Author: José Enrique González Ruiz*

Artículo

También se derrumbó la verdad histórica en la UACM

Igual que Murillo Karam de la Procuraduría General de la República, el C Anaya Gallardo Federico salió por la puerta trasera (o por las alcantarillas) de la Oficina del Abogado General de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Ambos fueron defenestrados después de que inventaron versiones falsas y las quisieron convertir en “verdades históricas”.

Artículo

¿Quiénes y por qué protegen a Anaya en la UACM?

Nos llegó por internet una carta que el 12 de julio de 2009 presentó Federico Anaya Gallardo al Consejo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí (CEDH-SLP), en la que renunció a la Secretaría Técnica de ese organismo. Como siempre, utilizó un subterfugio al pedir: “[Se me ] releve de mi cargo por estar imposibilitado para cumplir mis obligaciones legales…”, en lugar de renunciar lisa y llanamente. Ya ponía en sus escritos, antes de su nombre, la frase “Salud y República” (que después impuso en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México –UACM– , al ser nombrado encargado de la Oficina del Abogado General), junto con un sello particular.