Es mentira que hay democracia en la UNAM: investigadora

Redacción - 17 Nov 2021 a las 6:59 pm
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

La estructura de gobierno que opera en la UNAM “es medieval, con una Junta de Gobierno que pone el rector”, consideró la investigadora María de la Luz Arriaga. Por ello, señaló que es mentira que haya democracia en la máxima casa de estudios del país. Asimismo, advirtió que uno de los elementos que refleja cómo el neoliberalismo se enquistó en la institución es la diferenciación salarial entre los funcionarios universitarios y los profesores, donde hay una brecha enorme

Para la comunidad universitaria es muy importante reflexionar qué es lo que está pasando en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró la doctora en estudios latinoamericanos María de la Luz Arriaga. Al respecto, señaló que “es mentira que hay democracia [en la máxima casa de estudios del país]”.

La profesora de la Facultad de Economía e investigadora  del Centro de Análisis de Coyuntura Económica, Política y Social advirtió que las autoridades universitarias han dicho que hay democracia, que todo es horizontal, pero “no es cierto. No existe democracia: todo está en una estructura de gobierno medieval, con una Junta de Gobierno que pone el rector”.

En entrevista con Contralínea –a propósito de la mesa de análisis “¿Cómo el neoliberalismo asaltó a la UNAM?”, convocado el 17 de noviembre–, la académica explicó que el rector –cargo que actualmente ocupa el doctor Enrique Graue– “hace propuestas de quiénes van a ser los [integrantes] de la Junta de Gobierno en el Consejo Universitario. Vemos que es una instancia demasiado antidemocrática donde los directores, por ser directores, tienen cabida”.

La también maestra en ciencia política y licenciada en economía consideró que las cúpulas de poder enquistadas en la UNAM “han estado restringiendo espacios: desaparecieron la vida colegiada”.

A raíz de los señalamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador de que la UNAM es conservadora, que hizo eco del neoliberalismo en el CACEPS, indica la doctora Arriaga, han reflexionado que lo más importante es que se refiere a la UNAM como institución, no a los individuos.

FOTO: UNAM/CUARTOSCURO.COM

Respecto de la conducción de la universidad, indicó que “se han instalado burocracias que no han cumplido con las funciones que la propia Ley Orgánica le da a la  UNAM, de establecer su docencia, su investigación, su extensión, su difusión a partir de las necesidades de desarrollo del país, y no de grupos de poder, no de grupos de interés ni tampoco de grupos empresariales –que, por supuesto, son grupos de interés–, o de partidos políticos. Creo que esto es muy importante”.

La académica de la Facultad de Economía agregó que no se ha cuestionado a investigadores y profesores que han estudiado y criticado las políticas neoliberales. “Lo que está en cuestión es qué se hizo como institución, como UNAM para combatir estas políticas, y creo que allí le quedamos debiendo al país. Ése es el señalamiento”.

En ese mismo contexto, observa que la propia institución sufrió transformaciones al interior: “uno de los elementos para que se instalara el neoliberalismo en la UNAM fue la diferenciación salarial entre los académicos. Instrumentar elementos internos de control del proceso de trabajo principalmente de investigadores, de profesores, a partir de los esquemas de productividad: se rompió el principio constitucional de ‘a trabajo igual, salario igual’. Eso no existe en la UNAM ni en ninguna universidad hoy en día. Entonces, ¿qué es lo que está atrás?, un elemento para controlar pero también empezó a haber una separación, creció la brecha entre los salarios y las prestaciones  que perciben los funcionarios universitarios y los profesores como tales. Eso se elevó enormemente”.

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Otra repercusión fue la sistemática exclusión de los aspirantes a cursar carreras universitarias. Al respecto, consideró que mientras las leyes, la Constitución establecen que la educación en México es un derecho, en la UNAM, con el neoliberalismo, “la han convertido en una responsabilidad individual con los exámenes y la exclusión”.

Asimismo, sobre la idea de que estas declaraciones del presidente López Obrador violentarían la autonomía de la UNAM, la investigadora destacó: “no es cierto que tengamos toda la libertad para ejercer la autonomía, empezando por los presupuestos que siempre están acotados, y siguiendo por la injerencia de los grupos empresariales. ¿Qué es lo que hace el neoliberalismo?, cuando se instauran estas políticas a nivel nacional, pues el eje es la privatización, la desregulación y  buscar una parte ideológica fundamental. Hay quienes le llaman globalización o  mundialización,  pero tiene mucho de ideológico y eso permeó totalmente a la UNAM. Hoy en día privan criterios individualistas, de competencia y ha sido todo un proceso”. 

Para la doctora Arriaga, la autonomía sí es una parte muy importante de la vida universitaria, “que nos costó mucho obtener a nivel de las luchas estudiantiles y de profesores y mantenerla”.

Te puede interesar: Con la derecha en la UNAM, los cambios deben venir desde dentro: AMLO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *