Baño de sangre de Bruselas, las implicaciones de Turquía

Hace 6 meses que Turquía viene conminando a Francia, Bélgica y Alemania a que la ayuden a liquidar el movimiento kurdo de liberación nacional. Francia se había comprometido a desplazar a los kurdos de Turquía hacia Siria. Pero al no ser ya capaz de cumplir su promesa, Francia fue el primer país afectado por los atentados. Bélgica, que concede asilo a los kurdos, acaba de ser el segundo blanco

Moscú, una muralla frente al Estado Islámico

La Casa Blanca ha comenzado a reconocer que en Siria ya no hay grupos armados “moderados”. Desde 2012, Moscú viene alertando a Occidente que es necesaria una nueva coalición como la que derrotó al nazismo. El siguiente paso del Kremlin es aislar a Turquía