Acumula CFE Corporativo irregularidades por casi 19 mil MDP

Zósimo Camacho - 20 Nov 2021 a las 6:58 pm
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

El Corporativo de la CFE aún no aclara el destino de casi 19 mil millones de pesos de las Cuentas Públicas 2018, 2019 y 2020. Las observaciones de la ASF son en el pago de bonos bursátiles, incumplimientos de contrato, pagos en exceso, salidas de dinero injustificadas, desembolsos por trabajos no realizados, subcontratación supuestamente ilegal. La española Abengoa, entre las beneficiarias de algunas de esas presuntas anomalías

El Corporativo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aún no aclara el destino de 18 mil 747 millones 919 mil 733 pesos de los ejercicios 2018, 2019 y 2020. Las observaciones de mayor monto, hechas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), corresponden a la segunda entrega de la Revisión de la Cuenta Púbica 2020, es decir, al año pasado.

Los auditores del máximo órgano de fiscalización del país encontraron en estos últimos 3 años subejercicios, incumplimientos de contrato, pagos en exceso, salidas de dinero de manera injustificada, desembolsos por trabajos no realizados, subcontratación ilegal y pérdidas por pagos a tenedores de títulos bursátiles. Entre las empresas privadas que se han beneficiado de algunas de estas irregularidades se encuentran la trasnacional de capital mayoritariamente español Abengoa y la mexicana Tecniman, de Juan José Sánchez Popoca.

A pesar del rescate le empresa del Estado, persisten irregularidades por miles de millones FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA/CUARTOSCURO.COM

Cuenta 2020: bonos bursátiles

Las observaciones que implican mayor monto por aclarar correspondieron a la auditoría 2020-6-90UJB-19-0467-2021, y ascienden a 17 mil 932 millones 303 mil 700 pesos. Incluso, el dictamen de esta evaluación se emitió “con salvedad”.

Esta auditoría buscó fiscalizar la gestión financiera del administrador del fideicomiso CFE Fibra E (Fideicomiso de Infraestructura, Bienes Raíces y Energía). Lo anterior, para verificar que su administración y operación se hubiera realizado conforme a las disposiciones legales y normativas, que los pagos de dividendos fueran autorizados y que los recursos obtenidos por la emisión de certificados bursátiles se destinaran a los proyectos de inversión autorizados. En estas operaciones se involucran, además del Corporativo, CFE Transmisión; CFE Capital, S de RL de CV, y Nacional Financiera, SNC.

Lo que descubrió la ASF fue que al 31 de diciembre de 2020 no se habían ejercido los recursos obtenidos de los Certificados Bursátiles Fibra E (CBFE) por 15 mil 454 millones 652 mil 800 pesos. Tales recursos debían utilizarse en 24 proyectos de inversión de infraestructura de CFE Transmisión autorizados por el Consejo de Administración de la CFE desde el 26 de abril de 2018. La retención de estos montos, obtenidos de la colocación de CBFE, generó intereses por 703 millones 901 mil 100 pesos.

Además, se tuvieron que pagar dividendos a los tenedores de los CBFE Serie A de Fibra E por 2 mil 477 millones 650 mil 900 pesos. Lo anterior, originó un “efecto neto financiero desfavorable” de 1 mil 773 millones 749 mil 800 pesos.

En otra auditoría al Corporativo de CFE, correspondiente también a 2020, la ASF emitió el pliego de observaciones 2020-6-90UJB-20-0466-06-001. Los auditores presumen un probable daño o perjuicio, o ambos, a la hacienda pública federal por 5 millones 410 mil 133 pesos. Lo anterior en favor de la empresa Tecniman, SA de CV.

La irregularidad se desprende de la ejecución del contrato 800938585 que ampara la adquisición de un servicio de Análisis de Vulnerabilidades, Cumplimiento y Gestión Continua del Riesgo Tecnológico en la Infraestructura de Cómputo de la CFE. Se trata de un “beneficio económico no justificado que obtuvo el proveedor [Tecniman]”.

Explica la ASF que la CFE pagó a Tecniman 17 millones 927 mil 674.95 pesos por los servicios mencionados. Sin embargo, esta empresa, a su vez, pagó 12 millones 517 mil 541.94 pesos a los proveedores Silent4business, SA de CV, y Adistec México, SA de CV, para que hicieran el ciento por ciento de los trabajos. Es decir, subcontrató sin haber informado a la CFE y se quedó con 5 millones 410 mil 133 pesos.

“La ASF identificó que el proveedor Tecniman, SA de CV, sólo actuó como intermediario, ya que no acreditó con información justificativa y comprobatoria su participación en los servicios proporcionados a la CFE, toda vez que no contaba con la capacidad técnica y humana para realizarlos; la única actividad identificada por este ente fiscalizador fue haber participado en el proceso de licitación, por lo que no se contrató en las mejores condiciones para el Estado.”

Pagos en demasía por 290 millones de pesos a trasnacional española FOTO: 123RF

Cuentas 2018 y 2019: Abengoa

De la revisión de la Cuenta Pública de años anteriores, la CFE Corporativo arrastra 52 acciones pendientes de aclaración por 810 millones 205 mil 900 pesos. De las auditorías de 2018, el monto observado alcanza los 316 millones 501 mil 300 pesos. Mientras que de las de 2019 son 493 millones 704 mil 600 pesos.

Son cuatro las auditorías que destacan. Para el caso de la Cuenta Pública 2018, el máximo órgano de fiscalización del país emitió un pliego de observaciones (el 2018-6-90UJB-22-1771-06-001) por un monto de 290 millones 645 mil 260 pesos. Se trata de “pagos adicionales” que la CFE realizó injustificadamente en el último año del sexenio pasado.

Tales pagos, por los que se presume un daño o perjuicio a la hacienda pública, se derivan del convenio 5 del contrato PIF-016/2011 que la empresa productiva del Estado pagó al contratista sin que determinara el porqué.

En su informe la ASF no revela el nombre de la contratista. Sin embargo, una auditoría interna de la CFE, de 2015, da cuenta que la empresa titular del contrato PIF-016/2011 es Centro Morelos 264, SA de CV. Se trata de una compañía del giro de la construcción de infraestructura eléctrica, de capital español. De hecho, es parte del conglomerado Abengoa, uno de los contratistas preferidos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la CFE durante los sexenios de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Actualmente Abengoa, a través de Centro Morelos 264, es una de las principales constructoras del Proyecto Integral Morelos, un desarrollo energético y extractivista iniciado en el sexenio de Felipe Calderón que ha generado inconformidad entre las comunidades de la entidad. A su cargo tiene la construcción de ductos y una central eléctrica. Los contratos en favor de esta trasnacional superan los 440 millones de dólares, es decir, casi 10 mil millones pesos.

Contralínea solicitó entrevista con la dirección de Abengoa, a través de Nora Muñoz, integrante del equipo de contacto de la trasnacional en México. Sin embargo, la representante se disculpó porque, dijo, “no hay entrevistas, ya que todos los directivos se encuentran realizando home office”.

Con respecto de 2019, son tres pliegos observatorios que señalan probables daños o perjuicios a la hacienda pública federal por más de 100 millones de pesos cada uno.

El mayor, 2019-6-90UJB-19-0433-06-001, documenta irregularidades por 221 millones 407 mil 660 millones de pesos por salidas en efectivo que no se apegaron a lo que establece el Manual Institucional de Procedimientos Administrativos de Tesorería (numeral 3.5.4). La causa probable de la irregularidad es la “falta de supervisión”, según la Auditoría.

Descontento popular por el Plan Integral Morelos en el que participa Abengoa FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA / CUARTOSCURO.COM

Otro pliego de observaciones emitido por la ASF al corporativo de la CFE es el 2019-6-90UJB-22-0436-06-001. El daño que presume es por 158 millones 46 mil 850 pesos. Se trata de una diferencia en la clave de cartera 1418TOQ0008 Mantenimiento a Unidades Generadoras Termoeléctricas de Vapor Convencional 2014-2016. En específico, la Oficina de Presupuestos CFE Generación II EPS reporta una erogación de 993 millones 7011 mil 617 pesos, mientras que el que reportan cuatro centrales a las que se dirigieron los recursos señalan que en realidad fueron 835 millones 654 mil 770 pesos.

Finalmente, con el pliego de observaciones 2019-6-90UJB-22-0435-06-002, la ASF señala un probable daño a la hacienda pública por 102 millones 346 mil 140 pesos. De nueva cuenta, la irregularidad es una inconsistencia entre lo que se reporta que se eroga y lo que realmente se ejerce. En este caso también está involucrada Generación II EPS. Para un programa de mantenimiento de generadoras termoeléctricas reportó una erogación de 1 mil 82 millones 609 mil 785 mil 180 pesos; sin embargo, sólo se comprobaron transferencias bancarias por 980 millones 263 mil 644 pesos.

La causa probable de estas dos irregularidades, apunta la ASF en las respectivas auditorías, es el “deficiente control administrativo y registro contable de los recursos reportados”. El director corporativo de Finanzas es Edmundo Sánchez Aguilar.

Contralínea solicitó entrevista con el director general de CFE, Manuel Bartlett Díaz, o con quien él designara, para informar sobre las observaciones detectadas por la ASF, a través del coordinador corporativo de Comunicación Social Luis Bravo. Sin embargo, al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

El Corporativo de la CFE es la cabeza de esta empresa del Estado mexicano. Cuenta con un Consejo de Administración, una Dirección General y cinco Direcciones Corporativas Generales: de Administración, de Finanzas, de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura, de Negocios Comerciales y de Operación.

Mientras, la estructura de las subsidiarias y filiales de la CFE se divide en seis grandes rubros: Generación, Transmisión, Distribución, Suministro, Comercialización de Combustibles y Telecomunicaciones.

Te puede interesar: Bartlett exhorta a diputados defender a la CFE de intereses extranjeros

2 comentarios

  1. Excelente reportaje puntual sobre el manejo “administrativo” de los dineros del pueblo. Hay que cambiar al grupo de “administradores” junto con su Jefe.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *