GEA: 640 MDP al poderoso think tank vinculado a Latinus

Zósimo Camacho, Érika Ramírez y Nancy Flores - 15 Mar 2022 a las 7:00 pm
GEA

Entre 2002 y 2020, GEA, SC, recibió recursos públicos por más de 640 millones de pesos. Lo beneficiaron las administraciones federales de Fox, Calderón y Peña Nieto, principalmente. También gobiernos de cuatro estados. Encabezado por exservidores públicos como Jesús Reyes Heroles y Guillermo Valdés Castellanos, cuenta entre sus colaboradoras a Ruth Berenice Yaber, pareja de Carlos Loret de Mola, la cara visible de Latinus

GEA, Grupo de Economistas y Asociados, SC, vinculado siempre al poder político, recibió entre 2002 y 2020 un total de 36 contratos por 640 millones 472 mil 941 pesos de administraciones federales y estatales. Sus socios visibles desde su portal de internet son los exservidores públicos Jesús Reyes Heroles, Guillermo Valdés Castellanos, Gabriel Olivares Guillén y, entre otros, Mariano Ruiz Funes. Ruth Berenice Yaber Coronado, pareja de Carlos Loret de Mola, aparece como socia del grupo en un documento de 2006 y, según ha reconocido la economista, hoy es colaboradora de la organización.

El mayor contrato de GEA fue obtenido del gobierno de Enrique Peña Nieto en 2014. Por adjudicación directa, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le encargó obra pública bajo el contrato DGTFM-16-14, con vigencia del 13 de junio al 12 de diciembre de ese año. El monto, más de 496 millones de pesos, como reportó en 2018 Julio C Roa en el portal enlapolitika.com  y, posteriormente, varios medios de comunicación.

 

 

El contrato señala que los trabajos se asignaron en participación conjunta a GEA; ADHOC Consultores Asociados, SC; Grupo Consultor Independiente, SC; Sistemas Integrales para el Transporte, SA de CV; Emartrons, SA de CV, y EM Consultora en Proyectos Público-Privados, SA de CV.

El objetivo del contrato fue la realización de “estudios de planeación e integración, topográficos, mecánica de suelos, arquitectónicos, urbanos, ambientales, hidrológicos, jurídicos, financieros, ferroviarios; electromecánicos y de material rodante para la elaboración del proyecto ejecutivo para construir el Tren Peninsular de la Estación Chichén Itzá al cadenamiento (KM 272+900), y la Ingeniería básica desde ese cadenamiento a Cancún” (sic).

A finales de octubre de 2018, la publicación de Julio C Roa recibió respuesta de GEA Grupo de Economistas y Asociados y de la propia Berenice Yaber.

Gea aseguró que “la maestra Berenice Yaber Coronado no es ni ha sido nunca socia de GEA o de alguna empresa del grupo StructurA. Trabajó de tiempo completo en la firma en dos periodos: entre 1997 y 1999, y entre 2001 y 2005. Desde su salida de GEA, no ha participado en un solo proyecto de consultoría realizado por esta empresa”.

Sin embargo, en su respuesta, la propia Yaber Coronado señala que “[…] desde 2005 dejé de trabajar de tiempo completo en GEA […]. Actualmente trabajo para GEA esporádicamente, y desde mi casa, dando asesoría externa en materia de econometría”.

En su comunicado evitó aclarar si ha sido o es socia de la firma. Un documento de GEA para The World Intellectual Property Organization, de diciembre de 2006, identifica a Berenice Yaber como socia de GEA StructurA junto con Mariano Ruiz Funes y Victoria Márquez-Mees.

El contrato con la SCT es el más abultado, pero apenas es uno de los obtenidos por GEA de la administración pública, sobre todo de gobiernos priístas y panistas.

La SCT de Peña Nieto ha sido la dependencia que más dinero ha destinado a contratos con GEA. Entonces encabezada por el ya fallecido Gerardo Ruiz Esparza, esa secretaría le entregó por sí sola y en un contrato 496 millones 990 mil 580.96 pesos a la firma donde colabora la pareja de Carlos Loret de Mola, cabeza visible del portal Latinus, creado en el paraíso fiscal de Delaware y una de las puntas de lanza de la oposición de derecha en México.

Con otros 35 contratos celebrados con igual número dependencias suman más de 562 millones de pesos recibidos por GEA de anteriores administraciones federales. Y los restantes 78 millones fueron adjudicados por administraciones estatales.

Luego de la SCT, la dependencia que más recursos ha contratado a GEA  ha sido el Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de México (Copladem). Bajo la administración del actual gobernador Alfredo del Mazo, esa dependencia lo contrató en dos ocasiones en 2018 por 33 millones 500 mil pesos.

Estos contratos fueron obtenidos mientras Adolfo Xavier Zagal Olivares era titular de la Copladem y, al mismo tiempo, socio en GEA Infraestructura, filial de GEA Grupo de Economistas y Asociados.

El federal Servicio de Administración Enajenación de Bienes (Sae) le otorgó 13 contratos en 2002, de 2004 a 2010, 2014 y 2017. Incluso ya en el actual sexenio, el instituto dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) lo contrató en una ocasión en 2020. En total, de esta dependencia GEA ha recibido 23 millones 117 mil 640.88 pesos.

FOTO: CUARTOSCURO.COM

Otros 23 millones ha recibido de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca). De 2005 a 2006 y en 2016 esta dependencia de la Secretaría de Agricultura asignó contratos a GEA por un monto total de 11 millones 83 mil 298.30 pesos

El Fideicomiso del Fondo de Garantía y Fomento para la Agricultura, Ganadería y Avicultura, cuyo fideicomitente es la SHCP, otorgó contratos a GEA en 2003, de 2006 a 2007 y 2009. El monto total ascendió a 7 millones 822 mil 724.48 pesos.

Por su parte, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) contrató a GEA, entre 2008 y 2009, por 7 millones 106 mil 29.50 pesos. En 2016, la SHCP contrató directamente a GEA por 7 millones 64 mil 400 pesos.

En tres ocasiones, la Presidencia de la República contrató directamente a GEA: 2004, 2006 (Vicente Fox) y 2008 (Felipe Calderón). En total pagó 6 millones 336 mil 500 pesos.

Enseguida, la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera (2015) le otorgó contratos por 4 millones 399 mil 999.99 pesos.

Por su parte, la Secretaría del Trabajo le contrató de 2002 a 2003 y en 2005 por 3 millones 806 mil 731.40 pesos. Mientras, la Secretaría de Energía, en 2003 y 2012, sumó contratos con GEA por 3 millones 596 mil pesos.

El Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento de Coahuila le otorgó un contrato por 3 millones 455 mil 760.80. Enseguida, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) le otorgó un contrato en 2012 por 3 millones 429 mil 888 pesos.

Por su parte, la Secretaría de Economía contrató a GEA en 2011, 2012 y de 2017 a 2018 por 3 millones 214 mil 524.26 pesos. La lista de 15 dependencias que le han asignado contratos por más de 3 millones de pesos se completa con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) con 3 millones 153 mil 634 pesos.

La relación se completa con el actual Poder Ejecutivo federal, que en 2020 le otorgó un contrato por 2 millones 903 mil 543.86 pesos; Agroasemex, que de 2005 a 2006 le contrató por 2 millones 773 mil 560; el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que en 2009, 2010 y 2010 le dio contratos por 2 millones 550 mil 4.80 pesos.

Otras dependencias que contrataron a GEA fueron Diconsa, en 2002, por 2 millones 412 mil 800 pesos; Petróleos Mexicanos (Pemex) por 2 millones 30 mil pesos en 2004. Dos años después, en 2006, Jesús Federico Reyes Heroles –uno de los socios de GEA– se convertiría en director general de la entonces paraestatal.

También figuran la Secretaría de Desarrollo Rural, con contratos de 2012 a 2013 por 1 millón 844 mil 975.99 pesos; la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), en 2015, por 1 millón 827 mil; Nacional Financiera, en 2002 y de 2013 a 2017, por 1 millón 73 mil 290; el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), en 2009, por 872 mil 900; la Secretaría de Gobernación (Segob), en 2011, por 814 mil 88 pesos; la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), en 2004 y 2011, por 814 mil 88; la Secretaría de Gobierno del estado de Hidalgo, en 2020, 638 mil; la extinguida Luz y Fuerza del Centro, en 2003, por 510 mil 400 pesos, y la Secretaría de Seguridad en 2006 y Subsecretaría en 2015 por 476 mil 296 pesos.

Mención aparte merece el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), que entre 2002 y 2003 le otorgó a GEA contratos por 266 mil 510 pesos. Unos años después, uno de los socios principales de la firma se convertiría en el director general del organismo de inteligencia civil del Estado mexicano. Guillermo Valdés Castellanos encabezaría el Centro de 2006 a 2011.

Asimismo, el entonces Instituto Federal Electoral lo contrató en 2004 por 232 mil pesos; el Instituto Federal de Telecomunicaciones, en 2007, por 200 mil 100; el Ayuntamiento Constitucional de Guadalajara, en 2017, por 174 mil, y Financiera Rural, en 2019, por 139 mil 200 pesos.

El contrato por más de 496 millones de pesos otorgado a GEA durante el gobierno de Peña Nieto, y del cual Contralínea posee copia, lleva la firma de Jorge Gjumlich Navarro, apoderado general de la firma. También aparecen las rúbricas de los representantes de las otras empresas que participaron de manera conjunta con GEA: Óscar Santiago Corzo Cruz, por ADHOC Consultores Asociados, SC; José Humberto Mosconi Castillo, por el Grupo Consultor Independiente, SC; Carlos Coronado Almendárez, por Sistemas Integrales para el Transporte, SA de CV; Jesús Gutiérrez Flores, por Emartrons, SA de CV, y María Elena del Carmen Morán Jaén, por EM Consultoría en Proyecto Público-Privados.

Todas las firmas, junto a las de los entonces funcionarios de la SCT Pablo Suárez Cruz, director de Transporte Ferroviario y Multimodal, y Enrique Schroeder Sánchez, director general adjunto de Regulación Económica.

FOTO: CUARTOSCURO.COM

Itamitas y exfuncionarios de Calderón

GEA Grupo de Economistas y Asociados, SC, es una consultora –o think tank– en temas económicos y políticos fundada en 1990. De formación neoliberal, el grupo que lo encabeza también ha tenido participación en el mercado energético y financiero del país. Sus integrantes traen la escuela de los llamados “Chicago Boys” y son abiertos opositores a la reforma eléctrica impulsada por el el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Además, son críticos por consigna de todo lo impulsado por la llamada “cuarta transformación”.

Sus integrantes son, principalmente, exfuncionarios del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa en el área energética y de seguridad nacional. Destaca, sin embargo, el caso de la pareja de Carlos Loret de Mola, Ruth Berenice Yaber Coronado, a quien un documento de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual identifica como socia de GEA Grupo de Economistas y Asociados.

El archivo data de 2006. En 2018, el comunicador Loret de Mola reconoció que su esposa colaboraba de “manera externa” con GEA.

La cabeza de este grupo es Jesús Reyes Heroles González Garza, exdirector de Pemex, que se formó como economista en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y cursó estudios de derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Realizó un doctorado en Economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en 1980, indica su semblanza en la página de GEA.

Reyes Heroles encabezó Pemex durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa, desde que este último asumió la Presidencia y hasta la mitad de su sexenio (septiembre de 2009). Antes de ser el directivo de la exparaestatal, de 2001 a noviembre de 2006 se desempeñó en el sector privado como presidente Ejecutivo de StructurA, la consultoría que agrupa cuatro organizaciones: la propia GEA, dedicada al análisis económico y político; PROA, que desarrolla estrategias de  comunicación para políticos y empresas; MBD, promotora y asesora de empresas extranjeras con interés de instalarse en México, y EnergeA, desarrolladora de proyectos en el sector energético.

FOTO: CUARTOSCURO.COM

Además, ha sido miembro de diversos consejos de administración como Wal-Mart México y Banamex Citigroup. Actualmente, indica su semblanza, es integrante de los consejos de administración del banco Santander México y la empresa de origen español OHL México. También de Energy Intelligence Group (EIG), “empresa líder en información energética” y del Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente, AC.

En 2012 StrucurA anunció una asociación estratégica con Morgan Stanley Private Equity, para promover proyectos de inversión en el sector energía en Latinoamérica.

Reyes Heroles fue embajador de México en Estados Unidos, de octubre de 1997 a noviembre de 2000. Antes fue Secretario de Energía, de 1995 a 1997, durante la presidencia de Ernesto Zedillo. Bajo ese cargo fungió como Presidente de los consejos de administración de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). En diciembre de 1994 fue nombrado director General de Banobras, el banco de desarrollo para infraestructura.

Otro de los socios visibles de GEA es Mauricio Antonio González Gómez, también economista egresado del ITAM y de la Universidad de Chicago, donde obtuvo el grado de maestro. Durante el gobierno del panista Vicente Fox, González Gómez fue director Adjunto de Asistencia Técnica y Capacitación del Banco de Desarrollo de América del Norte (2003 a 2006). Entre 1990 y 2003 colaboró como socio director de Proyectos y posteriormente director de GEA. Durante 1989-1990 fue coordinador de Finanzas de Banco Mexicano Somex, consejero de Cambiomex Casa de Cambio y miembro del Comité de Inversiones de diversas sociedades de inversión de Banco Mexicano Somex.

Su semblanza indica que de 1983 a 1988 fue director de Investigación Económica, director de Política Económica y director de Política Financiera de la Dirección General de Planeación Hacendaria de la SHCP.

En su actividad privada, de 1979 a 1983, fue economista del Departamento de Estudios Económicos de Banamex y miembro del Consejo Asesor Técnico del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado. Ha sido coordinador del área de finanzas del Departamento de Administración del ITAM  y profesor de diversas asignaturas en esa institución. Además, consejero de Grupo Corvi, de Valores Finamex, Seguros Tepeyac, Comité de Inversiones de Ixe, Consejo Consultivo de Nafin y Grupo Medicus. Fue consejero de Banca Promex, Afore Santander y del Comité de Riesgos de Bancomext. En los medios de comunicación, es editorialista de la sección de Negocios del diario Reforma y colaborador de Dinero y Poder del Canal 11 y Foro TV.

Gabriel Víctor Olivares Guillén es actuario por la Universidad Anáhuac y maestro en Economía por el ITAM. Ha sido gerente de Estudios Económicos en Banco Inverlat, subdirector en la Dirección General de Planeación Hacendaria, director de la oficina en México de ABA Divisas, Casa de Cambio, director de Sociedades de Inversión y director de Promoción de Negocios de Abaco Casa de Bolsa. Se desempeñó como subdirector en la Dirección General de Planeación Hacendaria durante todo el sexenio de Miguel de la Madrid.

Guillermo Valdés Castellanos, fue el director del Cisen, dependencia conocida por dedicarse al espionaje político en las pasadas administraciones. Este cargo lo desempeñó cuando Felipe Calderón se encontraba al frente del Ejecutivo, de 2007 a 2011. También fungió como coordinador del Grupo de Alto Nivel México-Estados Unidos en materia de cooperación para la seguridad.

Obtuvo sendos contratos en 2017 y 2018 con Mejoredu, por formar parte del Grupo Asesor de Política Educativa de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Evaluación de la Política Educativa (Inee). El primer contratos es por 3 mil 380 dólares y el segundo por un monto mínimo de 2 mil 800 o máximo de 7 mil dólares.

Egresado del ITAM, se ha enfocado en temas de seguridad nacional, seguridad pública, cooperación para la seguridad. Columnista del diario Milenio, el exdirector del Cisen ha sido crítico de la política de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador. Sugiere en sus escritos que hay un “pacto” del actual gobierno con el crimen, a pesar de que como director del Cisen no se enteró de lo que hacía su colega Genaro García Luna, al frente de la Secretaría de Seguridad Pública.

Mariano Ruiz-Funes Macedo es licenciado en Economía por el ITAM y maestro en Economía y Finanzas por la Universidad Pompeu Fabra. Formó parte del equipo calderonista en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), y Pemex.

Socio fundador y director General de GEA, también ha sido responsable editorial de todas las publicaciones de la firma y líder en proyectos de consultoría en los campos agropecuario y agroindustrial; energético, industrial y de servicios; políticas públicas, precios y regulación; privatizaciones; mercados laborales; programas estatales de desarrollo; y valuación de proyectos.

Ruiz Funes también fue director de Organización Somex SA de CV, empresa filial para actividades de ingeniería financiera de Banco Mexicano Somex.

Francisco González Martínez Parente es economista y politólogo por el ITAM y maestro en Economía y Finanzas por la Universidad Pompeu Fabra. Al igual que Ruiz-Funes Macedo participó en el proyecto Aguascalientes Gran Visión (2005) y fue analista en la Coordinación de Asesores de la Secretaría del Trabajo.

Otra de las socias con participación en la administración pública es Elsy Noemí Alcalá Cortés, licenciada en Economía por el ITAM y maestra en Administración Pública y Desarrollo Internacional en la Universidad de Harvard. Fue analista en el área de Negociación de Tratados Internacionales (2000), durante el gobierno panista de Vicente Fox, para luego ser la jefa de Departamento en la Dirección de Coordinación Fiscal (2001) de la SHCP. Ingreso a GEA Grupo de Economistas y Asociados en 2007.

Otros socios visibles de GEA son la maestra en economía por el ITAM María Amelia Campos Salgado y el economista por el ITAM Mauricio Antonio González Gómez. El apoderado general de la firma es maestro en derecho económico por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Jorge Gjumlich Navarro.

15 comentarios

  1. Un engranaje de la gran maquinaria llamada “mafia del poder” donde se entrelaza funcionarios públicos, políticos, “sociedad civil”, empresarios y periodistas

  2. Y aun asi hay gente que le besa los pies a estos corruptos y a europeos solo para sentirse parte de la gente “bien” y guerita, aunque no tengan ni un cinco en la bolsa,pobre gente sin patria

  3. Me parece muy curioso y motivo de análisis el echo de que varias empresas privadas que aparecen aquí como clientes de este grupo y asociados, hayan sido FAVORECIDAS con el condonamiento de impuestos por el titular del ejecutivo. Era parte de la asesoría contratada?

  4. Esos de GEA se están pareciendo a Epigmenio Ibarra, el consentido de este sexenio, a quien se le dan toda suerte de apoyos. Cómo se parece la 4t a sus opositores

  5. Felicidades por el reportaje se muestra el engraneje de los Neoliberales y el grupo de calderonista e itamitas que están enfermos de poder otra mafia más que vencer aparte la de el Sr. Xicotencatl

  6. Ahorita que andan de justicieros contra los medios corruptos que reciben subsidios gubernamentales, ahí les dejo un artículo que apareció hoy:
    El Monedero de Neurona
    LINOTIPIA / Peniley Ramírez, Reforma
    (19-03-2022).- Un informe policiaco que se publicó esta semana en Madrid es la madeja para entender cómo están funcionando en el México obradorista los contratos de consultoría política.
    La historia del escándalo español comenzó en el verano de 2018, cuando Juan Carlos Monedero, fundador y exdirigente del partido de izquierda español Podemos, viajó a México. Hacía más de tres años que Monedero no participaba en Podemos, pero el partido pagó su boleto. Monedero dio una entrevista a Revolución 3.0 Michoacán sobre la victoria de López Obrador, paseó en el Zócalo el día de la elección y regresó a España. La periodista catalana Anna Portella, que colaboraba como practicante en Forbes México, se enteró del viaje y lo entrevistó.
    En noviembre, Monedero volvió a México. Esta vez la UNAM pagó el boleto. Estuvo en una presentación de la Brigada Cultural para Leer en Libertad, con Paco Ignacio Taibo II, en una entrevista con John Ackerman en TV UNAM y en un seminario de Ackerman en la UNAM. El estudiante de Historia Alejandro Massa lo entrevistó. Publicó un artículo de la visita en la sección cultural de SinEmbargo.
    A las dos semanas, Monedero llegó a México por tercera vez. El viaje, otra vez, lo pagó Podemos. Escribió en un tuit que estaba invitado por López Obrador a su toma de posesión. Organizadores del evento me dijeron que no estuvo con los invitados internacionales, ni estaba en una lista de protocolo.
    A finales de diciembre, Monedero desglosó en un correo los tres viajes (las entrevistas y conferencias) como parte de 300 horas de “consultoría política” para Neurona Consulting, una empresa con domicilio en una casa modesta en Michoacán. Unos días después, desde Neurona le depositaron 26 mil euros en pago. En marzo de 2019, Neurona Consulting creó una filial en España. Podemos los contrató como consultores y les pagaron un poco más de 300 mil euros.
    Desde hace dos años, las autoridades españolas han investigado el caso, primero creyendo que los servicios de consultoría a Podemos no se realizaron, luego que la factura se hizo para justificar el pago a Monedero. Buena parte de esta historia está en un informe que obtuvo esta semana el periodista Alberto Sierra, para el medio The Objective. Le pregunté a Monedero en qué consistió la consultoría. Me dijo que Neurona lo contrató “para prestigiarse, por tener a alguien que consideran relevante colaborando con ellos”. Puso como ejemplo que otros políticos, como el expresidente José María Aznar, también lo hacen. Cuando insistí en qué aportó a Neurona, dijo que “experiencia” y que participaba en “discusiones, reuniones y eventos”.
    En México, el aporte de Monedero ha sido mayor. El dueño de Neurona es César Hernández, un periodista que trabajó entre 2013 y 2016 como director de Revolución 3.0, un medio que fundó y financió varios años el productor televisivo Epigmenio Ibarra. En 2016, me dijo Ibarra, rompió con Hernández porque “no atendía el proyecto”. Otras fuentes me dijeron que Hernández, durante años, viajó a Bolivia, Venezuela y Ecuador, usando el nombre de Ibarra y su amistad con López Obrador, para ofrecer servicios de campaña, principalmente videos. Neurona Consulting se creó en Michoacán en 2016. Ha ganado millones de dólares en la región, también haciendo “estrategias de redes sociales”. Ha estado bajo investigación en Bolivia y Ecuador. Allí decían que trabajaban para López Obrador, pero ninguno de sus productos muestra que esto en realidad sucediera. Hernández mantuvo el medio Revolución 3.0 Michoacán, distinto a otro, nacional, pero nadie pareció reparar en esa diferencia.
    “No puedo saber si actuó en mi nombre”, me dijo Ibarra, quien nunca había hablado públicamente de la ruptura. Hernández no respondió a una solicitud de entrevista. Desde que colaboraron con Monedero, Neurona ha obtenido los contratos en México que no logró antes. Participaron en campañas por su cuenta y con Heurística, otra empresa de Guadalajara que trabajó con López Obrador y ha ganado millones de pesos en comunicación política para Morena y sus candidatos.
    En España, se investiga si hubo un financiamiento ilegal de Podemos, a través del contrato con Neurona. Monedero cree que es una persecución política. En México, la historia parece la de un grupo de personas que han sabido explotar la narrativa de la izquierda, y ganar mucho dinero en el camino.

  7. TODOS LOS SOCIOS DE GEA SON BIEN CHINGONES CON TITULOS Y DOCTORADOS A DIESTRA Y SINIESTRA PERO SI SE HACE UN ANALISIS DE SU TRABAJO DESDE SU CREACION HASTA EL 2018 EL COMUN DENOMINADOR ES QUE EL 90% DE SUS TRABAJOS FUERON PAGADOS POR LOS GOBIERNOS PRIANAZIS DESDE EL MARIGUAS HASTA LA GUAJOLOTA ACOMPAÑADOS DEL BOROLAS FALTABA MAS.

  8. Para eso tienen a TODOS LOS OPOSITORES AL PRESIDENTE DESDE LOS MEDIOS ALQUILADOS O VENDIDOS Y A PERSONEROS COMO LORET, BROZO Y TODA LA MARABUNTA . FARSANTES Y TRAIDORES A MEXICO

  9. toda esta bola de itamitas que nacen del sistema del 10% del rata raul salinas, claro que ese 10% se fué incrementando, cualquier contrato nacido del sistema gobierno sea federal, estatal o municipal, tiene ese capítulo de soborno enmascarado, un tanto por ciento pactado por los que sueltan el dinero y el resto para los “especialistas” que entregan “sesudos” informes sobre el tema a desarrollar. Beneficio completo para estas consuiltorías, buena bolsa para los solicitantes y una buena pedrada para las arcas públicas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.