Pueblos de toda América, en movimiento

Pablo Moctezuma Barragán - 07 Ago 2021 a las 7:07 pm

En Perú ha triunfado Pedro Castillo. En su toma de posesión, el nuevo presidente destacó la soberanía de los pueblos, anunció un paquete de iniciativas de salud y educación, y enviará al Congreso un proyecto para reformar la Constitución promulgada en 1993 por el hoy preso, Alberto Fujimori. Luego Castillo juró otra vez a su investidura en la región andina, lugar de la “Batalla de Ayacucho” en 1824 que logró la Independencia de Perú. Pedro Castillo anunció que reducirá a la mitad el sueldo a ministros y congresistas va a renunciar al sueldo presidencial y a percibir el sueldo de maestro.

El nuevo gobierno peruano de Castillo rechaza toda sanción e injerencia en asuntos internos de países como Venezuela y Cuba. Lima ahora apuesta por mejorar lazos con ambos países. Como canciller del Perú fue nombrado Héctor Bejar, gran defensor de la soberanía. La correlación cambia, se asoma el fin del Grupo de Lima, punta de lanza de Estados Unidos en la región. Ya están derrotados sus impulsores Pedro Pablo Kuczynski, Mauricio Macri,  Sebastián Piñeira. Argentina se retiró del Grupo, en México ya no está Peña. Además, el mandatario de Argentina, Alberto Fernández, subrayó que “la OEA [Organización de los Estados Americanos]bha dejado de ser un organismo que funcione y sirva a América Latina”. El canciller de Bolivia Rogelio Mayta dice: “Almagro tiene que darse cuenta que lo mejor que podría hacer es irse de la OEA porque si no se va ahora voluntariamente, está haciendo tan mal las cosas, que puede resultar siendo echado de su cargo”. Por su parte López Obrador pide la sustitución de la OEA por “un organismo que no sea lacayo de nadie”.

En Chile, el pueblo tras 2 años de lucha y décadas de resistencia logró convocar la nueva Constituyente. En Bolivia el movimiento popular derrotó en un año el Golpe de Estado, incitado por la OEA e instalar un gobierno popular. En Guatemala el pueblo se moviliza contra el gobierno de Grimmaldi. Hubo paro nacional el jueves 29 de julio contra la corrupción. Los ciudadanos reclamaron en la calle la dimisión del presidente. En Panamá, crece el rechazo a la iniciativa gubernamental de convertir al país en campo de explotación minera, con el gran riesgo que traerá para el ambiente y el impacto social directo sobre diferentes comunidades.

En Colombia tras un Paro Nacional –que estalló el 28 de abril convocado por el Comité Nacional de Paro, conformado por sindicatos y centrales, el movimiento más importante en décadas– el 15 de junio el Comité anunció el cese de las movilizaciones de los miércoles, pero realizaron varios eventos el siguiente mes. Continuó con una movilización el 20 de julio en la conmemoración de 211 años de la firma del acta de revolución en 1810. Allá promueven 10 proyectos de ley que presentan al Congreso para la solución de problemas sociales expresados 18 meses antes en el Paro Nacional de 2019-2020. Han enfrentado la represión, las grandes corporaciones mediáticas. Y Estados Unidos ha apoyado siempre la política genocida de los gobiernos colombianos contra el pueblo. La clase política que gobierna Colombia hace 200 años ha estado siempre apadrinada por Estados Unidos y la violación de derechos humanos es incesante.

En Brasil al grito de “¡Bolsonaro genocida!”, “¡No era negacionismo, era corrupción!”, decenas de miles marcharon el sábado 3 de julio, en 100 ciudades contra el presidente neofascista, quien será investigado por el Supremo Tribunal Federal por no denunciar una tentativa de corrupción en la compra de la vacuna india Covaxin contra el Covid. Es la tercera jornada de protestas en menos de 1 mes por sus omisiones en la gestión de la pandemia, que ha dejado más de 500 mil muertos.

Venezuela, durante 4 años, ha enfrentado el bloqueo comercial, la confiscación de empresas estratégicas y depósitos en el exterior, y el reconocimiento del gobierno paralelo de Juan Guaidó por parte de Washington y la Unión Europea, y ha derrotaron los intentos de golpe de Estado. Pero siguen las agresiones. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela denunció el 23 de julio la violación de su espacio aéreo por un avión militar de estadunidense que realizó un recorrido a 14 millas náuticas de la Sierra de Perijá.

Las manifestaciones en Ecuador de 2019 una ola de movilizaciones a nivel nacional realizadas a partir del 2 de octubre hasta el 13 de octubre de 2019, tras el anuncio de medidas económicas parte del gobierno de Lenín Moreno, continuarán. El nuevo presidente de la Conaie (Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador) Leonidas Iza aseguró que durante su mandato trabajará contra el racismo, la discriminación y a favor de las mujeres, llamando a la integración del movimiento y de los sectores sociales del país.

Cuba resiste heroicamente. Realizó una mega manifestación el sábado 17 de julio en La Habana. “No es por capricho que nos reunimos en medio de una compleja situación epidemiológica. Los hemos convocado para denunciar una vez más el bloqueo, la agresión y el terror”, expresó el presidente Miguel Díaz-Canel. El Departamento de Estado de Estados Unidos dedica anualmente 20 millones de dólares en asistencia a agrupaciones civiles cubanas y cubano-estadunidenses y propaganda en promoción de un cambio de régimen, y otros 3 millones de la paraestatal Fondo Nacional de la Democracia (NED, por su sgla en inglés). Y recordemos que en la Organización de las Nacines Unidas (ONU), 184 países votaron en contra del bloqueo y sólo Estados Unidos y Brasil a favor. México envía dos barcos con alimentos, medicinas y oxígeno a Cuba. Incluso en Washington tras recorrer 2 mil kilómetros y luego de un mes de caminata los cubanos americanos de la caravana Puentes de Amor que salió de Miami, el 25 de julio exigió frente a la Casa Blanca. fin al bloqueo contra Cuba.

Washington trata de forzar a terceros países a pronunciarse contra Cuba, un propósito que la OEA facilita con fidelidad. Pero la convocatoria a los miembros de la OEA para, con fines injerencistas, “analizar” el 28 de julio “la situación en Cuba”, fracasó estrepitosamente ante la negativa de la mayoría de sus países integrantes.

La injerencia de Washington en la región es clara. El Pentágono ha admitido que algunos colombianos involucrados en el asesinato del presidente de Haití  Jovenel Moïse recibieron entrenamiento en Estados Unidos. Según el portavoz del Departamento de Defensa Hoffman quien justifica los entrenamientos “pues promueven el respeto a los derechos humanos”. Algunos de los exmilitares colombianos implicados en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, recibieron entrenamiento en Estados Unidos cuando formaban parte del Ejército de Colombia, confirmó el Pentágono que en Colombia y Guatemala, y en México entrenaron a carteles de la droga. Como los Zetas, que asistieron a la Escuela de las Américas, institución de adoctrinamiento militar e ideológico estadunidense, encargada de formar a escuadrones de tortura y muerte para América Latina. Un informe revela que los asesinos del presidente haitiano Jovenel Moise usaron el mismo avión privado que llevó al autoproclamado “presidente” de Venezuela Guaidó el 21 de mayo a Barbados en 2020 para dialogar con el Gobierno de Venezuela.

Biden no ha revertido una medida implementada por Donald Trump para expulsar a “algunas” familias solicitantes de asilo, provocando descontento de defensores de derechos de inmigrantes, y no cumple las expectativas para la reforma migratoria en su propio país. Más de 1 millón de migrantes son detenidos en la frontera sur de Estados Unidos en el año fiscal 2021. Es la cifra más alta desde 2000. La Patrulla Fronteriza de estadunidense detuvo a 172 mil migrantes en la frontera suroeste en mayo.

En Estados Unidos las movilizaciones populares y laborales, antirracistas, antiguerra,  por derechos son incesantes. En Canadá hay gran movimiento contra la guerra, por derechos, y de obreros como la lucha de trabajadores  del acero del el sindicato USW. Hay  movilizaciones de denuncia y reparación pues de 1863 a 1998, más de 150 mil niños indígenas fueron cruelmente separados de sus familias e internados en colegios del gobierno, operados por la Iglesia Católica, eran parte de la política para asimilar a los indígenas. Sufrieron muchos abusos y 6 mil niños murieron.

Vivimos tiempos de cambios, la historia no se detiene, la humanidad no deja de aprender, de luchar y de avanzar, siempre en medio de enormes zig-zags, avances y retrocesos. En América toda, norte y sur, empujan los pueblos un proceso de cambio que los conduzca a tomar control de su destino. Las naciones indígenas originarias redoblan sus esfuerzos en todo el Continente ante el nuevo ataque neocolonial a sus derechos y a sus territorios.

El Imperio Yanki en decadencia, enfrenta la competencia económica y militar de China y Rusia, su aliada Europa se debilita y Estados Unidos busca apoyarse en “su región” para enfrentar a las otras potencias en lucha por la hegemonía. Quiere fortalecer la fusión de lo que entienden como Norteamérica: Canadá-Estados Unidos-México para tener el dominio completo de los tres países. A esto cooperó Fox, con la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), Calderón con la Iniciativa Mérida y la integración militar de ejército y armada a las órdenes del Comando Norte que lidera el Pentágono y Peña con las Reformas modernizadoras, en particular la Energética para contribuir a la creación de los Estados Unidos de las corporaciones norteamericanas. Estados Unidos pretende crear una región norteamericana cerrada que enfrente en todos los terrenos a China y Rusia y quiere usar al territorio mexicano para su logística militar. No lo lograrán.

México aspira a la soberanía, a tener un desarrollo autónomo e independiente. A mantenernos ajenos a la injerencia en el extranjero y la defensa de la soberanía de cada país. El triunfo de 2018 en contra del PRIAN significó una condena a los gobiernos neoliberales y neocoloniales, a su corrupción, crímenes y a la dependencia en que colocaron al país desde Salinas en adelante a la integración económica, de la cual el Tratado de Libre Comercio fue el primer paso y a la integración. política y militar. Es la hora de la soberanía popular y nacional. Esto no quiere decir que nos aislemos en un desarrolla autárquico. Por el contrario hay que estrechar lazos con los pueblos hermanos, no solo de América Latina y del Caribe sino desde luego también con los pueblos de Estados Unidos y de Canadá que Tratan de dividir al sur del norte, cuando todos los pueblos de América deben unirse y no para enfrentar otras regiones, sino por lo contrario, ser un factor de paz, de equilibrio mundial y romper los planes imperialistas y hegemónicos de Washington. Es la hora de la unidad de los pueblos de América por su liberación nacional y social.

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *