Intereses extractivos, detrás del ataque armado a zoques en Chiapas

Redacción - 04 Dic 2021 a las 8:20 pm

Detrás de la disputa agraria entre tzotziles y zoques del norte de Chiapas –por las tierras ubicadas en las faldas del volcán Chichonal– hay intereses extractivos, explica en entrevista el investigador Fermín Ledesma Domínguez. En la zona se han planificado desde proyectos petroleros hasta ecoturísticos

Toda la zona del volcán Chichonal y el territorio zoque –de más de 200 mil hectáreas– “está dinamizado, tensionado por una serie de proyectos extractivos proyectados en esas tierras” y son esos intereses los que estarían detrás de la disputa agraria entre tzotziles y zoques, explica en entrevista con Contralínea el investigador Fermín Ledesma Domínguez.

Agrega que otro elemento que se sumó a la disputa fue la puesta en marcha del Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares (Procede) –en 2002–, el cual impulsó la confrontación y propició el conflicto agrario por las tierras aledañas al volcán.

El integrante del Centro de Lengua y Cultura Zoque expone que dicho conflicto se agravó el pasado 21 de noviembre, cuando se registró un ataque armado contra la comunidad zoque de Esquipulas Guayabal, municipio de Chapultenango.

Para el maestro en ciencias en desarrollo rural por la Universidad Autónoma de Chapingo son los proyectos que se remontan al año 2012 los cuales con la creación de un geoparque, el cual tiene un interés creciente del turismo local y nacional para subir el cráter del volcán. El problema con el geoparque impulsado por Silvia Ramos Hernández, directora de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas es que es como una reserva pero sin la participación de la gente. Esto ha llevado a colocar al gobierno, a apoyar por ejemplo una cabaña turística que está en las faldas del volcán”.

Además, en 2015, la Comisión Federal de Electricidad declaró zona de interés geotérmico 15 mil hectáreas para la construcción de una planta. “Hay una serie de intereses en pozos petroleros, geotermia, geoparque que lo que está haciendo es tensionar, porque genera cada uno de estos proyectos un interés político”. Para el maestro Ledesma, el estado mira a la zona zoque como generadora de materia prima para beneficio de otros lugares del país.

Y es que, también. cercano al Chichonal, la minera canadiense Frisco -propiedad de Carlos Slim- pretende el cerro La Mina y el cerro Atziqui (ubicado en la comunidad de Buenos Aires, Chapultenango).

 

El ataque armado

Durante 19 años, las autoridades del estado de Chiapas y el gobierno federal no han atendido el conflicto agrario entre tzotziles y zoques del norte de Chiapas por las tierras aledañas al volcán Chichonal.

El maestro explica que a raíz de la explosión del volcán –en 1982–, los ejidatarios que habitaban en las faldas del Chichonal abandonaron sus tierras. En 2002, impulsados por el Procede, manifestaron interés por regresar, pero se encontraron con que un grupo de campesinos las poseían y las trabajaban de forma gradual ; sin embargo no contaban con los documentos de propiedad. “Ahora quienes querían regresar tenían los papeles pero no las tierras”. Entre 2006 y 2009 un grupo de tzotziles ocupó una parte de las tierras del volcán ubicado en Esquipulas.

La problemática derivó en una serie de litigios para que la Procuraduría Agraria y de Registro Agrario Nacional, distrito 03 con sede en Tuxtla Gutiérrez reconociera a los campesinos posesionarios pese no tener los papeles.

Desde el Centro de Lengua y Cultura Zoque, el doctorante en desarrollo rural por la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Xochimilco añade que el Programa de Certificación de Derechos Ejidales también desató una diferencia en 2016 cuando un grupo de campesinos de Rayón realizó una asamblea para reconocer a nuevos campesinos. “Este grupo comparte, de pronto, también las tierras en donde cohabitan. Antes que entrara Procede no había ningún tipo de conflicto”.

El conflicto se agravó el 21 de noviembre de 2021 con el ataque armado ejecutado por un grupo de la etnia tzotzil, refiere Ledesma Domínguez. Este evento provocó el desplazamiento de 35 familias que se encontraban viviendo desde hace dos décadas en las faldas del volcán.

 

Y es que “ellos [quienes atacaron] se inconformaron” con lo sentenciado por el Tribunal Unitario Agrario 03: reconoció a los campesinos de Chapultenango las tierras del volcán Chichonal y dejó a un lado al grupo de tzotziles. Alrededor de las 10 de la mañana 35 familias fueron atacadas con armas de alto poder en el ejido de Esquipulas, Guayabal. Las familias tuvieron que ser desalojadas, desplazadas y fueron albergadas en la cabecera municipal de Chapultenango, esto es alrededor de 4 o 5 kilómetros del lugar”. Para el investigador zoque, la violencia sufrida por las familias no sería por el asunto agrario, sino “de fondo me parece que están estos proyectos”.

El 25 de noviembre pasado funcionarios de la Secretaría de Gobierno acudieron al ejido para entablar diálogo con las partes involucradas con el fin de encontrar soluciones que generen acuerdos y los desplazados puedan retornar a su lugar de origen, informó la Secretaría General de Gobierno de Chiapas.

Te puede interesar: Huella tóxica de la minería pone en riesgo a poblaciones enteras

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *