Contralinea

El metalúrgico, el abogado y el leguleyo

Accesoriamente, con el obrero tornero Luiz Inácio Lula da Silva, Felipe Calderón guarda algo en común: el fervor religioso. “Yo soy agradecido a dios –dijo Lula–. De no haber sido por el dedo de dios, no sería normal que un pobre de Caetés, que huyó del hambre, se convirtiera en presidente. El que no cree… Seguir leyendo El metalúrgico, el abogado y el leguleyo