Quema de combustibles, sentencia de muerte para el planeta: ONU

Andrea Gómez - 26 Oct 2021 a las 10:18 pm
FOTO: 123RF

El viejo modelo de desarrollo basado en la quema de combustibles es una sentencia de muerte para los sistemas económicos, ecológicos y sociales del planeta, alertó António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Agregó que el objetivo de temperatura  –acordada por los líderes de los gobiernos–  se aproxima a 2.7 grados centígrados. “Un registro muy alejado del objetivo de 1.5ºC, pactado por todos los países en el Acuerdo de París”.

Por ello, la ONU observó que se tienen que reducir las emisiones mundiales y alcanzar el objetivo de cero emisiones para 2050. Otras medidas urgentes son: la canalización del carbono hacia infraestructuras y empleos resistentes; el cambio de las subvenciones de los combustibles fósiles a las energías renovables y la descarbonización son medidas que beneficiarán a todas las personas, el planeta y la prosperidad.

“Los gobiernos están acordando cada vez más dejar de financiar el carbón; ahora las finanzas privadas tienen que hacer lo mismo. Tenemos que eliminar el carbón para 2030 en los países de la OCDE y para 2040 en el resto de los países.” subrayó Naciones Unidas en un comunicado.

Asimismo, señaló que los líderes mundiales deben comprometerse y liderar iniciativas con objetivos ambiciosos, audaces y verificables para 2030, a fin de reducir el impacto del calentamiento global y dejar a la próxima generación un planeta saludable, sostenible y en buen estado.

“Sólo la acción climática solucionará el problema del calentamiento global”, indicó, por su parte, Abdulla Shahid, presidente de la Asamblea General de la ONU. Agregó que la cooperación internacional de los gobiernos armonizará nuestra relación con la naturaleza. “Trabajemos juntos. Creo que podemos y debemos encontrar la voluntad de acabar con la crisis climática. Contamos con la ciencia. Disponemos de la capacidad. Tenemos los recursos”.

Te puede interesar: El planeta se precipita hacia un calentamiento catastrófico: ONU