Síguenos en redes

Zoé Robledo exhibe a las 10 ‘coyotes’ de las medicinas con el Seguro Popular

Zoé Robledo exhibe a las 10 ‘coyotes’ de las medicinas con el Seguro Popular

La instrumentación del modelo de atención médica integral avanza en México, aseguró el director general del IMSS, Zoé Robledo
FOTO: CUARTOSCURO

En los gobiernos pasados, cuando existía el mal llamado Seguro Popular, el mercado de las medicinas se concentró en 10 empresas que no eran farmacéuticas, sino que eran intermediarias o “coyotes”: Grupo Fármacos Especializados, SA de CV; Farmacéuticos Maypo, SA de CV; DIMESA (Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, SA de CV); Ralca, SA de CV; Comercializadora de Productos Institucionales, SA de CV; Savi Distribuidores, SA de CV; Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México, SA de CV; Compañía Internacional Médica, SA de CV; Comercializadora Pantamed, SA de CV; y Vitasanitas, SA de CV.

En la conferencia presidencial de esta mañana, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhibió ese “modelo de negocios” rentable sólo para esos privados, al advertir que se simulaban buenas prácticas de compras en el sector salud público, cuando en realidad se acaba pagando mucho más y comprando medicamentos de diferente calidad para los mismos padecimientos.

Con el Seguro Popular, dijo, operó una supuesta estrategia para reducir costos en la adquisición de medicamentos –denominada compra consolidada–, que generó “una enorme concentración en pocos proveedores, que al final tampoco eran laboratorios, eran principalmente empresas distribuidoras”. El titular del IMSS agregó que de 2012 a 2018, sólo 10 empresas concentraron el 79.6 por ciento del gasto de medicamentos del país.

“Casi el 80 por ciento en sólo 10 empresas de distribución: un total de 241 mil millones de pesos en 10 empresas. De ésas, tres empresas, sólo tres, concentraron la mitad de todos los contratos. Una sola: el grupo Fármacos Especializados, SA de CV, se llevó el 35 por ciento de la compra de todo este periodo, con un monto de 106 mil millones de pesos en una sola empresa, en estas compras del sexenio pasado”, explicó.

Robledo Aburto señaló que esta concentración en pocos proveedores fue posible porque los laboratorios que producen las medicinas dejaron de participar en las licitaciones públicas, y para ejemplificar, dijo: “en 2018, el 85 por ciento de las claves de medicamento, de los tipos de medicamentos que se compran, recibieron solamente entre una o dos propuestas; es decir, el mercado se cerró; y en esas condiciones de desventaja para el gobierno, al cierre del 2018, el gasto de bolsillo en México era el segundo más alto de los 36 países de la base”.

Ver documento completo

Cada año, las instituciones públicas del sector salud de este país invierten cerca de 100 mil millones de pesos para la adquisición de medicamentos, informó el servidor público. Agregó que en los gobiernos anteriores se hablaba mucho de la consolidación que hacía el Seguro Social, es decir que juntaban las necesidades de varias instituciones –del IMSS, del ISSSTE, de los gobiernos de los estados que eran financiados por el Seguro Popular– y hacían una compra; esa esa compra tenía una serie de problemas: había una enorme simulación sobre lo que significaba en realidad compraban juntas, pero compraban diferentes tipos de medicamentos para los mismos padecimientos”.

Agregó que la población tiene derecho a recibir el mismo tratamiento, independientemente de la institución pública donde se atiende. Y dijo que en este gobierno se logró romper ese monopolio de las empresas “coyote” y los medicamentos ya se adquieren directamente con las farmacéuticas.

En las compras anuales de 2023 y 2024 de todos los medicamentos, dijo el director del Seguro Social, se modificó completamente la forma en cómo se adquirían estos insumos del sector salud, pues ya se incorporaron a este sistema los servicios estatales de salud, a través del IMSS Bienestar. Al respecto, explicó que la participación de laboratorios fue mucho mayor: “llegaron a participar 334 empresas, y el resultado fue la mayor compra que se haya hecho el historia de nuestro país un total de 196 millones de pesos para adquirir 3 mil 817 millones de piezas de medicamentos”.

Indicó que las compras ya se hacen directamente a laboratorios –como Roche, Pfizer, Astra Zeneca–, y se logró no sólo romper ese monopolio que se tenía en los distribuidores, sino que ahora, con las adquisiciones directas a los laboratorios, se está logrando surtir el ciento por ciento de la recetas.

Zoé Robledo aseguró que se exige a todos los proveedores que cumplan, y que se determinan sanciones a quienes incumplen. Y destacó como muy importante el hecho de que en 23 estados se lleva a cabo la federalización del sistema de salud.

Artículo

Tiempo de mujeres

En México, vivimos tiempo de mujeres. Actualmente, ocuparán posiciones como la Presidencia de la República y la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Saber más »