Contralinea

Por pandemia, falta hasta 30% de vacunas para la niñez

vacunas

La atención prioritaria a la pandemia de Covid-19 ha impactado negativamente en otros temas de salud de la infancia, como la vacunación, señala en entrevista el psicólogo Juan Martín Pérez García. El director de la Redim alerta sobre el desabasto en la cartilla de vacunación de hasta el 30 por ciento; por lo cual, advierte, podrían haber brotes de enfermedades ya erradicadas

La infancia mexicana enfrenta un contexto adverso en temas de salud por el impacto de la atención prioritaria a la pandemia de Covid-19. Ejemplo de ello es el alcance de la cartilla de vacunación para esta población, estimado entre el 65 y el 70 por ciento, alerta el psicólogo Juan Martín Pérez.

“Es muy grave porque enfermedades que habíamos logrado superar van a regresar, como el sarampión”, señala el director ejecutivo de la Red Nacional por los Derechos de la Infancia en México (Redim). Al respecto, recuerda que previo a los primeros contagios del virus SARS-CoV-2, en México hubo un brote de sarampión.

También considera que en este mismo contexto de la emergencia sanitaria, otras enfermedades –como el cáncer, padecimientos renales y cardiacos– se han dejado en segundo plano, y ello –dice– es una grave violación al derecho a la salud: “hay muchas otras muertes que están teniendo niños no vinculadas con la Covid”.

El también Secretario Ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Niños, Niñas y Adolescentes señala que por la misma pandemia se dio la reconversión de camas en hospitales infantiles –como en el Hospital General Infantil de México “Federico Gómez”– por lo que se dejaron de atender otras enfermedades.

“El número de hospitales que están al servicio de niños y niñas se han reducido a partir del tema Covid. Y los hospitales infantiles han estado insistiendo que no tienen los insumos básicos para poder operar: se cerraron las consultas, el seguimiento de enfermedades. Este es el argumento general, sin matices, sin reconocer la diversidad de problemáticas pues se está afectando a la niñez.”

Para el experto en derechos humanos de la infancia, ello es parte de una mirada adultocéntrica por parte de las autoridades mexicanas, que olvida a la niñez y vulnera sus derechos fundamentales, pero también que invisibiliza a los casi 50 mil niños y niñas contagiados por coronavirus.

El psicólogo Juan Martín Pérez afirma que ese olvido total por parte del Estado inició antes de la pandemia, con los recortes presupuestales en programas que beneficiaban a estas poblaciones. Por ejemplo, en  el  Presupuesto  de  Egresos  de  la  Federación  2020  (PEF)  más  de 16  programas  de  atención  a  niñas,  niños  y  adolescentes  fueron  recortados.

No obstante, para 2021 hubo un incremento “mínimo” del 0.2 por ciento en términos reales, de acuerdo con el análisis La infancia y la adolescencia en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021. Consideraciones para tomadores de decisión, elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Las infancias también son responsabilidad del Estado y por ello debe cumplirse la ley para que “todo se solucione”, afirma Juan Martín Pérez. En el contexto de la pandemia hay intereses económicos del mundo adulto (cines, gimnasios, centros comerciales), intereses sindicales de los a maestros y maestras, y también están los político-electorales, de todo tipo, “pero el interés superior de la niñez no se está atendiendo conforme lo establecido en la Constitución”.

Para el director de la Redim, la afectación como sociedad es enorme: uno de cada tres habitantes en México tienen menos de 18 años de edad. Eso significa que cualquier decisión que se toma, buena o mala la pagan ellos porque no son consultados ni involucrados.

Te puede interesar: Supera México los 10 millones de vacunas aplicadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Portada

Internacional