Corrupción en federaciones, origen del fracaso olímpico

En los primeros días de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en términos generales, la delegación mexicana sumó sólo fracasos. El origen de esta tragedia anunciada es, en esencia, la corrupción que abunda en las federaciones deportivas y no tanto el empeño de los atletas, a quienes debemos reconocer su esfuerzo que se da en un contexto de escaso o casi nulo apoyo gubernamental.