadanos, de poco habrá servido esto. Es indispensable que las nuevas acciones policiacas sean supervisadas por la CDHDF y organismos civiles.


Pero no sólo en el aspecto de la justicia es necesario avanzar. De poco ha servido el Instituto de la Juventud, cuya dirección tiene Javier Hidalgo. La Secretaría de Desarrollo Social, con Martí Batres, también ha sido omisa, cuando menos, en el caso New’s Divine.


El asunto le puede servir a Marcelo Ebrard para catapultarse a 2012 o hundirse. Y lo primero lo tiene a la mano al haber decapitado a dos importantes colaboradores, algo que no han llevado a cabo ni priistas como Enrique Peña Nieto, ni el gobierno federal, ni panistas como Juan Manuel Oliva.

 

jamelendez44@gamil.com/jamelendez@prodigy.net.mx

 

 

Revista Contralínea / México

Fecha de publicación: 01 de agosto de 2008 | Año 7 | No. 107

 

 

COMENTARIOS

En Contralínea nos interesa conocer tu opinión sobre esta información.


Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

 

SUSCRIPCIONES

 

 

 

NAVEGACIÓN

INICIO
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio
 




CARICATURA

PUBLICIDAD

BÚSQUEDA

 
Escribe el tema o autor que buscas en nuestro archivo.

en
Contralínea Web


 

 

PUBLICIDAD

EN LOS ESTADOS

PUBLICIDAD

ACTUALIDAD

 

 

 

 

PUBLICIDAD

 

 

 

 

 


Derechos reservados Corporativo Internacional de Medios de Comunicación S.A. de C.V.

Responsable sitio web: Gonzalo Monterrosa