Contralinea

Valentin Villanueva

09 Mar 2021 a las 7:21 pm

Abren expedientes por huachicol a gerentes de las 6 refinerías de Pemex

La semana pasada hubo fuertes regaños en Palacio Nacional y los motivos no son para menos. Al igual que el presidente no había sido informado de la resistencia del exlíder petrolero octogenario Carlos Romero Deschamps para jubilarse, tampoco le reportaron desde la Torre de Pemex que, por órdenes del director Octavio Romero y de su director corporativo Marcos Herrería, se abrieron seis carpetas de investigación en contra de cada uno de los gerentes de las seis refinerías que hay en el país, bajo acusaciones de estar supuestamente involucrados en el huachicoleo (robo) de combustibles.

Fotografía de la refinería de Cadereyta perteneciente a Pemex

Como todas las madrugadas desde que empezó su mandato, el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a la reunión de gabinete a las 6 de la mañana en Palacio Nacional y ya lo esperaban en el salón de juntas el consejero jurídico Julio Scherer, el director petrolero Octavio Romero, el director de Pemex Logística, Javier Emiliano González del Villar, y otros asistentes a dicha reunión. Sin más, el jefe del Ejecutivo increpó a estos tres funcionarios por ocultarle dicha acción judicial en contra de los gerentes que compromete el trabajo de las seis refinerías y pone en riesgo el cumplimiento de las metas de producción para mayo próximo, de refinar 1 millón 200 barriles diarios de petróleo crudo (actualmente se refinan alrededor de 700 mil barriles) y, con ello, reducir las importaciones de esos combustibles que tanto sangra las finanzas públicas de la empresa petrolera.

Los tres funcionarios se quedaron atónitos, se miraban unos a otros sin hablar, mientras el resto del gabinete estaba expectante para escuchar cuál era la explicación por haberle ocultado esa información relevante al jefe de la Nación, que a todas luces parecía más un sabotaje contra uno de los principales proyectos del gobierno de la 4T, sobre todo porque hasta ahora no han encontrado pruebas que involucren a los gerentes de las seis refinerías con el robo de combustibles. Y, por tanto, sólo se trataría de un duro golpe orquestado desde las oficinas de la Dirección General de Pemex y de la Dirección Corporativa de Administración en contra de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien por instrucciones del presidente tiene a su cargo desde principios del sexenio la refinación petrolera y con esa acción judicial de abrir expedientes contra los gerentes se entorpece la producción de gasolinas y se impide avanzar en la independencia en materia de hidrocarburos que tanto interesa a López Obrador por el bien de la Nación.

Aunque los responsables directos de tales acciones son el director de Pemex Octavio Romero, su subalterno Marcos Herrería y el director de Pemex Logística, Javier Emiliano González del Villar, el fuerte reclamo alcanzó al consejero jurídico porque, como responsable de todas las acciones jurídicas y legales del gobierno federal, le fueron entregadas las seis carpetas de investigación, una por cada refinería, pero también olvidó darle parte a su jefe el presidente de la República, así que el regaño empezó por Scherer y se endureció con Romero y González del Villar.

Ante esas pifias y la evidente confrontación entre la secretaria de Energía y el director de Pemex, se escucha cada vez más en círculos políticos la versión de que Octavio Romero podría dejar el cargo al frente de la empresa petrolera del Estado y un candidato natural para sustituirlo sería el nieto del general Lázaro Cárdenas, quien tiene el mismo nombre y que por ahora se desempeña muy cerca del presidente López Obrador como su coordinador de asesores.

Los directivos petroleros a quienes les abrieron carpetas judiciales por el delito de huachicol son Abner Santamaría Hidalgo, gerente de la refinería de “Ingeniero Héctor R Lara Sosa”, Cadereyta, Nuevo León; Felipe Careaga Campos, gerente de la Refinería “Miguel Hidalgo”, Tula, Hidalgo; Martín Rodríguez Aboites, gerente de la Refinería “Francio I Madero”, Ciudad Madero, Tamaulipas; Fidel Vizcaíno García, gerente de la Refinería “Ingeniero Antonio M. Amor”, Salamanca, Guanajuato; Hermilo Humberto de Atocha, gerente de la Refinería “General Lázaro Cárdenas del Río”, Minatitlán, Veracruz; Ricardo Martínez Morales, gerente de la Refinería “Ingeniero Antonio Dovalí Jaime”, Salina Cruz, Oaxaca.

Estos seis directivos petroleros acusados están adscritos a la Dirección de Transformación Industrial, cuyo titular es el ingeniero agrónomo Jorge Bazaldúa, mientras que el director de Pemex Logística, Javier González del Villar, tiene bajo su control las 77 terminales terrestres de distribución en todo el país y 15 terminales marítimas con una capacidad de almacenamiento superior a los 30 millones de barriles y 41 muelles con servicios portuarios para la entrega y recepción del producto, así como 10 mil ductos en todo el territorio nacional; entonces la pregunta es para que se metió a investigar a los gerentes de las refinerías si no le corresponde normativamente.

El “complot” de la investigación contra los gerentes

El director general de Pemex envió un oficio al director de Pemex Logística, Javier Emiliano González del Villar, para que armara una investigación en contra de los seis gerentes de las refinerías por estar supuestamente implicados en el delito de robo de combustibles.

De inmediato, el abogado González del Villar ordenó, sin tener facultades para ello porque viola la normatividad del estatuto de Pemex Logística, armar un equipo de “policías investigadores de Pemex” para que ingresaran a las refinerías a recoger declaraciones de trabajadores y buscar “pruebas” que permitieran armar los expedientes en contra de los seis gerentes y sus equipos de trabajo.

Así pudieron armar las carpetas judiciales que han causado nerviosismo y mucha preocupación en las refinerías, mientras que en Palacio Nacional y en la Secretaría de Energía hay un gran malestar, porque esto puede impedir alcanzar las metas propuestas en la refinación de petróleo crudo para producir las gasolinas que tanto necesita el país.

AMLO: una burla que Romero Deschamps pretenda jubilarse hasta 2024

En la conferencia matutina presidencial del pasado jueves 4 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó desconocer la intención del exlíder petrolero Carlos Romero Deschamps para mantenerse como trabajador en activo de Pemex hasta 2024 y calificó como una “burla” que esté de vacaciones y pretenda cobrar 4 años más un salario sin trabajar, por lo que aseguró que revisará el caso porque además de lo legal es “inmoral”.

El jefe del Ejecutivo respondió varias preguntas sobre Romero Deschamps y otros temas sobre Pemex, como el pago de 32 mil millones de pesos a proveedores de bienes y servicios que por irresponsabilidad y negligencia gobiernos anteriores del PRI y del PAN dejaron de cubrir.

Estas son las preguntas y respuestas:

Reportero. En el tema de Pemex, presidente, desde que dejó la Secretaría General del Sindicato Petrolero Carlos Romero Deschamps, este exlíder está de vacaciones y la Dirección General de Pemex ha hecho trámites a través de la Dirección Corporativa y dministrativa para la jubilación de este líder sindical. Él ha contestado que se mantendrá en vacaciones hasta el año 2024, el motivo y la razón es porque durante los 27 años que fue líder sindical no tomó vacaciones, no trabajaba, pero dice que tampoco tomó vacaciones y que entonces sumados todos esos años en vacaciones, permisos con goce de sueldo, días económicos, etcétera, acumulando todo eso, pues no va a dejar de ser trabajador en activo de Pemex hasta el año 2024 y se va a mantener de vacaciones.

¿Por qué 2024, presidente?

Porque es cuando este gobierno termina.

Entonces, este líder octogenario no dudo que pretenda regresar al sindicato una vez que este gobierno concluya.

La pregunta presidente es: ¿por qué se permite?

AMLO. Eso no lo sabía yo, que esa era la justificación; no lo conocía, no sabía yo de eso. Entonces sí, voy a pedir que se actúe, porque eso sí es una burla, o sea, si es así de que se le está acumulando todo el tiempo que supuestamente no tuvo vacaciones y que va a estar así hasta el 24 pues, independientemente de lo legal, eso es inmoral, y eso es una ofensa a los mexicanos y al gobierno que represento. Eso lo voy a revisar. No sabía, y lo digo sinceramente, que ese era el mecanismo o la manera de justificar.

Reportero. En este momento, algunos líderes sindicales, como el de la Sección 34, por ejemplo, que es Héctor Sosa, que es la que tiene el control de las cuatro terminales del Valle de México y que suministran combustibles a mil gasolineras, están planeando o ya presentaron una queja en la Junta de Conciliación y Arbitraje, porque no han cubierto ciertas plazas que le pertenecen al sindicato y entonces hay una movilización muy intensa y muy fuerte al interior de Pemex para exigir estas plazas que, dicen, les pertenecen o de lo contrario están considerando paralizar estas terminales, presidente.

Además, Héctor Sosa, líder de la Sección 34, es compadre de Carlos Romero Deschamps y están muy vinculados. Realmente Romero Deschamps no se ha ido, presidente, sigue dirigiendo al sindicato.

AMLO. Pues vamos a ver este tema. Lo de que después del 24 él pueda regresar y eso, está muy difícil, porque los trabajadores petroleros están ayudando mucho en el rescate de Pemex, todos los trabajadores, los trabajadores de planta, los transitorios, todos están ayudando y les agradecemos mucho.

Y hemos hecho el compromiso de que no habrá despidos, no ha habido despidos, como era antes, de trabajadores, se les mantienen sus derechos. Y estamos trabajando igual que con los trabajadores electricistas para sacar adelante a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad.

Y hay mucha conciencia en los trabajadores y tenemos el compromiso de la democratización de los sindicatos, que por la pandemia se detuvo ese proceso, pero hay una nueva ley laboral que se tiene que llevar a la práctica. Ya no se va a permitir, como era antes, que el voto no se manifestara en secreto y de manera directa y libre; ahora, en todas las secciones (petroleras), tiene que haber elecciones con voto libre, secreto y tenemos que avanzar en la democratización de los sindicatos.

Acerca de algún incumplimiento al contrato, pues hay instancias legales. Nosotros no aceptamos ya presión, como era antes.

¿Qué pasó cuando el escándalo de corrupción de que los dirigentes de Pemex, de los trabajadores de Pemex, del sindicato, entregaron dinero para una campaña de un partido? Se demostró, llevaron dinero en efectivo, en bolsas, en camionetas de transporte de valores a ese partido y se hizo una denuncia.

Viene el gobierno de Fox, el gobierno llamado del cambio, y estaba la denuncia y se había demostrado que se había utilizado ese dinero para la campaña.

Reportero. De Francisco Labastida.

AMLO. Sí. ¿Qué sucedió? Llegaron a acuerdos.

Reportero. Es lo que se conoció como Pemexgate, presidente.

AMLO. El Pemexgate, sí, y llegaron a acuerdos. Ah, porque… Lo recuerdo porque era jefe de Gobierno, amenazaron de que, si se afectaba al dirigente, al señor Deschamps, iban a parar la industria petrolera. Entonces, me pareció un exceso. Era yo jefe de Gobierno y le planteé en ese entonces al presidente Fox: cuente con nosotros, actúe. Pues no, negoció y siguió el mismo sindicato. Ahora ya dejó la dirección del sindicato, ya no tiene por qué estar interviniendo. Y no sabía yo…. Entonces, ahora vamos a investigar y si existe amenaza para instalaciones y demás, eso se tiene que ver por la vía legal.

Reportero. Presidente ¿por qué no se le ha abierto expediente a Romero Deschamps por enriquecimiento de este líder?

AMLO. Es que no hay denuncias sobre enriquecimiento.

Reportero. Es público, señor presidente.

AMLO. Sí, pero no hay denuncia.

Reportero. Y proviene de dinero de las cuotas de los trabajadores y también proviene de dinero que la empresa, de acuerdo con lo pactado, le entregaba al sindicato.

AMLO. Yo pedí información a la fiscalía, si había denuncias sobre esto, y al parecer no hay denuncias, al menos hasta hace… Cuando salió él del sindicato, pero eso lo tiene que ver la fiscalía.

Reportero. Presidente, en enero y febrero, hablando de Pemex, se destinaron algo así como 32 mil millones de pesos para pagarle a proveedores de bienes y servicios de Pemex, pero son (adeudos) atrasados, que vienen de los gobiernos de Peña y de Calderón, y supongo que en los últimos dos años también; algunos proveedores se han quejado que les está pidiendo comisiones, presidente, no se trata ya del diezmo, del famoso 10 por ciento, que se les está pidiendo desde el 20 hasta el 30 por ciento de comisión.

AMLO. Eso es algo relativamente sencillo: que denuncien, que presenten pruebas y no sólo se destituye al funcionario, ahí sí hay denuncia penal. Además, no hace falta mucho trámite, que me dirijan a mí el escrito y que me presenten las pruebas.

Te puede interesar: Consejo de Administración emplazó a Pemex a transparentar recursos de Dos Bocas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *