El Belisario Domínguez de Josefina Mac Gregor

No son pocas las biografías de Belisario Domínguez Palencia. Fue un mártir y héroe de la libertad de expresión como derecho constitucional individual y colectivo de la nación mexicana y del simultáneo derecho –eje de la libertad de prensa– para publicar escritos sobre cualquier materia. Pero la biografía, resultado de la minuciosa investigación y brillantes reflexiones de Josefina Mac Gregor es un ensayo de gran calidad literaria, por donde la vida y obra de tan ilustre combatiente por la legalidad y legitimidad de la institución presidencial sustentada en la democracia representativa resulta una aportación singular. Es un trabajo no meramente histórico –porque permanece vigente al tratarse de un asunto que no pierde actualidad– sino que es un acerado ejemplo para nunca dejar de reconquistar esas libertades duramente ganadas desde Francisco Zarco.

Debacle panista: recuerdos de Josefina

Josefina Vázquez Mota pasará a la historia como la candidata presidencial del Partido Acción Nacional (PAN) que condujo a su partido a una de sus principales derrotas históricas; en recompensa, pasado un mes de los comicios, fue nombrada coordinadora de Acción Política del Comité Ejecutivo Nacional del blanquiazul.

Peñismo y Excélsior violan libertades de escribir y publicar

En la retaguardia del calderonismo, ya inició de facto el sexenio peñista. El mexiquense está montado en su triunfo dudoso, debido a las transas de Soriana, Monex, Scotiabank y los tres depósitos de Eruviel Ávila Villegas, desgobernador del Estado de México, que a través de su secretario de Finanzas acaba de reconocer que “hicieron tres depósitos millonarios a particulares, […] donde el particular Marcos González Pak apareció como beneficiario de 50 millones de pesos […]; los otros dos depósitos se realizaron después de la elección del 1 de julio, pero el funcionario no especificó monto ni nombre o nombres de los beneficiarios” (Reforma, 7 de septiembre de 2012).

Campaña de Vázquez Mota: derrota derechista

Como cabía esperar, la campaña de Vázquez Mota ha sido desastrosa, pues es la abanderada del peor de los partidos políticos en México, además de que no tiene carisma ni habilidad política.

A la fecha, el Partido Acción Nacional (PAN) es el único partido confesional del espectro político mexicano, por lo que, en aras de principios religiosos, se opone a libertades individuales, como la práctica del aborto y la diversidad sexual.

Las posibilidades reales de cambio

Más allá de las pasiones partidarias inmediatas que obnubilan el horizonte, es más que evidente que las elecciones no transitan por los patios interiores de la democracia añorada por las mayorías.

Josefina: continuidad de violencia y pobreza

“Josefina, diferente”, es el lema de campaña de Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN a la Presidencia de México para el periodo 2013-2017. Francisco Reveles, doctor en ciencia política, disecciona la plataforma y el discurso electoral de la candidata y no tiene duda: representa la oferta menos diferente en los comicios federales.

Los parientes incómodos de Josefina

De orígenes conservadores y con vínculos en el sector empresarial, Josefina Vázquez Mota, como otros políticos panistas que se han encumbrado, tiene parientes dispuestos a sacar provecho con la influencia de la candidata presidencial.

Josefina y el desfonde del PAN

Buena salida tuvo Josefina Vázquez Mota en la Universidad Iberoamericana donde estudió y de la cual, irónicamente, había renegado. A pesar de las mantas en contra, los reclamos por la tragedia de la guardería ABC –a tres años del siniestro–, las descalificaciones de que trataba de satisfacer a sus públicos con discursos entrecruzados –según María José López, una de las que organizaron el acto contra Peña Nieto– y que aceptó los reclamos de varios, la candidata blanquiazul salió incluso entre porras de sus seguidoras.

Homofobia panista

Hace algunas semanas la candidata presidencial panista, Josefina Vázquez Mota, se manifestó en la Universidad La Salle “en favor de un debate donde se aborden las posibilidades de legalizar la mariguana, respetar la libertad de la sexualidad y no apoyar iniciativas que criminalicen el aborto” (La Crónica de Hoy, 14 de mayo de 2012).

Los trabajadores y su decisión electoral

El tema de la generación de empleos se va colocando como uno de los insalvables pendientes en la agenda de los candidatos presidenciales; hace seis años, a cambio de su voto, Calderón prometió a los mexicanos, convertirse en el “presidente del empleo” y generar 1 millón de puestos de trabajo anuales y bien remunerados que ayudaran a resarcir el poder adquisitivo de los trabajadores. Hoy, a la distancia, no hay generación de empleos, los salarios han visto pulverizar su poder de compra en un 42 por ciento y, peor todavía, la clase trabajadora ha enfrentado una de las peores embestidas en toda su historia por parte del gobierno federal.