Síguenos en redes

Detrás de ‘guerra sucia’ están quienes se sentían dueños de México: AMLO

Detrás de ‘guerra sucia’ están quienes se sentían dueños de México: AMLO

El reconocimiento de los pueblos originarios como sujetos de derecho público, es la piedra angular de la iniciativa de reforma al artículo 2

La guerra sucia electoral es bastante normal, aunque lamentable, consideró esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador. Detrás de estas campañas negras mediáticas, señaló que están quienes se sentían dueños de México y ahora ven afectados sus intereses, porque se cancelaron los contratos leoninos y ya tienen que pagar impuestos.

“Ahora se intensifica la guerra sucia desde que llegamos al gobierno porque tomamos algunas medidas que no les gustan a los que se sentían dueños de México: se acabó la corrupción, los contratos leoninos”, acusó en su conferencia desde Palacio Nacional.

El titular del Ejecutivo federal señaló que “los más enojados son los que no pagaban impuestos, porque les condonaban los impuestos a los de mero arriba. Y esos pues eran también dueños de medios de información, que ya está difícil hablar de medios de información, son medios de desinformación o de manipulación, o medios para proteger intereses, porque son empresas muy grandes o traficantes de influencia, porque, además, en sentido estricto ni siquiera empresarios son. Son traficantes de influencias para poder saquear, robar”.

En el caso de las corporaciones mediáticas, el primer mandatario observó que su enojo no sólo se debe a que se cancelaron contratos de publicidad y el llamado chayote, sino a que se les acabó sus negocios multimillonarios en otros rubros. López Obrador identificó que poseer medios de comunicación en México “es parte de todo un mecanismo de control y de manipulación”.

Los dueños de los medios, expuso, no hacían negocios lícitos, pues habrían aceptado ganancias o utilidades razonables, cuando en realidad lo que hacían era atracar. “Imagínense cuánto se condonaba de impuestos”.

López Obrador señaló que el gobierno estaba secuestrado por esos intereses de las corporaciones, “y, como decía Tolstoi, un gobierno que no procura la justicia no es más que una banda de malhechores. No estamos hablando de un chayote de 50 mil pesos por periodista, que es mucho, 20 mil, no, no, no, estamos hablando de miles de millones de pesos”.

Como ejemplo de los contratos leoninos, citó el caso de los nueve hospitales subcontratados a privador por 160 mil millones de pesos. “Y resulta que hacemos los avalúos porque ya no queremos mantener esos contratos leoninos y cuestan 6 mil millones, para 160 mil [millones]. ¿A eso se le puede llamar negocio? ¿Esa es una ganancia razonable? Eso es un atraco, eso es un robo. Entonces, para poder hacer eso necesitaban crear medios de información”.

Para entender el porqué de las guerras sucias, el presidente de la República pidió que se proyectara una lámina con los datos de las condonaciones fiscales a grandes contribuyentes, cuyo contenido empezó a describir de la siguiente manera: “¡miren nada más! En este caso, de las principales condonaciones de impuestos, nada más aquí, Televisa, 16 mil 446 millones [de pesos] con [Enrique] Peña de condonación; con Calderón, 4 mil 42; en total, 20 mil 488 [millones de pesos]”.

Agregó: “Banamex, 15 mil 848 millones de condonación de impuestos, o sea, no pagaban impuestos; Cemex, 12 mil 775; Carso, 10 mil 292; ICA, 7 mil 827; Grupo Salinas, 7 mil 775. Y era legal. Entonces esto se terminó porque logramos reformar al inicio, ahora ya no podríamos, al inicio logramos reformar la Constitución, el artículo 28, y se prohibió la condonación de impuestos. Esto lo hacía el presidente”.

López Obrador recriminó que siempre se engañó al pueblo con el cuento de que todos pagaban impuestos, cuando en realidad los de arriba no lo hacían. “Y lo que les hablaba yo de los contratos, eran hospitales, eran reclusorios, igual, nos costaba cinco mil pesos por recluso pagarles, cinco mil pesos por recluso, diario. Y la vigilancia corría a cargo del gobierno. ¿Y quiénes eran? Los mismos. Entonces, pues es entendible que no les guste”.

No obstante, reconoció que hay empresarios que ya aceptaron que cambiaron las reglas. “Y pues a nadie le gusta que lo expulsen del paraíso, pero han ido aceptando; pero otros no, otros lo que quieren es que regrese esto. Pero si esto regresa, pues no hay el apoyo a la mayoría del pueblo, no hay 2 billones 700 mil millones, que es lo que hemos destinado a los Programas de Bienestar, a las pensiones de adultos mayores, a las becas, al campo, no habría eso. Entonces, ofrezco disculpas”.

Te puede interesar: Carlos  Salinas le entregó el Poder Judicial al PAN: AMLO