Política

2a quincena septiembre 2008

Transparencia electoral, exigencia ciudadana

Toda información electoral debe ser pública, coinciden académicos, políticos y funcionarios en un foro organizado por el InfoDF. Las elecciones de 2006, franco retroceso, señala José Antonio Crespo; los avances registrados entre 1988 y 2008, insuficientes

Jaime Guerrero

 

 

“Hubo un retroceso en la elección de 2006”, sostuvo el doctor en historia José Antonio Crespo al participar en las mesas de análisis Transparencia Electoral e Historia 1988-2008 Avances y Retrocesos, organizada por el Instituto de Acceso a la Información Pública del Distrito Federal (InfoDF) el pasado 26 de agosto, encuentro que reunió a personajes históricamente confrontados como Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel Bartlett.


El investigador del Centro Investigación y Docencia Económicas (CIDE) agregó que en la elección de 2006, supuestamente ganada por Felipe Calderón por menos de un punto porcentual, “hubieron bastantes deficiencias”. Las inició, dijo, el IFE (Instituto Federal Electoral). Éste, en 2003, “perdió algo de lo que había constituido su fuerza: el consenso. Cuando el IFE empezó a cobrar más credibilidad fue cuando en 1994 tenía el consenso de los tres partidos”.


Durante su participación, en un foro mediante el que el InfoDF abordó un tema de trascendencia local y nacional, Arturo Núñez Jiménez, exfuncionario del IFE, senador y estudioso de los asuntos electorales, explicó que 1988 detonó la polarización política que después vivió el país en 2006, con resultados electorales muy cerrados.


Resaltó que “en 1988 como en 2006 sigue sin haber acceso a la documentación electoral que, supuestamente, debe destruirse una vez que concluya por el aspecto de finitividad. Esta vez no la han destruido, la mantienen los Consejos Distritales del IFE, con un alto costo. Ahora la están concentrando a nivel de entidad federativa sin que haya una definición clara de qué uso se le puede dar; sigue siendo, aunque fuera sólo para propósitos de investigación histórica, vedada al acceso del público”.


Núñez anticipó que en los próximos ejercicios electorales se presentarán situaciones similares a las elecciones de 2006, respecto de los resultados. Incluso, advirtió, es previsible la polarización, “en parte, por la brutal desigualdad social que vive este país y que se explica, entre otras cosas, con la brutal incertidumbre de inseguridad pública que se vive actualmente”.
Agregó: “No olvidemos que la mitad de la población sigue teniendo como horizonte el rechazo en el sistema de educación superior, el desempleo, la migración, la economía informal, pues la delincuencia será también una opción posible”.


Elecciones de 1988
Respecto a las experiencias de fraudes electorales que ha padecido México, habló un protagonista, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, a quien no se le reconoció la victoria defendida por el entonces Frente Democrático Nacional (FDN), cuando las autoridades electorales, entonces todas controladas por el PRI, tardaron un mes en oficializar los resultados de la elección presidencial de 1988.


Cárdenas Solórzano indicó, en las mesas de análisis organizadas por el InfoDF,  que “el evento de 1988 no se repetirá. Estoy convencido que entre 1988 y 1997 se dio el cambio político electoral más profundo en la historia de nuestro país. Luego de unas elecciones, las de 1988, auténticamente competidas, como no sucedía en el pasado inmediato, y en las que las normas y las instituciones fueron incapaces de procesar de manera clara, transparente, confiable los resultados electorales, se puso en la mesa en primer lugar del orden del día nacional la necesidad de una serie de reformas precisamente a las normas de instituciones para que un evento como el de 1988 no se repitiera”.


Agregó que “en 1988 se fomentó, promovió, estimuló la movilización ciudadana. Se hizo una movilización por todo el país, no en los términos en que hubiera sido deseable desde mi punto de vista. Lo deseable hubiera sido una movilización simultánea por todo el país, lo que no fue posible desatar para revertir el fraude”. Cárdenas planteó que la reacción del FDN fue semejante a la asumida por Andrés Manuel López Obrador en 2006: sin llamado a las armas, pero con una enérgica convocatoria a la movilización.
Al participar en el foro, el especialista electoral Jorge Alcocer Villanueva señaló que en 1988 hubo “retención indebida del flujo de información electoral, fue a lo que se llamó, por una frase ocurrente del licenciado (Diego) Fernández de Cevallos, el cuarto sobreviviente del deshielo que no está aquí, la caída del sistema”.


El director de la revista Voz y Voto agregó que “no solamente se adulteró la información, hubo un fraude electoral.” El comisionado ciudadano del InfoDF, Salvador Guerrero Chiprés, resumió la mesa: “El secuestro de la voluntad popular es una de las causas de la ruptura del pacto institucional y, eventualmente, de la inseguridad resultante por la confrontación social”.

La convocatoria
Al valorar la situación actual, José Woldenberg, extitular del IFE, dijo que ahora el presidente de la República tiene que convivir con un Congreso donde él y su partido no tienen mayoría absoluta. “Eso les sucede a un buen número de gobernadores, donde ellos y su partido, tampoco tienen mayoría absoluta, y tienen que convivir con presidentes municipales de dos, tres y a veces hasta cuatro o cinco partidos distintos”.


En la apertura de los trabajos, el comisionado presidente del InfoDF, Oscar Guerra Ford, explicó que éste es un organismo preocupado por diversos temas relacionados con la transparencia, por lo que se decidió organizar una serie de mesas con temas diversos. Entre ellos, los que incumben al instituto a partir de la reforma de mayo pasado que obliga a los 8 partidos registrados en la capital del país a proporcionar información directamente a la ciudadanía sobre sus actividades y manejo de recursos.


La intención de dicha convocatoria fue, de acuerdo con el InfoDF, que los protagonistas y especialistas en la vida electoral, con diversas posiciones políticas, reflexionaran junto con los ciudadanos sobre los avances y retrocesos en materia electoral desde el ámbito de la normatividad de transparencia de vanguardia que existe ya en el Distrito Federal.

 

 

Revista Contralínea / México

Fecha de publicación: 15 de septiembre de 2008 | Año 7 | No. 110

 

 

COMENTARIOS

En Contralínea nos interesa conocer tu opinión sobre esta información.


Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

 

SUSCRIPCIONES

 

 

 

NAVEGACIÓN

INICIO
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio
 




CARICATURA

PUBLICIDAD

BÚSQUEDA

 
Escribe el tema o autor que buscas en nuestro archivo.

en
Contralínea Web


 

 

PUBLICIDAD

EN LOS ESTADOS

PUBLICIDAD

ACTUALIDAD

 

 

 

 

PUBLICIDAD

 

 

 

 

 


Derechos reservados Corporativo Internacional de Medios de Comunicación S.A. de C.V.

Responsable sitio web: Gonzalo Monterrosa