Más de 50 mil homicidios; entre ellos, periodistas

La delincuencia organizada y los funcionarios desorganizados (casi siempre cómplices en un intercambio de mutuos favores: protección a cambio de formidables sobornos), son responsables, penalmente, de la inseguridad rebosada con la divisa aterradora de “¡sálvese el que pueda!”.