Contralinea

Miguel Badillo

28 Feb 2021 a las 7:02 pm

El exlí­der petrolero Romero Deschamps mantendrá salario en Pemex hasta 2024

Carlos Romero Deschamps

El prií­sta Carlos Romero Deschamps se negó a jubilar, luego de ser conminado a abandonar el liderazgo del sindicato petrolero. Así­, llegó a un acuerdo en Pemex para seguir cobrando su salario “con todas las prestaciones“ por lo menos hasta 2024: le autorizaron todas las vacaciones que supuestamente no habí­a tomado en 27 años

El principal ejemplo de corrupción, abuso y cinismo en Petróleos Mexicanos (Pemex) es el exsecretario general del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps, quien después de una vida de lujos y excesos a costa del erario público y de las cuotas cobradas a los trabajadores petroleros “sin olvidar su participación directa en aquel desvío millonario de recursos públicos para la campaña presidencial del PRI en el conocido caso como Pemexgate“, ahora resulta que se niega a jubilarse para seguir cobrando su salario en Pemex con todas las prestaciones por lo menos hasta 2024.

Este abuso sin límite de Romero Deschamps en las últimas tres décadas continúa debido a la inexperiencia en las negociaciones con el sindicato y el desconocimiento que tienen de Pemex su director general, Octavio Romero, y el director corporativo de Administración y Servicios, Marcos Herrería, quienes no han podido hacer que se aleje de la empresa el exlíder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), quien sigue al mando del Comité Ejecutivo.

En varias reuniones, el grupo directivo de Pemex ha planteado a Romero Deschamps que ya es hora de su jubilación, pero con cinismo éste lo ha rechazado bajo el argumento de que primero hará efectivas sus vacaciones correspondientes a los 27 años que ocupó la Secretaría General del Sindicato y nunca las tomó. Ello, sumado con otras prestaciones, días de descanso y permisos con goce de sueldo, entre otros beneficios, prolonga hasta el año 2024 que el exlíder charro siga cobrando su oneroso salario en perjuicio de las finanzas petroleras del Estado.

Aunque el salario es lo que menos le importa a Romero Deschamps, pues ya cuenta con una inmensa fortuna acumulada en casi tres décadas de manipular al Sindicato, lo que realmente le interesa es continuar dando órdenes al secretario general interino Manuel Limón y a todo el Comité Ejecutivo del STPRM para que, en representación de su partido, el PRI, ejerza desde el interior de Pemex una fuerza opositora a los proyectos petroleros del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los principales operadores de Romero Deschamps en el sindicato son tres: el secretario general interino Manuel Limón Hernández, diputado prií­sta; el líder de la sección 34 del Valle de México, Héctor Sosa; y Fernando Navarrete Pérez, dirigente de la sección 35 en Tula, Hidalgo, y también diputado del PRI.

Con las próximas elecciones en puerta y a unos días de la celebración del aniversario de la expropiación petrolera, del 18 de marzo, al interior de Pemex los líderes sindicales de diversas secciones preparan protestas contra la Dirección General de Pemex y la Dirección Corporativa de Administración y Servicios por lo que consideran abusos, despidos injustificados, contratación de trabajadores de confianza, bloqueo de plazas sindicalizadas y otros incumplimientos al Contrato Colectivo.

Asesorados por Romero Deschamps, los dirigentes sindicales han amenazado hasta con paros en Área de producción y distribución de combustibles.

Se ha planeado paralizar las cuatro terminales de distribución del Valle de México que controla el líder de la sección 34 Héctor Sosa, compadre de Romero Deschamps, quien asegura en reuniones plenarias del sindicato que ya tiene hasta un lugar apartado en el Zócalo para protestar contra el presidente el próximo 18 de marzo, comentó uno de los líderes asistentes a dichos encuentros.

Con la estrategia que planean los líderes petroleros, buscan obtener permisos económicos para cientos de trabajadores a fin de que puedan participar en plantones y bloqueos en las cuatro terminales de distribución de combustibles del Valle de México, las cuales abastecen a más de 1 mil gasolineras de la Ciudad de México y el Estado de México, lo que provocará protestas de la población en contra del gobierno de la 4T.

Trabajadores petroleros consultados comentaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador debe saber que los representantes de Pemex que participan en las pláticas previas con el Sindicato, celebradas en las ciudades de Tampico y Querétaro, no tienen capacidad ni conocimiento para enfrentar a los líderes sindicales, y un ejemplo es que en una de las últimas reuniones el sindicato exigió una “corrida escalafonaria” para los trabajadores petroleros, y Marcos Herrería “representante de la empresa“ lo primero que hizo fue preguntar “qué es eso”, lo que provocó risas y burlas de los líderes que asistieron.

A las pláticas previas realizadas en Tampico con el director corporativo de Administración y Servicios de Pemex, asistieron los secretarios generales de las secciones 1 de Ciudad de Madero, 33 de Tampico, 36 de Reynosa, 3 de Altamira, 13, 51, 49, 30 y 25. En la reunión de Querétaro participaron los líderes de las secciones 45, 34, 43, 39, 15 y 24. Todo lo que se comentó en esas dos reuniones con el funcionario de Pemex fue informado al exlíder Romero Deschamps.

Al encuentro de Querétaro, el líder de la sección 34, Héctor Sosa, llegó con un cúmulo de expedientes que, según él, probaban la contratación de aviadores en Pemex por parte de Marcos Herrería y exigió que el gobierno de López Obrador ordene una investigación a la Secretaría de la Función Pública.

En conversación telefónica con Franco Veites Palavicini Pesquera, subdirector de Relaciones Laborales y Servicios al Personal en Pemex “quien está bajo el mando de Marcos Herrería“, el secretario general de la sección 35, el diputado prií­sta Fernando Navarrete Pérez, comentó que está muy cerca la salida del director general Octavio Romero, y calificó como un error que Marcos Herrería sea el negociador con el Sindicato, pues este director corporativo ha sido el promotor principal del bloqueo de plazas y eso lo va a pelear muy fuertemente el gremio sindical.

Rocío Nahle se reúne con el líder petrolero Manuel Limón

Apenas hace un mes, el 5 de febrero por la tarde, hubo una reunión plenaria de secretarios generales del STPRM y, previamente, ese mismo dada tuvo un encuentro a las 10 de la mañana el secretario general interino del Sindicato, Manuel Limón, con la secretaria de Energía, Rocío Nahle. Dicho encuentro privado habría sido gestionado por el exlíder Carlos Romero Deschamps, según él mismo ha comentado a trabajadores petroleros.

Después de su reunión con Nahle, el diputado priísta Manuel Limón se trasladó a la plenaria que inició a las 12 horas en la sede del Sindicato en la calle de Zaragoza 15, colonia Guerrero. Allí­, Limón presumió que la secretaria de Energía ofreció todo el apoyo al Sindicato, al punto de que si era necesario ella misma hablará con el presidente de la República para resolver cualquier diferencia que hubiera con la Dirección de Pemex.

Cuando el director general de Pemex, Octavio Romero, y su negociador Marcos Herrería se enteraron de la reunión, montaron en cólera e hicieron berrinche, pues consideran un error que Rocío Nahle reciba al líder del sindicato previo a las negociaciones del Contrato Colectivo y a la celebración del aniversario de la expropiación petrolera, porque lo único que hace es debilitar más a la empresa y a su director general, con quien la secretaria de Energía tiene fuertes diferencias.

Te puede interesar: Los contratos de las plantas de hidrógeno de Pemex, rematadas a precio chatarra