Síguenos en redes

AMLO observa 2 líneas en ‘guerra sucia’ de opositores; una es la de ‘dictador’

AMLO observa 2 líneas en ‘guerra sucia’ de opositores; una es la de ‘dictador’

Los intentos de la derecha española para influir en las elecciones presidenciales del próximo 2 de junio fueron exhibidos por AMLO
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

A los cerebros de la ‘guerra sucia’ promovida por la oposición ya deberían correrlos porque no dan resultados, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador. Al analizar el fenómeno de las noticias falsas y de lo que llamó “periodismo mercenario”, el primer mandatario observó que actualmente hay dos líneas principales en los ataques contra la cuarta transformación: endilgarle el mote de dictador, que incluye estar acusándolo de que hará una ‘elección de Estado’ para favorecer a su partido; y la magnificación de la violencia.

“Una: ‘elección de Estado’. No sé si lo han estado escuchando, ‘elección de Estado’, y ‘Andrés Manuelovich, el dictador’. La dictadura, ¿no? La censura”, advirtió esta mañana en su conferencia desde Palacio Nacional. La otra, dijo, es que se la pasan hablando de la violencia.

Agregó que como parte de la primera línea, le endilgan que censura a medios y periodistas, a pesar de que siempre lo están insultando sin ninguna consecuencia, porque en su gobierno se respeta libertad. “Desde el gobierno del presidente [Francisco I] Madero no habían insultado tanto a un presidente como ahora. Y no pasa nada, no se reprime a nadie, no se censura a nadie”, indicó el primer mandatario en referencia al caso de Azucena Uresti.

En la democracia, recordó López Obrador, “la comunicación significa mensajes de ida y vuelta. En la dictadura no, nada más habla uno y ellos hablan. ¿O no hablan? Entonces, que podamos debatir”. No es un pleito, aseguró, sino que es hacer la vida pública cada vez más pública.

“Lo que sucedía antes es que ellos eran los que cuestionaban, eran los jueces, pontificaban. Por eso cobraban tanto y siguen cobrando tanto, porque ‘¡cuidado!, no te metas’. Sí, pero eso se lo hacían a los corruptos”. Al respecto, el presidente de la República consideró que quienes no tienen autoridad moral son rehenes “de chantajistas, de ese tipo de periodismo; pero si se actúa con honestidad tiene uno un escudo protector”.

Cuando hay honestidad y congruencia, expuso, se puede enfrentar cualquier ataque y no afecta en nada. Y añadió que el descaro, cinismo y cretinismo en algunos medios y opinadores ha llegado a tal punto que se desprecia la verdad. Como ejemplo, proyectó un fragmento de una declaración de Carlos Alazraki donde se le escucha decir: “yo tenía la solución a nivel de mercadotecnia: esta campaña no se gana con publicidad, se gana con propaganda. Y mientras más mentiras des contra Morena, mejor te va”.

El titular del Poder Ejecutivo señaló que existe un “periodismo mercenario, vendido”, que encabeza esa ‘guerra sucia’ mediática. Al referirse a la segunda línea de las campañas de desprestigio, expuso que: “todo el discurso –opositor– tiene que ver con la violencia”. Para demostrarlo, dijo, “si aguantan un discurso de nuestros opositores conservadores, revisen, es violencia, muerte, violencia, muerte, violencia, muertos, violencia, muertos. Ésa es la otra línea”. No obstante, dijo que no les funcionan.

Por ello, López Obrador consideró que uno de los yerros de sus adversarios es que siguen creyendo que el pueblo de México no cuenta. “Siguen pensando en los de arriba; que la política es asunto de los de arriba, que el pueblo es tonto. Y entre más desprecian a la gente, porque más les cuesta trabajo, hablar del pueblo, hasta mencionarlo; les cuesta, porque son muy clasistas, muy racistas. Ese es su problema”.