Contralinea

11 años de impunidad en el asesinato de los activistas Bety Cariño y Jyri Jaakkola

A 11 años del asesinato de la activista Alberta Bety Cariño y el finlandés Jyri Jaakkola la impunidad continúa porque los autores materiales e intelectuales siguen en libertad, lo cual evidencia las alianzas de los grupos de poder que protegen el saqueo y la mercantilización de los bienes, denunció la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema).

La Rema recordó que Bety Cariño y Jyri Jaakkola fueron emboscados por un grupo paramilitar el 27 de abril de 2010, cuando se dirigían en una caravana de paz a la comunidad de San Juan Copala, Oaxaca, para abrir un cerco que mantenía aprisionados a los habitantes.

“Once años han pasado desde que grupos paramilitares les arrebataron la vida, en un intento por callar tu voz, voz siempre solidaria, voz que puso en relieve a un sistema injusto que golpea, persigue, criminaliza y trata de desaparecer pueblos en resistencia”, asevera la Rema.

Por su parte, la organización Servicios para una Educación Alternativa (Educa) publicó que de los 12 posibles implicados en el doble asesinato, sólo siete órdenes de aprehensión se ejecutaron; no obstante, ninguna persona fue sentenciada y dos salieron libres en 2020.

“La memoria de Bety Cariño se suma a la de otras mujeres mesoamericanas cuyos aportes políticos contribuyeron a los movimientos feministas, sociales y de educación popular. La historia de Bety Cariño no se puede contar sin hacer presente a Jyri Jaakkola, asesinados el 27 de abril de 2010”, señaló Educa en su publicación.

Te puede interesar: En México, más de 30 conflictos ambientales requieren atención “urgente”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Portada

Internacional