Contralinea

Érika Ramírez

28 Abr 2021 a las 8:37 pm

Granizo, tras plomo; los desplazados de Tierra Blanca Copala a la intemperie

víctimas de desplazamiento forzado de la comunidad de Tierra Blanca Copala

Un niño indígena triqui barre el granizo que cae sobre una de las principales avenidas de la Ciudad de México, Eje Central. Las mujeres corren con sus huipiles coloridos y empapados, se mojan los pies, calzados con huaraches de hule.

Ellos han sido víctimas de desplazamiento forzado de la comunidad de Tierra Blanca Copala, Oaxaca. Pasan los días resguardados en casas de campaña, forradas de hule. En sus hogares, allá en el pueblo, hay gente ajena, que en febrero pasado los hizo huir tras una lluvia de plomo.

Permanecen en la capital del país, a la espera de que la seguridad llegue a su tierra, con la presencia de la Guardia Nacional. “Si se dejara de politizar el tema y realmente hubiera atención para las víctimas, esto no estaría pasando”, dice Horacio Santiago, uno de los indígenas triquis que se encuentra en un plantón a las afueras del Palacio de Bellas Artes.

Apenas hace dos días, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI) emitió un comunicado en el que solicita al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y al subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, “se dé cumplimiento a los acuerdos establecidos, así como la creación de una mesa de trabajo interestatal, a la brevedad posible; para acordar el retorno seguro de los desplazados de Tierra Blanca, así como para la solución definitiva del desplazamiento forzado de los pobladores de esta comunidad.

“En caso de que la situación de olvido y abandono continúe por parte de ambos gobiernos, la Asamblea, en conjunto con la dirección colectiva del MULTI”, acordó reanudar el próximo 04 de mayo, la “Caravana por la pacificación del pueblo triqui” y se realizarán acciones en: la Ciudad de Oaxaca, Oaxaca; Ciudad de México; Hermosillo, Sonora; San Quintín, Baja California y Seattle, Estados Unidos.

El pasado 8 de abril, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario respondió a Contralínea, que la dependencia ha “mantenido una relación permanente con los representantes de las cuatro organizaciones de la región triqui, lamentablemente no hemos podido consolidar la mesa para construir un proceso de paz y eso tiene que ver particularmente porque, teniendo el acuerdo con el Multi, que son quienes se encuentran aquí en la Ciudad de México, ellos decidieron no presentarse a la reunión que ellos mismos propusieron y que llevamos a cabo aquí en Palacio Nacional.

“Independientemente de ello, hemos mantenido permanente la comunicación y también a los grupos desplazados principalmente en la comunidad de Yosoyuxi e incluso como parte de la Secretaría de Gobernación hemos estado ya en Tierra Blanca buscando generar las condiciones para un retorno seguir.

“Es más, hay un campamento ya establecido de la Guardia Nacional en el entronque de la carretera Yosoyuxi y Tierra Blanca en la comunidad de Carrizal, de modo tal que ahí seguimos trabajando, se brindó el apoyo humanitario, la atención médica, se ha brindado el registro de condición de víctimas, el registro nacional de Víctimas de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, se les ha brindado atención jurídica, prácticamente se ha convenido y cumplido todo lo que habíamos señalado y tenemos que generar las condiciones para este retorno seguro y evitar que una actuación indebida de la autoridad genere más violencia.

“Y no vamos a apoyar a ninguno de los grupos, todos tienen que coadyuvar y esperemos haya sensibilidad de los dirigentes también para no desgastar y exponer a la propia comunidad.

–Contralínea: Lo que nos comentan es que se mantienen en la comunidad de Tierra Blanca personas que fueron las que entraron armadas a la comunidad y desplazaron a estas personas.

–Encinas Rodríguez: “Así es, hay en ese sector y hay también los habitantes de Tierra Blanca que pertenecen a otra organización o a otras dos organizaciones.

“Es un problema que surgió tras la muerte, tras la pérdida lamentablemente del representante de la comunidad y eso abrió un conflicto interno entre las distintas organizaciones.

“Y por eso es importante construir ese proceso de paz, porque el hecho de una intervención de presencia de la Guardia Nacional no necesariamente resuelve el riesgo de violencia entre las propias comunidades, tiene que haber un acuerdo que permita reconciliación y que todos puedan vivir en paz no sólo en Tierra Blanca, sino en muchas regiones de esta zona triqui”.

–Contralínea: ¿Hay fecha para una próxima cita, reunión?

Encinas Rodríguez: “Todos los días hay comunicación con ellos, no hemos perdido el contacto y la comunicación, estamos desahogando muchas de sus preocupaciones.

“Ayer mismo nos reunimos con el nuevo fiscal del estado de Oaxaca para analizar la situación de los procesos penales que tienen abiertos dirigentes de todas las organizaciones y por supuesto es uno de los temas que mayor tensión genera”, expuso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *