Contralinea

IV. Movimientos sociales, “amenaza” para el Estado: Cisen Ed. 503

Maestros, defensores de derechos humanos y del medio ambiente, sindicatos, campesinos, opositores a megaproyectos, normalistas… “atentan” contra la seguridad nacional, según la Agenda Nacional de Riesgos. Por ello, son víctimas de represión, acoso, espionaje, encarcelamiento y muerte.

Cisen: a la “caza” de los campesinos de Atenco

Documentos del Cisen, de los cuales Contralínea posee copia, dan cuenta del seguimiento que el organismo encargado de la seguridad nacional del Estado mexicano desarrolló contra los campesinos de San Salvador Atenco y contra los pueblos y organizaciones que se solidarizaron con ellos.

El ERPI, en fase de acumulación de fuerzas: Jacobo Silva Nogales

Cancelada, la reincorporación del Comandante Antonio a las filas guerrilleras: “sería un estorbo y no un apoyo”, considera Jacobo Silva Nogales en la última parte de la entrevista con Contralínea. Vigente, la lucha armada en México, señala

Jacobo Silva Nogales: los días en el purgatorio

Su ingreso al penal de máxima seguridad le pareció un alivio. No sabía que el “aniquilamiento de la persona” ahora era distinto, pero no había terminado. Compartió crujía con Miguel Ángel Félix Gallardo, Caro Quintero, Francisco Arellano Félix, Chávez Araujo, Pardo Cardona y Tinoco Gancedo. Más tarde, con Ignacio del Valle, líder de San Salvador Atenco, con quien trabó una profunda amistad. Jacobo Silva Nogales, se repuso del más crudo enclaustramiento que se ejerce en México y recuperó a su familia, se convirtió en pintor y se hizo cargo de su propia defensa legal y de la de su esposa. Obtuvo la libertad al ganar el juicio al Estado mexicano en 2009

Jacobo Silva Nogales: los días en el infierno

Sus captores le decían que se encontraba en el infierno. Fue sometido a intensas torturas durante 6 días. El viejo método del policía bueno y el policía malo se le aplicó de inmediato: a las sesiones de tormentos seguían las palabras amables para delatar a sus compañeros