El PAN y su efímero paso por el gobierno

Decía un connotado analista que “cada vez que la economía va mal, al partido en el gobierno le va mal”. Es fácil rebatir esa idea simplemente si vemos que, en 1982, José López Portillo dejó un país en quiebra  y su partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), no perdió.   Horacio Esquivel*