Por Covid-19, desempleo e incertidumbre: Del Olmo

José Réyez - 02 Sep 2021 a las 12:42 pm
FOTO: 123RF

Entre 2020 y 2024 se generarán 3.3 millones de empleos formales nuevos,  los cuales resultan insuficientes ya que cada año la demanda de puestos de trabajo suma 1 millón de jóvenes. Y para el 2025 la tasa de desempleo será de 12.5 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), prevé el analista en seguridad nacional y prospectiva económica Mario Vignettes del Olmo.

Asegura que los efectos combinados de Covid-19 y de la política frente a la inversión productiva, resulta en una precarización del mercado laboral en términos de salario real y en el estancamiento de los índices de productividad.

El empleo informal se ve presionado por la migración centroamericana y la proliferación del trabajo infantil. Por el encierro sanitario y el aumento del trabajo doméstico, la incorporación de las mujeres al mercado laboral es más lenta y en términos más desfavorables creando una brecha de género notable.

Las distorsiones salariales provocadas por las reglamentaciones uniformes derivadas del capítulo 23 del T-MEC son evidentes. Solo la industria automotriz paga 17 dólares la hora, pero el sector de autopartes se contrajo severamente entre 2021 y 2023.

En su Análisis Laboral y de prospectiva económica, el experto describe los escenarios plausibles para México en 2025, “con base en la extrapolación cualitativa de las tendencias observadas en 2020 y en indicadores estructurales”.

Del Olmo plantea que las inspecciones laborales realizadas por estadunidenses en territorio mexicano ya provocaron roces diplomáticos y sanciones dirimidas en paneles trilaterales donde México ha sido condenado reiteradamente.

Señala que por efecto de la reforma a las pensiones, la informalidad es del 63 por ciento de la PEA en 2025 y la proporción de jubilados, pero con rentas menores al 25 por ciento de su salario y ello a costa de las aportaciones patronales y de aumentos salariales simbólicos para los trabajadores formales en ejercicio.

El 70 por ciento de los 4.2 millones de trabajadores sujetos al outsourcing en 2020 pasó a la informalidad y el resto son empleados vía contratos civiles por obra determinada. “La reforma al outsourcing resultó en la contracción de la recaudación de IVA y tuvo el efecto de acotar la creación de empleos nuevos productivos y debilitar el sector de servicios”, subraya el investigador.

Resalta que en el contexto del 2025 es resultado de la contracción presupuestal generalizada a nivel federal combinada con el subejercicio presupuestal; el endurecimiento de las relaciones trilaterales en el tema; y la falta de apoyo federal a las mipymes.

Concluye que, para entonces, el Centro Federal de Conciliación y Registros Laborales y sus homólogos estatales se muestran parcialmente eficientes debido a presupuestos escasos, la resistencia de líderes sindicales históricos y la presión de legisladores de extracción sindical.

Te puede interesar: 60% de mexicanos no tiene seguridad social: AMLO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *