Grupo Kosmos, de familia Landsmanas, bajo investigación financiera y judicial

Miguel Badillo - 05 Sep 2021 a las 7:00 pm
publicidad de grupo Kosmos

La Unidad de Inteligencia Financiera, la Función Pública, la Procuraduría Fiscal, el SAT y el Centro Nacional de Inteligencia investigan al contratista Grupo Kosmos –de la familia Landsmanas–, bajo acusaciones de tráfico de influencias, corrupción, manipulación de información privilegiada, venta de productos con sobreprecio de hasta el 120 por ciento y distribución de alimentos en mal estado. En la mira de las autoridades, sus principales empresas: La Cosmopolitana, Kol Tov y Productos Serel

Bajo acusaciones de tráfico de influencias, corrupción, manipulación de información privilegiada, venta de productos con sobreprecio de hasta el 120 por ciento y distribución de alimentos en mal estado, el Grupo Kosmos –de la familia Landsmanas– es investigado desde 2019 por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Secretaría de la Función Pública (SFP), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Procuraduría Fiscal y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), además de congelar cuentas bancarias y realizar auditorías a sus principales empresas: La Cosmopolitana, SA de CV; Kol Tov, SA de CV; y Productos Serel, SA de CV.

Sin embargo, hasta ahora ninguna autoridad federal, estatal o municipal ha podido contener a Kosmos: tan sólo sus tres principales empresas (La Cosmopolitana, Kol Tov y Productos Serel) obtuvieron entre 2018 y 2021 contratos por 18 mil 440 millones de pesos, tanto del gobierno federal como de administraciones estatales y hasta municipales.

Este grupo empresarial de la familia Landsmanas ha utilizado sus relaciones políticas para conseguir contratos en los últimos cuatro gobiernos: Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y López Obrador; la diferencia es que ahora hay investigaciones abiertas por la supuesta entrega de sobornos a funcionarios y presuntas amenazas a quienes traten de quitarles el negocio de abasto y venta de alimentos, principalmente.

El consorcio de la familia Landsmanas, de origen lituano e integrante de la comunidad judía en el país, se califica a sí mismo como “el grupo de empresas más grande de México en servicios de alimentación”. Y razones no le faltan porque representa un monopolio de alimentos a través de 45 empresas y, en por lo menos 20 de ellas, comparte los mismos socios, accionistas y/o representantes legales.

Son cuatro empresas que están ahora en la mira de las autoridades fiscales y judiciales, así como de los órganos de inteligencia y seguridad nacional: Productos Serel, La Cosmopolitana, Kol Tov y Abasto de Fármacos. Éstas comparten una lista de socios, accionistas y representantes legales que también son investigados: los hermanos Ilja y Jorge Landsmanas Dymensztejn, Jack Landsmanas Stern, Jacobo Gary Braun, Jesús Verduzco Medrano, Julio Blanco Pérez, Luis Alberto Rodríguez Hernández, Jacobo Lázaro Zaorín Dabbah, Alfredo Servín Pérez, Ruth Delgado Rodríguez, José Ramón Aquique Organes, René Elizalde Graciano, Norma Silvia Figueroa Herrera.

En las indagatorias se descubrió que Grupo Kosmos utiliza a la facturera Makura Interconsultoras, SA de CV, para realizar operaciones simuladas (EFOS), infringiendo el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, relativo a que un contribuyente, en este caso persona moral, “emite comprobantes fiscales sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir y comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes”.

Otras tres empresas que también son investigadas por su relación con Grupo Kosmos en ingreso-gasto de facturas electrónicas son ISA Corporativo, involucrada en publicidad en medios de transporte; Vector Casa de Bolsa; y Fideicomiso Fibra Uno, de inversión en bienes y raíces.

El éxito de este grupo empresarial empezó al hacer negocios en los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, cuando el foxismo le otorgó los primeros contratos gubernamentales por 6 millones de pesos. Para 2009, el gobierno calderonista los incrementó a 343 millones de pesos; y fue hasta la administración priísta de Enrique Peña Nieto cuando se expandió aún más: en 2018 lograba asignaciones por 5 mil millones de pesos.

Fue tal la deuda acumulada en las últimas tres administraciones panistas y priísta con el Grupo Kosmos que, al iniciar su mandato Andrés Manuel López Obrador (diciembre de 2018), el gobierno federal le debía a ese corporativo 10 mil millones de pesos, principalmente por contratos de alimentos con la Policía Federal, el organismo descentralizado de Prevención y Readaptación Social y el IMSS.

Ante las múltiples irregularidades en la contratación de ese monopolio de abasto de alimentos a cuerpos policiales, reclusorios federales y hasta guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social, el presidente López Obrador instruyó en 2019 a diversos funcionarios que buscaran renegociar la modificación de los contratos que había con Kosmos, pero en respuesta empezaron las amenazas, algunas hasta de muerte, en contra de administradores de la Policía Federal, de Prevención y Readaptación Social, y hasta en guarderías.

Sin embargo, lo más grave fue lo ocurrido en 2019, cuando el gobierno federal intentaba modificar los contratos, y 25 niños y niñas de entre 4 semanas de nacidos y 5 años de edad, internados en una guardería del IMSS, resultaron intoxicados por el consumo de alimentos en mal estado. Según las autoridades responsables de investigar el hecho, se trató de un sabotaje de Kosmos en colusión con funcionarios de la Delegación de la Zona Sur de dicho instituto de salud. Otro caso también delicado fue la intoxicación de poco más de 600 presos en reclusorios federales que consumieron alimentos contaminados distribuidos por las empresas de ese grupo de alimentos.

Ese consorcio también sostuvo negocios comerciales con el gobierno local de la Ciudad de México en administraciones anteriores, y en las indagatorias se descubrió que Luis Ernesto Serna Chávez –exsecretario particular del entonces jefe de gobierno, el ahora senador perredista Miguel Ángel Mancera– gastó 23 millones de pesos con una tarjeta de American Express correspondiente a la cuenta bancaria de la familia Landsmanas. Según las autoridades, se trató de un soborno al exfuncionario del gobierno perredista.

Kosmos también enfrentó problemas legales internacionales, pues su empresa La Cosmopolitana, una de las tres empresas mexicanas acusadas de vender despensas al gobierno federal con sobreprecios de hasta 120 por ciento, fue acusada de abastecer de leche radioactiva a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en Venezuela.

Los contratos de Grupo Kosmos

En la larga lista de entidades públicas con las que han negociado la asignación de contratos multimillonarios y que ahora son supervisadas por los órganos fiscales, de auditoría y de inteligencia del gobierno federal, destacan varias secretarías del gobierno federal: Gobernación; Seguridad y Protección Ciudadana; Secretaría de Hacienda y Crédito Público; Salud; Educación Pública; e incluso la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México.

También han hecho negocios con Grupo Kosmos la empresa del Estado Petróleos Mexicanos, el Servicio de Administración Tributaria, la entonces Procuraduría General de la República, Nacional Financiera, Diconsa, Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Aeropuertos y Servicios Auxiliares, y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

En la República destacan los contratos asignados por los gobiernos de la Ciudad de México, Puebla, Estado de México, Chiapas, Quintana Roo, Morelos, Michoacán, Sonora, Sinaloa, Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Veracruz y Tamaulipas.

Los contratos con las entidades de salud pública destacan: Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinosa de los Monteros, Hospital Juárez de México, Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga, Hospital Infantil de México Federico Gómez, Instituto de Salud del Estado de México, Instituto de Seguridad Social del Estado de México, Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, Instituto de Salud Pública del Estado de Guanajuato, Industria Jalisciense de Rehabilitación Social y Servicios de Salud de Veracruz.

Los negocios con el DIF: Sistema Para el Desarrollo Integral de la Familia, Sistema Para el Desarrollo Integral de la Familia del DF, Sistema Municipal Para el Desarrollo Integral de la Familia, Sistema Estatal Para el Desarrollo Integral de la Familia, Sistema Para el Desarrollo Integral de la Familia en Yucatán y Sistema Para el Desarrollo Integral de la Familia de Baja California. También están el Consejo Estatal Para el Desarrollo Integral de los Pueblos y Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social, entre otros.

Los municipios donde Kosmos ha logrado también hacer negocios están en Chiapas: Chamula, La Trinitaria, San Cristóbal de las Casas, Comitán de Domínguez, Chilón, Ocosingo, Las Margaritas, Villaflores y Tuxtla Gutiérrez.

La Cosmopolitana ha logrado obtener más de 12 mil millones en 88 contratos le otorgaron entre 2018 y 2021, de los cuales casi la cuarta parte, 20 contratos, corresponden al gobierno de López Obrador.

  1. Jalisco: un contrato (sin número) asignado en 2020, mediante licitación pública, a la empresa La Cosmopolitana por la Secretaría de Seguridad local, para la adquisición, elaboración y distribución de alimentos para cárceles en 2021 por 242 millones 891 mil 820 pesos.
  2. Colima: un contrato SAYGP/LP-007-2018/DGAABS/DABS/CGJ, asignado por la Secretaría de Administración y Gestión Pública en 2019, mediante licitación pública, a las empresas La Cosmopolitana y Productos Serel, por un monto de 62 millones 617 mil 684.50 pesos, para el servicio de alimentación (desayuno, comida y cena).
  3. Baja California: un contrato OM-CESISPE-007-2021, asignado en 2021 por la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario a La Cosmopolitana, mediante licitación pública, por 751 mil 987.34 pesos. El objetivo: el suministro de insumos, víveres y productos para el procesamiento de alimentos.
  4. Zacatecas: dos contratos SA/DJ/PS/052/2018 y SAD/DJ/LPE/008/2019 asignados por la Secretaría de Administración a La Cosmopolitana para servicio de alimentos al Cereso Varonil de Zacatecas en 2018 y dos centros penitenciarios más en 2019, por un monto total de 3 millones 863 mil 231.04 pesos. Uno de los contratos fue asignado de manera directa y otro por licitación.
  5. Morelos: el contrato DGPAC/SER03/2019 asignado en 2019 por la Secretaría de Administración a La Cosmopolitana por 73 millones 657 mil 328 pesos, para el servicio de preparación de raciones alimenticias para consumo humano y suministros a la Coordinación Estatal de Reinserción Social.
  6. Veracruz: dos contratos SSP-UA-010/18 y 001/19 por 340 millones de pesos en total, que asignó sin licitar la Secretaría de Seguridad Pública a La Cosmopolitana para el suministro de víveres e insumos de alimentos.

Adicionalmente, la empresa Productos Serel obtuvo 91 contratos por más de 4 mil millones de pesos entre 2018 y 2021; de éstos, 41 contratos corresponden al gobierno federal y el resto a gobiernos estatales. Y la empresa Kol Tov obtuvo dos jugosos contratos del gobierno federal, uno en 2018 y otro en 2019, por 2 mil 417.5 millones de pesos en total.

 

Te puede interesar: SAT y UIF vinculan a inmobiliarias con Claudio X González y Andrés Holzer

1 comentario

  1. será que como afirmo peña la corrupción es cultural…¿?, simulación de licitación pública y el billetazo por delante, viejos esquemas, caras nuevas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *