Por violaciones al Capítulo 23 del T-MEC, ingenieros denunciarán a Pemex en EU

Nancy Flores - 12 Dic 2021 a las 10:06 pm
Por violaciones al Capítulo 23 del T-MEC, ingenieros denunciarán a Pemex en EU
Foto: Untypp

La Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros denunciará a Pemex el próximo 16 de diciembre ante la Línea Roja del T-MEC, por violaciones a derechos laborales (como las jornadas de hasta 32 horas seguidas), revela la secretaria general de dicho sindicato. La ingeniera Silvia Ramos explica que es el paso previo a que la Untypp presente una queja más amplia en Estados Unidos –por violación al Capítulo 23 del Tratado– en enero de 2022. Expone que éste es el único camino que les han dejado, tras un año de intentar negociar en México y luego de que la Secretaría del Trabajo rompiera con las mesas de diálogo, y Petróleos Mexicanos incumpliera sus compromisos

El próximo jueves 16 de diciembre, la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (Untypp) presentará una queja a la Línea Roja (hotline) del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que dispuso el Departamento del Trabajo estadunidense para que se denuncien presuntas violaciones a derechos laborales en el marco del acuerdo trilateral. La denuncia de los ingenieros y técnicos es contra su patrón, Petróleos Mexicanos (Pemex), por diversos abusos, entre ellos la instauración de jornadas laborales de 24 hasta 32 horas seguidas, cuando la Ley Federal del Trabajo y los convenios internacionales firmados por el país en esta materia mandatan sólo 8 horas.

Éste es el paso previo a que la Untypp presente una queja más amplia en Estados Unidos –en el marco del Capítulo 23 del T-MEC– en enero de 2022, informa a Contralínea la secretaria general de dicho sindicato, la ingeniera Silvia Ramos Luna. Expone que éste es el único camino que les han dejado, tras un año de intentar buscar soluciones en México y luego de que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social rompiera con las mesas de diálogo, en las que también participaba la Secretaría de Gobernación y la propia Pemex.

Tiempo en el cual, además, la petrolera ha incumplido los pocos compromisos que se habían alcanzado, como respetar el antiguo régimen de jubilaciones que marcaba la misma edad jubilatoria para los agremiados de la Untypp que para los del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (55 años), y que en agosto pasado fue modificado en perjuicio de los primeros, al aumentarles 10 años.

Al consultarle cuándo presentarán la queja en Estados Unidos contra Pemex, la ingeniera Ramos Luna explica: “vamos a ir primero a la Línea Roja. Y si las cosas siguen así pues ya la presentaremos, pero por mientras estamos elaborando la queja. Todavía estamos dando un pre-paso, estamos diciéndoles que resuelvan antes. Yo no quiero ir al T-MEC. Me siento muy mal que sea el gobierno norteamericano el que resuelva el problema cuando yo siempre lo he rechazado por invasor, por imperialista, por despojador”.

No obstante, recalca que la queja ampliada y sustentada ya casi está lista y que éste es el único camino que les han dejado para buscar justicia. “Pienso que ésa la presentaríamos en enero del año que entra [2022], porque ya también con estas fechas [decembrinas] prefiero que sea en enero, pero eso no depende de mí: son decisiones colectivas”.

Foto: Untypp

La lideresa de la Untypp dice a Contralínea: “Nosotros esperábamos que con esta administración hubiera un respeto a los derechos humanos y no lo hay: están violando cotidianamente nuestros derechos laborales […]. Tenemos un año de que mandamos oficios a las secretarías de Gobernación, del Trabajo, de Relaciones Exteriores. Hicimos un mitin en Relaciones Exteriores para decirle a Marcelo [Ebrard] que si no nos resuelven vamos a ir al T-MEC. Le dijimos a la Secretaría del Trabajo que si no nos resuelven vamos a ir al T-MEC. Yo personalmente, en la mesa de diálogo, se los dije: ‘imagínense, si con General Motors se armó un relajo, qué feo que el gobierno de Estados Unidos le hable al presidente [Andrés Manuel López Obrador] y le diga: ‘oye hay una queja de tus ingenieros de tu empresa Petróleos Mexicanos porque les están violando sus derechos humanos laborales, les están violando su derecho a la libertad sindical y a la contratación colectiva’”.

La ingeniera Ramos Luna prevé un escenario muy difícil para los integrantes de la Untypp, en caso de que entre diciembre y enero no se resuelvan las demandas más urgentes y tengan que recurrir al T-MEC. “Van a decir que somos traidores, nos van a decir de todo pero les dimos un año y ahora es un acuerdo del Consejo Nacional que tuvimos a fines de noviembre, y el acuerdo es: ‘vamos al T-Mec’. Y yo, después de que estuve pidiéndoles una oportunidad para negociar, tengo que reconocer que no tenemos otra opción. Y al no tener otra opción, vamos a presentar por Capítulo 23, violación a la libertad sindical, nuestra queja ante el Tratado de Libre Comercio México, Estados Unidos, Canadá”.

Considera que sería un milagro si se logran resolver las demandas en los próximos 30 días, porque ya se los han “dicho personalmente, de frente y por oficio. Y yo lo lamento mucho porque fue un año. Los compañeros querían ir desde el año pasado, porque para eso son las leyes y para aprovechar el Capítulo 23 del T-MEC. Y yo les pedí tiempo para tratar de resolver internamente, pero están cerrados: nadie nos hace caso. Yo no puedo permitir que mis compañeros sigan trabajando 32 horas seguidas, que sigan sin vacaciones por 4 años, que sean llamados a investigación y que no los podamos acompañar y que nosotros no podamos, como sindicato, asistirlos porque el representante está trabajando. Nos violan nuestra libertad sindical, nuestro derecho al contrato colectivo, nuestros derechos humanos laborales. ¿Qué hacemos? Denme una opción”.

Añade que se suspendieron las mesas de diálogo de forma unilateral: “la Secretaría del Trabajo ha de estar muy ocupada porque no soy la única [a la que no atienden]. Estamos contactando a varios sindicatos que tienen una problemática similar. Y entonces dónde está la Secretaría del Trabajo, que es la encargada de velar por los derechos de los trabajadores”.

Explica que esas mesas de diálogo en Gobernación se lograron luego de que publicaron el 24 de junio de 2021– una carta abierta al presidente López Obrador. “Ahí estuvimos con la Secretaría del Trabajo, Pemex y Gobernación. Logramos algunas cosas pequeñas como el reconocimiento de la UNTYPP [como sindicato] y cosas mínimas. Incluso nos hicieron un oficio diciendo que tenemos derecho a vacaciones y lo mandaron a los centros de trabajo, aunque en muchos de esos centros no lo respetan. Tuvimos una segunda mesa para ver los avances, y en una tercera mesa se nos planteó que nos reuniéramos fuera de Gobernación porque luego la bloquean. Nosotros pedimos que fuera en la Secretaría del Trabajo por ser la más indicada, es la encargada de hacer respetar los derechos de los trabajadores. Se acordó que íbamos a la Secretaría del Trabajo pero a la hora de la hora nos dijeron que no, que sería en Pemex. En Pemex volvimos a lo mismo de antes sin resolver. Te reúnes y platicas 2 horas y es lo mismo de siempre: necesito derecho al descanso, [y la respuesta de Pemex:] ‘es que no hay plazas’; necesito que les des vacaciones, ‘no hay plazas’; necesito permisos sindicales, ‘no tienes derecho’. La ley en su artículo 132 fracción 10 dice esto, ‘ah, bueno, pídemelo con 8 días de anticipación, mejor con 2 semanas para el trámite’”.

Ramos Luna agrega que son muchos los agravios que padecen los miembros de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros. El principal problema y la causa de muchas otras problemáticas, observa, es la falta de cobertura de plazas. “Tenemos 1 mil 780 plazas nominadas de confianza que no están cubiertas. Si ellos [las autoridades de Pemex] cubrieran las plazas no tendríamos a nuestros compañeros trabajando 24 por 24 horas ni 32 horas seguidas. Mientras no cubran las plazas… No sé qué están ahorrando: los compañeros están cubriendo plazas, están haciendo la función pero sin ascenso. Te dicen: ‘a partir de hoy vas a ser el jefe de la planta pero no te pagan como jefe de la planta y tienes toda la responsabilidad de un jefe de la planta. Nosotros necesitamos cobertura de plazas. Creo que eso resolvería gran parte de los problemas que estamos teniendo”.

Otro factor fundamental para resolver los conflictos laborales entre la Untypp y Pemex, expone, “es la firma de un contrato colectivo o de un documento que no muevan”. Ello, añade, porque –aun cuando la Ley Federal del Trabajo dice que los reglamentos deben estar firmados entre el patrón y el trabajador– el reglamento que les aplican lo cambia el patrón, de acuerdo con la Ley de Petróleos Mexicanos. “El único que tiene la facultad de mover el reglamento es el director general de Pemex y entonces el director, unilateralmente, modifica cada que quiere el reglamento. Nosotros querremos una relación bilateral que impida que cada año perdamos derechos. Cada año nos quitan derechos y a este paso no sabemos en qué vamos a terminar”.

Las principales demandas

Entre las principales demandas que exige la Untypp esta la solicitud “de que no se obligue a los compañeros a trabajar 32 horas seguidas. Ni en tiempos del porfiriato ni de la revolución industrial, yo no conozco ninguna etapa en la historia de la humanidad en donde un trabajador sea obligado a trabajar 32 horas. Y eso nos está ocurriendo en la Refinería de Cadereyta, en la planta de fuerza, donde hay un compañero que desde el 2 de noviembre y las semanas consecuentes lo tienen trabajando 32 horas seguidas. Habló con el jefe de personal de allá, le dijo que no puede estar trabajando 32 horas seguidas. Se les dijo que al menos a las 24 horas se pueda retirar a su casa a bañar y a descansar, y la respuesta fue que si abandona su área de trabajo, si se va a descansar, le dan abandono de labores. Estoy absolutamente indignada porque se obligue a compañeros a trabajar 32 horas seguidas. Eso es inadmisible”.

La ingeniera Ramos Luna señala que no es una ni dos violaciones a los derechos humanos laborales, sino una serie de abusos. “Yo me indignaba porque tenía compañeros trabajando 24 horas seguidas. Hemos hecho ‘n’ cantidad de documentos a la dirección de Pemex, a la subdirección, a Relaciones Laborales diciéndoles: tenemos compañeros que en 3 o 4 años no les han autorizado vacaciones y tienen derecho a vacaciones. Hay compañeros que están trabajando 24 por 24 horas y necesitamos que descansen. Un compañero me habla un día después de tres meses: ‘entro hoy a las 8 y salgo mañana a las 8, y mañana vuelvo a entrar a las 8 y vuelvo salir a las 8. Ya quiero dormir’. Estaba ya en una situación de estrés en plena pandemia. No por nada somos la empresa que más muertos tiene entre sus trabajadores activos. Yo me quedé en 650, no he checado últimamente, pero 650 trabajadores activos es una cantidad enorme de trabajadores. Pero si tienes un trabajador trabajando 24 por 24 horas, pues su sistema inmunológico se deteriora”.

Otra de las demandas más urgentes, explica la lideresa de la Untypp, es la de la jubilación: “mientras que nuestros compañeros del STPRM se jubilan a los 55 años, que yo estoy de acuerdo, a nosotros a partir del 1 de agosto nos mandaron a jubilar hasta los 65 años. Entonces tanto desgaste físico lo tienen nuestros compañeros manuales como nosotros que estamos en campo. Nosotros decimos que no puede ser a los 65 años. En varias refinerías, en las visitas que ha hecho el presidente, se le ha planteado lo de los 65 años y él ha asegurado que ya está, que ya le dijo a Octavio [Romero Oropeza que se respete lo de los 55 años”.

Ramos Luna detalla que durante la visita presidencial a la Refinería de Tula, Hidalgo –el pasado 7 de noviembre– tuvo la oportunidad de hablar con el director general de Pemex. Narra que el ingeniero Romero Oropeza le confirmó que el presidente López Obrador dio la instrucción de respetar la edad jubilatoria. “Le respondí que lo queremos en el reglamento, por escrito, porque lo que está escrito es que son 65 años. Y una de las demandas importantes es no a la jubilación a los 65 años. Son 65 años de edad o 40 años de antigüedad sin importar la edad. Y me decía: ‘yo ya di la orden’. Le dije: ‘tengo un compañero que tiene 49 años de antigüedad y 60 de edad y no lo quieren jubilar. ¿Dónde están sus instrucciones?’”

Otra de las exigencias de la Unión es poder brindar acompañamiento a sus agremiados. “A nuestra gente la mandan a investigación por cualquier situación y nosotros teníamos en el reglamento el acompañamiento, que podíamos acompañarlos. Primero teníamos derecho a una  investigación pero lo quitaron del reglamento –aunque está en la Ley Federal del Trabajo que tienes derecho a ser escuchado en un juicio–. Si el STPRM puede acompañar a su gente nosotros también tenemos derecho a acompañar a la nuestra. ‘No, ustedes no’. Legalmente, oficialmente tengo los oficios donde me dicen que no tengo derecho a acompañarlos. En algunos centros de trabajo se hace porque la gente que viene de antes sí tiene ese conocimiento. Yo creo que quienes están al frente de la empresa no tienen la menor idea de lo que son los derechos laborales, de que los convenios internacionales están por encima de la Ley Federal del Trabajo y que la Ley Federal del Trabajo está por encima de los contratos colectivos y de los oficios del director. La situación es muy difícil laboralmente”.

Foto: Untypp

Otra de las demandas es la reinstalación de sus compañeros. “Tenemos gente fuera que la corrieron desde 2010 cuando formamos la organización, que ya ganaron su laudo, su amparo, pero como la Junta salió por la pandemia se atoraron ahí. Le preguntamos a Pemex por qué no los reinstala si ya ganaron el amparo pero dice que se tiene que esperar a que el juicio acabe. Pemex podría aprovechar que, como está la pandemia y los compañeros ya ganaron, dar la orden de reinstalación. No hay un actuario que los vaya a reinstalar y Pemex pudiera ser un poco sensible y decir, pues ya los castigué 12 años”.

En ese contexto a la secretaria general de la Unión le gustaría explicarle al presidente López Obrador “que si alguien en este país que ha defendido la soberanía energética somos nosotros. Desde 1995 cuando intentaron privatizar la petroquímica, quienes estuvimos al frente en marchas, mítines y manifestaciones fuimos los técnicos y profesionistas allá en Minatitlán, en Coatzacoalcos. Cuando los contratos de servicios múltiples, presentamos una demanda contra un contrato y gracias a eso se detuvieron los contratos de servicios múltiples. En 2017 volvimos a presentar una demanda contra la reforma energética. Hemos estado en los plantones. Si alguien ha defendido en este país la soberanía energética somos nosotros porque los otros compañeros manuales, desgraciadamente, no ha sido posible que nos acompañen en esta lucha”.

Finalmente la ingeniera Silvia Ramos es contundente: “lo cierto es que no esperábamos que nos trataran así. No esperábamos privilegios. No queremos privilegios, queremos descansar, que se respete el derecho al descanso, que los compañeros puedan salir de vacaciones, que los compañeros de operación hagan sus 8 horas y se vayan a descansar. No me los puedes dejar cuatro guardias, que es lo que están haciendo ahorita. Les inventaron también en Cadereyta –ahí está el problema más grave– que: tú ingeniero de turno sales de tu descanso a las 8 de la mañana y te vas a ir 2 días de descanso, pues ahora te va a tocar la guardia. Entonces, después de tus 8 horas [de trabajo] en la noche, te tocan 72 horas. No tiene lógica. Me quitaron eso pero lo cambiaron por las 32 horas seguidas. Tampoco tiene lógica. No lo podemos permitir. La ciencia ha demostrado enormemente que después de 8 horas el cansancio mental puede provocar que hagas un accidente. Imagínate 32 horas, que tienes 30 horas y tienes un problema en la planta y no tomas la mejor decisión, ¿sabes qué pasa?, pones en riesgo tu vida, las instalaciones, el ambiente y la población. Entonces lo único que pedimos es que se respete la Ley Federal del Trabajo, la Constitución, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los convenios internacionales. Todos establecen 8 horas de trabajo. Está bien, por las necesidades [de la empresa] muchos de nuestros compañeros están trabajando 12 horas, no siempre se les pagan pero se quedan a trabajar las 12 horas, pero ya 32 horas es inadmisible, inaceptable”.

Te puede interesar: CONTRALÍNEA en vivo | Ingenieros petroleros denunciarán a Pemex ante T-Mec

7 comentarios

    1. Tu comentario es de agachón…porque no defender tus derechos…a nosotros nos van a correr, pero éste gobierno que se dice respetuoso, la historia lo condenerá

  1. En 1996 fuimos despedidos injustificadamente 7 ingenieros de mantenimiento de la refinería, por irregularidades en contratos de obra pública, función que correspondía al Depto. Contratos y no nosotros, después de 10 años que duró la demanda, nos pagaron lo correspondiente, más no nos reinstalaron y no nos jubilaron. Actualmente tengo 68 años, desempleado agravado más aún por la pandemia y el único beneficio es la pensión de bienestar social que otorga el gobierno federal. Compañeros del régimen de confianza sigan luchando por sus derechos. Saludos

  2. Por que no acusan a los vendedores de plazas, extorcionadores a los trabajadores, a los parásitos de esa empresa que los den cárcel. Y dejen en paz a nuestra empresa de los mex

  3. PNChes huevones, no les gusta trabajar? , que renuncien, llevan toda su vida haciéndose pndjs y hoy que se trata de salvar a la empresa y ganarse el salario, ya no les gusta? . CHASM.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *