Síguenos en redes

Palestina: sigue la resistencia

Palestina: sigue la resistencia

El pueblo palestino y la resistencia en Gaza están mostrando su fuerza al mundo; todo lo que el amor a su soberanía puede generar
FOTO: 123RF

El pueblo palestino y la resistencia en Gaza están mostrando su fuerza al mundo; todo lo que el amor a su soberanía puede generar. Se cumplen casi cuatro meses de lucha contra la ocupación israelí. Día a día, sufren genocidio, pero siguen resistiendo. Así, están mostrando una firmeza épica que marcará la Historia del siglo XXI.

Mientras tanto, el mundo entero exige un alto al fuego. Durante estos 107 días de agresiones brutales, más de 25 mil civiles han muerto en la Franja de Gaza. Como consecuencia, la indignación crece.

En las primeras semanas, se han desarrollado grandes manifestaciones. El 13 de enero, marcharon 400 mil personas en Washington. De igual manera, las personas salieron en otras ciudades como San Francisco, California, Massachusets y Cambridge. En las universidades estadunidenses, el rechazo al accionar sionista rebasa al descontento visto en la época de la invasión a Vietnam.

En Canadá, miles se movilizan en Otawa, Halifax, Quebec, Montreal, Toronto, Ontario, Calgary, Alberta, Vancouver y British Columbia. En Reino Unido, cientos de miles salieron a las calles en Londres, y también en Glasgow, Escocia, Dublín, Irlanda y Belfast.

La misma situación fue vista en París, Francia, en Madrid y Málaga, España, en Lisboa, Portugal, Suecia, Suiza, en Berlín, Alemania, en Varsovia, Polonia, en Vicenza, Italia, en Sanaa, Yemen, en Qatar, en Tokio, Japón, en Yakarta, Indonesia, en Costa Rica, Cuba, Colombia y México; entre otros. Suman millones las personas que se oponen al genocidio.

Aunque Israel ha aplicado una política de total bloqueo informativo sobre lo que pasa en Palestina, la verdad sale a la luz. El sacrificio de los 115 periodistas asesinados no ha sido en vano, porque el mundo es testigo de la crueldad sionista.

El régimen mantiene un deliberado ocultamiento; en particular, con lo que respecta a las bajas y pérdidas israelíes. Esta guerra es mantenida con el mayor secretismo por los círculos oficiales; más que cualquier otro conflicto armado.

Sin embargo, queda claro que Israel ha fracasado. No ha logrado sus objetivos implícitos y explícitos, a pesar de sus incesantes ataques contra Palestina y su masacre de inocentes. De acuerdo con la información disponible, es claro que el costo humano israelí, en todos los frentes, no tiene precedentes.

El lunes 22 de enero, 21 reservistas murieron en el sur de la Franja de Gaza, según el portavoz del ejército israelí, Daniel Hagari. La causa fue el derrumbe de dos edificios que estaban minando. El mismo fue provocado por disparos de un tanque. A esto, se suma la muerte de tres soldados más en un incidente separado.

De igual manera, el martes 23 de enero, Israel anunció que 24 de sus soldados murieron en la Franja de Gaza. Es el mayor número de bajas militares en un día, desde el inicio de su ofensiva terrestre. Esto eleva el número total de militares muertos a 221 desde el 27 de octubre. Y, si bien se han visto obligados a reconocer esta cifra, el número real se oculta.

Es un “duro golpe”, admitió el ministro de Defensa, Yoav Gallant. Por su parte, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, anunció una investigación sobre el “desastre” (Expansión 23 de enero 2024).

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Nasrallah, señaló que “la ocupación israelí ha estado encubriendo sus bajas y pérdidas en Gaza, ya que esto conducirá a una gran frustración y causará baja moral dentro del ejército y los colonos israelíes”.

Asimismo, indicó que “los medios de comunicación israelíes informan que 4 mil soldados están ahora discapacitados, y que el número podría llegar a 30 mil ¿Cuántos soldados israelíes han muerto o han resultado heridos?” (TML Monthly, 21 de enero).

A la juventud, se le recluta obligatoriamente, so pena de cárcel. Tal fue el caso del joven de 18 años, Tal Mitnick, quien está en prisión por negarse a participar en el genocidio.

De igual manera, están surgiendo más informes de reservistas israelíes que se niegan a ser desplegados en Gaza. Alrededor de la mitad de los soldados de uno de estos batallones se negaron a luchar en la Franja de Gaza. Fueron liberados de sus funciones por su comandante, informó Al-Arabi Al-Jadeed, el 17 de enero.

Los medios han propagado que murieron 2 mil israelíes, el 7 de octubre. La AFP contabiliza 1 mil 400 con fuentes de Israel. Muchos fueron asesinados por el propio ejército israelí que atacó sin discriminación. Por ello, los familiares demandan que se esclarezca el origen de estas muertes.

El 19 de enero –día 105 del bárbaro ataque contra Gaza–, las pérdidas sionistas fueron significativas. Las Brigadas Al-Qassam destruyeron tres tanques Merkava al este de la ciudad de Khan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza. De igual manera, lograron acabar con un vehículo militar al sur del barrio de Al-Zaytoun.

FOTO: 123RF

En la misma zona, derrumbaron un edificio sobre una fuerza especial de infantería sionista, quienes se habían fortificado dentro del mismo; luego atacaron un tanque, el cual llegaba como apoyo para los soldados.

En otro escenario de guerra, destruyeron otro tanque sionista al suroeste de la ciudad de Gaza, con un proyectil Al-Yassin 105. Esto ocurrió al noreste del campamento de refugiados de Al-Bureij, en el centro de la Franja de Gaza.

Asimismo, hubo tiroteos con las fuerzas israelíes atrincheradas en edificios en varias partes. Y también bombardearon concentraciones de fuerzas sionistas infiltradas al noreste de Al-Bureij, con proyectiles de mortero.

La resistencia palestina se ha enfrentado contra las fuerzas enemigas. Ha dejado muertos y heridos en la zona de Al-Salam, al este de Jabaliya, en el norte de la Franja de Gaza. Atrajeron a una fuerza sionista especial a la entrada de un túnel y lo hicieron estallar con varios soldados dentro, al este del barrio de Al-Tuffah (TML Monthly 21 de enero 2024). Esto causó bajas directas.

Las fuerzas de las Brigadas Al-Quds bombardearon una reunión de soldados y vehículos sionistas en la zona de Al-Sa’ayda, al este del campamento de Al-Maghazi, así como al este del campamento de Al-Bureij.

Con valor, participaron en feroces enfrentamientos con ametralladoras y otras armas contra los soldados sionistas en los ejes de avance, al este de la ciudad de Gaza. Bombardearon a las fuerzas enemigas en el barrio de Al-Zaytoun, con una andanada de granadas de mortero. Y atacaron un vehículo militar con un proyectil tándem al este de Jabaliya.

Por otro lado, entre la población de Israel, el descontento crece. El sábado 13 de enero, las familias de los rehenes exigieron nuevos canjes en un mitin de miles de personas, en Tel Aviv. Con el lema “Todos” y “Ahora”, exigieron que se trabaje para traerlos de vuelta, sin embargo, cunde la idea de que al gobierno no le interesa la vida de sus propios civiles. Incluso, Israel retiró a sus negociadores en Qatar.

El 18 de enero, policías armados con rifles se enfrentaron a civiles que protestaban. Pedían un acuerdo inmediato para liberar a los prisioneros, mientras bloqueaban una importante autopista en Tel Aviv. La policía detuvo a siete manifestantes durante la noche, informaron los medios israelíes.

El 20 de enero, protestaron frente a la residencia del primer ministro, Benjamin Netanyahu. Pedían que tome medidas para liberar a los rehenes restantes (Shehab News). También, demandan un alto al fuego y un acuerdo de paz negociado, pues es la única forma de garantizar la seguridad y el regreso de sus familiares.

Por su parte, el 18 de enero, Netanyahu descartó un proceso de paz de posguerra que conduzca al establecimiento de un Estado palestino soberano. En conferencia de prensa, rechazó los llamados de Estados Unidos para trabajar hacia ese objetivo final.

“Israel debe tener control de seguridad sobre todo el territorio al oeste del Jordán”, afirmó, prepotente. Para él, sólo existirá el “gran Israel” desde el “río hasta el mar”. Sin más, desechó un proceso de paz de posguerra.

El mismo día, el presidente israelí, Isaac Herzog, se dirigió al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Dijo que Israel ha “perdido la confianza en los procesos de paz porque vemos que el terror es glorificado por nuestros vecinos”.

Mientras tanto, el ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, volvió a llamar a la “ocupación de la Franja de Gaza”. Indicó que “Gaza debe ser ocupada. Quédate dentro de ella y fomenta la migración voluntaria de sus residentes. Si ganamos la guerra, estará prácticamente lograda”.

Con esto, no se requieren más pruebas de las intenciones de Israel de aniquilar a la población palestina. El ministro de Exteriores, Israel Katz, aprovechó para promover un plan de construcción de una isla artificial frente a la costa del enclave palestino, el lunes 22 de enero, en una reunión de cancilleres de la Unión Europea (UE), dedicada a allanar el camino para lograr la paz en la Franja de Gaza (Hispantv).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que el régimen israelí ha llevado a cabo casi 600 ataques contra objetivos médicos en la Franja de Gaza. El régimen ocupante ha sometido a la población a una guerra genocida implacable.

Los ataques han afectado a 94 sitios de atención médica, incluidos 26 de los 36 hospitales del territorio. La OMS informa que al menos 613 personas han muerto y más de 770 han resultado heridas durante los ataques. De igual manera, el ministerio de Salud de Gaza afirmó que varios tanques israelíes dispararon contra un hospital de Jan Yunis, donde la población civil sigue atrapada entre los combates.

“Los tanques israelíes están disparando intensamente contra las plantas superiores del edificio de cirugía y el edificio de emergencias del hospital Nasser. Se prevén decenas de heridos”, informó Hamas en un comunicado.

Las fuerzas sionistas no sólo atacan hospitales y barrios. La Universidad Al-Israa fue demolida el 18 de enero de 2024, después de 70 días de ocuparla como cárcel y cuartel militar (PressTV). Israel ha destruido todas las universidades y el 70 por ciento de las escuelas de la Franja de Gaza.

Aun así, los objetivos de la guerra israelí –desplazar a los gazatíes, eliminar la resistencia y apoderarse del territorio– no han sido logrados en casi cuatro meses. Todavía se siguen disparando cohetes desde el norte de Gaza hacia Tel Aviv y los asentamientos en Gaza.

Así se ha mostrado la capacidad de la resistencia de un pueblo dispuesto a defender a su patria agredida por más de 75 años. El pueblo palestino está dispuesto a luchar hasta conquistar su soberanía. Los pueblos del mundo se movilizan en apoyo de Palestina. La humanidad despierta y se moviliza contra los gobiernos de la guerra.

Pablo Moctezuma Barragán*

*Doctor en estudios urbanos, politólogo, historiador y militante social

Te puede interesar: Algunas potenciales consecuencias de la crisis en Gaza

Reconozcamos el papel fundamental de las mujeres. Así como hubo héroes indiscutibles, existieron heroínas que la historia ha invisibilizado
Artículo

Tiempo de mujeres

Reconozcamos el papel fundamental de las mujeres en México. Así como hubo héroes indiscutibles, existieron heroínas que la historia ha invisibilizado. Ellas fueron clave para

Saber más »