Síguenos en redes

Inai se creó para ser cómplice del saqueo neoliberal: AMLO

Inai se creó para ser cómplice del saqueo neoliberal: AMLO

La crisis de corrupción que enfrenta el Inai ha quedado al descubierto con la presentación de las auditorías forenses que aplicó la ASF

Tras la reciente revelación de la revista Contralínea acerca de los resultados preliminares de la auditoría forense al Instituto Nacional de Transparencia, hecha por la Auditoría Superior de la Federación –que observan presuntas irregularidades en viáticos y gastos de representación por 1.4 millones de pesos de siete comisionados activos en 2022, como pagos de consumos en cantinas–, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el Inai fue creado para ser tapadera de la corrupción.

El Inai es una “dependencia pantalla que sólo simula, son como tapaderas”, consideró. Por ello, dijo, cualquier otro organismo se puede hacer cargo de las funciones. Añadió que ningún trabajador de esos órganos autónomos se quedará sin empleo, pues nada más desaparecerían los cargos más altos que actualmente tienen sueldos de hasta 300 mil pesos mensuales, y que tienen gastos superfluos y privilegios.

Los ahorros, explicó el titular del Ejecutivo federal, se irían para financiar becas. Al respecto, recordó que gracias a estos apoyos a los estudiantes de educación media superior, se logró reducir el abandono de 14 a 9 por ciento

López Obrador acusó que la mayoría de los organismos autónomos se creó en el periodo neoliberal, “cuando se tomó por asalto el gobierno y se puso el gobierno al servicio de una minoría, delincuentes de cuello blanco. Necesitaban que el gobierno, de manera descarada, sin límites de ningún tipo, estuviese al servicio de sus intereses, y eso fue lo que padecimos durante 36 años”.

Consultado por Contralínea en su conferencia matutina sobre los presuntos gastos irregulares de los comisionados del Inai, el primer mandatario consideró que casos como éste tienen muy poca difusión, porque la mayoría de los medios de información “eran parte de esta red de componendas y de complicidades”. Y agregó: “es gravísimo que en nuestro país, en 36 años, se hagan reformas a la Constitución, general, a la carta magna, sólo para legitimar el robo, la corrupción en contra de la mayoría de los mexicanos”.

Desde 1983 hasta 2018, dijo, desapareció el interés público en todas las leyes, para establecer el predominio del interés privado. “Para llevar a cabo toda esta operación de convertir lo público en privado crearon una estructura, un andamiaje paralelo al gobierno legal y empezaron a hablar de las nuevas políticas públicas: la transparencia, el no permitir la preponderancia de un actor en el comercio, la economía, el no permitir los monopolios. Para eso, había que crear un organismo”.

López Obrador consideró que la creación de los organismos autónomos –que son costosísimos– fue una simulación: después de años de haberse fundado todos ellos, México está igual o peor en los temas de transparencia y control monopólico. Como ejemplo de esto último, citó el caso del oligopolio en los medios de comunicación.

Criticó que en esos organismos como el Inai y la Cofece, los funcionarios mantienen sueldos elevados, viáticos y tarjetas corporativas –como las American Express de los comisionados nacionales de transparencia– para ir a restaurantes o bares.

“Todo eso queremos quitarlo. Desde luego, no les gusta. Pero el instituto de la información [Inai] nunca vio nada de la corrupción que imperaba, nunca. ¿Conocen ustedes alguna denuncia? Al contrario, eran y siguen siendo tapaderas. Entonces, hay una iniciativa ahora para que dejen de existir todos esos institutos fachadas, y que estas funciones las cumpla el gobierno, como es su función constitucional: que lo que tiene que ver con el otorgamiento de concesiones para medios de información pues tenga que ver con la Secretaría de Comunicaciones; que todas las oficinas de regulación del sector energético estén en Pemex, en la Comisión Federal de Electricidad o en la Secretaría de Energía; que la transparencia esté en la Secretaría de la Función Pública, en el Poder Legislativo, en la Auditoría Superior de la Federación, o en la Fiscalía General de la República.”

Existen las instancias para actuar, señaló López Obrador. Además, recordó que ninguna ley permite robar o ir a un bar y pagar con dinero del pueblo. Sin embargo, advirtió, a los funcionarios como los del Inai que siguen haciéndolo no les pasa nada, porque cuando se busca juzgarlos, los casos llegan al Poder Judicial y los ministros , como Javier Laynez Potisek, dicen: ‘no’. “Su alteza serenísima, Laynez, dice ‘no’”.

La reforma para extinguir los órganos autónomos depende de los ciudadanos, consideró el titular del Poder Ejecutivo, en referencia a las próximas votaciones federales. “¿Quieren que todo esto continúe? Bueno, pues que lo sepamos cuando se lleve a cabo la elección, porque esta elección próxima es, al mismo tiempo, un referéndum, un plebiscito, es: ‘¿quieres que continúe la transformación o quieres que regresen los de antes, los corruptos?’ Y entonces, ahí empieza el debate. ‘¿Quieres que continúe la transformación?’ ‘No. No quiero, porque pues ya no quiero tener un presidente como Andrés Manuel vinculado al narco’”, ironizó.

En ese mismo tono, el presidente López Obrador indicó que quienes voten por el regreso del régimen neoliberal pueden decir: “‘quiero un presidente obediente, al servicio de la DEA, un servidor afanosito de los potentados de México. Quiero a alguien que sea sensato y que no esté diciendo que no hay clases, cómo no, no somos iguales, el que no tiene nada es porque le ha ido mal, tiene mala suerte, no tiene buena fortuna. Además, ¡cómo vamos a ser todos iguales! ¿Cómo es eso que dice el presidente que no existen las razas, si yo soy de sangre azul, pertenezco a la moronga azul?’ Entonces, hay oportunidad”.

El pueblo va a decidir, reiteró. Por eso, consideró que la próxima elección es muy importante. “Yo le tengo mucha confianza a la gente, al pueblo de México. La verdad, la verdad, es excepcional, y ahora más porque se está empoderando, no sólo por cuestiones de que está sintiendo que se le toma en cuenta y que ellos deciden, y que son muy contentos, muy felices, si no hay algo que los llena de orgullo a los mexicanos: su origen, la dicha enorme que les produce el ser mexicanos, el pertenecer a uno de los países con más cultura en el mundo, formar parte de un país que es una potencia cultural, como pocos en el mundo. Eso es importante”.

Acerca de otros órganos autónomos que se busca desaparecer, expuso el caso de la Cofece, que se creó para considerar monopolios a Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. Por lo cual se les da el mismo trato o peor que a las empresas particulares: “tratan mejor a Shell que a Pemex, tratan mejor a Iberdrola que a la Comisión Federal de Electricidad”.

Te puede interesar: AMLO exhibe a ProPublica y a Tim Golden como calumniadores