Rezago en pagos a contratistas de Pemex alarma al Consejo de Administración

Nancy Flores - 18 Mar 2021 a las 7:00 pm

Los rezagos que arrastra Petróleos Mexicanos (Pemex) en los pagos a proveedores y contratistas ya encendieron las alarmas de los integrantes de su Consejo de Administración; tanto, que en varias sesiones han solicitado al director general Octavio Romero Oropeza que explique la situación real de la deuda.

[lightbox_gallery hover_zoom=”yes” columns=”2″]
[image src=”https://www.contralinea.com.mx/wp-content/uploads/2021/03/acta_960-1.jpg” alt=””]
[image src=”https://www.contralinea.com.mx/wp-content/uploads/2021/03/acta_960-2.jpg” alt=””]
[/lightbox_gallery]

Tan sólo el pasado 22 de febrero –en la 968 sesión extraordinaria– el Consejo tuvo que aprobar “con urgencia” un mecanismo financiero para hacer frente a los adeudos multimillonarios, y así evitar juicios y sanciones que dañarían el patrimonio de la compañía. Con ello, facultó a la Dirección Corporativa de Finanzas a diseñar e instrumentar una línea de crédito para asegurar los pagos. Ello ayudó a que en el primer bimestre pagara 32 mil millones de pesos.

Pero éste no es el primer “salvavidas” que obtiene Pemex: el 15 de diciembre de 2020 tuvo que implantar un esquema de factoraje financiero por 4 mil 186.9 millones de pesos, a un plazo de hasta 180 días, para “apoyar a sus proveedores”.

Por ello, al interior de la empresa también hay nerviosismo. El propio ingeniero Romero Oropeza ha asegurado a los consejeros que, dada la importancia de lo que ocurre, una vez por semana, sin excepción, se realiza una reunión colegiada para revisar el asunto. En ésta se discuten detalles como a quiénes se les paga, en qué condiciones, con cuáles plazos –todo ello, dependiendo de lo acordado en los contratos–, así como si se trata de empresas pequeñas, medianas, grandes o trasnacionales.

Y es que, con la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19, esta problemática –que se arrastra desde el sexenio de Felipe Calderónse agudizó. Al cierre del año pasado la petrolera reportó que, en el apartado de “Proveedores y otras cuentas por pagar a corto plazo”, los pasivos ascendieron a 297 mil 993 millones 730 mil pesos, lo que también ha motivado, según quejas de empresarios, que haya casos de corrupción en donde les piden “moches” a cambio de que aceleren sus pagos.

La ruta del dinero

En más de cinco sesiones recientes, los integrantes del Consejo de Administración han externado preocupación por los retrasos. Una de ellas fue la del pasado 2 de septiembre de 2020, cuando el ingeniero Romero Oropeza tuvo que destinar varios minutos a explicar la situación, revela el acta de la 960 sesión extraordinaria.

Aquel día, el director general pidió la palabra luego de agotar los temas de la agenda, para “aclarar a los consejeros sus inquietudes y preguntas”. Por ello, ofreció explicarles cómo se genera un pago a proveedores: “el tracto que se tiene que recorrer desde la asignación presupuestal, el pedido, el contrato, la recepción de los bienes, servicios o las obras, la creación de la Codificación de Pagos y Descuentos (COPADEB), la facturación, la instrucción y la programación del pago, la verificación del flujo de efectivo en caja, el pago y las instrucciones del depósito”.

Romero Oropeza indicó que, en general, hay varios pasos que se tienen que seguir para tener una factura y, a partir de las condiciones estipuladas en el contrato o en el acuerdo, depende si a ese proveedor o prestador de servicios se le paga en un mes, en tres o en seis meses. Aunque la realidad es que algunos tienen años sin poder cobrar.

En ese contexto, el ingeniero afirmó que en su administración “los pagos a proveedores no se manejan de manera discrecional, sino en función de la disposición del recurso, el flujo de efectivo y los temas relacionados con la producción, lo urgente, el mantenimiento, las cuestiones críticas. Por ello, para evitar parcialidad, las reuniones semanales son colegiadas: participan todas las áreas de la empresa involucradas, para definir cuáles son los adeudos, cuánto es el recurso que se tiene y cuáles son los compromisos que se pueden establecer con los proveedores”.

De acuerdo con el director general de la petrolera, los proveedores de Pemex Exploración y Producción –que representan más del 95 por ciento de la facturación– aceptaron en aquella ocasión “apoyar negociando un calendario de pagos para el periodo agosto-diciembre de 2020, por lo que se reprogramó de manera consensuada su calendario de pagos”.

Agregó que esta negociación fue necesaria luego de la caída en el precio del crudo, en el consumo de combustibles y en las ventas, por la pandemia de Covid-19. “Los proveedores han aceptado también apoyar a Pemex con una reducción temporal de tarifas, tomando en cuenta las condiciones del mercado”.

De acuerdo con el acta de la sesión extraordinaria, el ingeniero aseguró que Pemex ha apoyado al segmento de la micro y pequeña empresa, pagándoles en tiempo y forma, y sin rezagos. “Otro segmento que se ha protegido es el de los proveedores de refinerías, a los que se paga en tiempo, sin retrasos, por lo que no se tienen facturas pendientes de pago a ningún proveedor, salvo aquellos casos en que se tiene la instrucción de alguna autoridad para detener los pagos”.

Respecto de los adeudos de las administraciones anteriores (de Calderón y Enrique Peña), Romero Oropeza recordó que “el Consejo aprobó un grupo de trabajo para cumplir con la instrucción presidencial de realizar una revisión exhaustiva de la procedencia legítima de dichos adeudos, los cuales se están revisando en conjunto con los consejeros”.

Finalmente, comparó el avance de pago en tres ejercicios. Al respecto, indicó que para el 2 de septiembre de 2018 “se había pagado 195 mil millones de pesos a proveedores y contratistas; en ese mismo periodo, pero en 2019, se habían pagado 201 mil 895 millones de pesos; es decir, un 3.4 por ciento por encima del año anterior. Y en el mismo periodo de 2020, a pesar de la complicada situación, se han pagado 202 mil 64 millones de pesos, un incremento marginal con relación a 2019”.

En contraste, destacó Romero Oropeza, “las condiciones fueron mucho más desfavorables [en 2020] que en 2019. Luego entonces se está sosteniendo el pago a nuestros proveedores y prestadores de servicio, a pesar de todo”. Así la zozobra en la principal empresa del Estado mexicano, que este 18 de marzo celebró el 83 aniversario de la Expropiación Petrolera.

Te puede interesar: Pemex renuncia transferirle a PEP los floteles construidos en Vigo, España

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *