Contralinea

¿El fin de la aventura de los cascos azules mexicanos?

El gobierno de Enrique Peña Nieto deja a las Fuerzas Armadas Mexicanas en la peor crisis de su historia. Para ser justos, tales saldos no sólo son responsabilidad de él. Felipe Calderón es el otro gran artífice del trance que hoy viven el Ejército Mexicano, la Armada de México y la Fuerza Aérea Mexicana.

Más “juguetes” de la Sedena

Pegasus no fue la única adquisición que modernizó las capacidades de los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), al final del sexenio del panista Felipe Calderón.

Tropas de elite contra… la sociedad

De los 39 kaibiles graduados en 2 décadas y media, por lo menos 10 han causado baja de las instituciones mexicanas; algunos han puesto sus conocimientos al servicio del crimen organizado

Las razones de los kaibiles mexicanos

¿México necesita militares con el perfil de los kaibiles? Los especialistas Iñigo Guevara y Samuel González responden. Para el primero, los soldados y marinos mexicanos enviados al Curso Kaibil Internacional para Oficiales enriquecen a las fuerzas especiales mexicanas. El segundo se pronuncia por otro tipo de fuerzas especiales que sean “tan eficaces como respetuosas de los derechos humanos”. Los senadores Ricardo Barroso y Ernesto Ruffo justifican el envío de efectivos mexicanos al adiestramiento kaibil: es por la seguridad, dicen

Entregan con fallas equipo de adiestramiento para Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano

México adquirió un sistema virtual de entrenamiento para las Fuerzas Especiales del Ejército y la Fuerza Aérea mexicanos. La elite de las tropas combatientes se entrenan en un espacio cerrado que reproduce virtualmente calles, carreteras y parajes de cualquier parte del país y América central. Sin embargo, la empresa contratada, Broadlink, entregó un sistema incompleto, con fallas y distinto al esperado por la Sedena. Con esta compra, las Fuerzas Armadas mexicanas estarían consolidando la conformación de cuerpos de elite para “operaciones quirúrgicas”, pero también estarían profundizando su dependencia tecnológica y operativa hacia los militares estadunidenses