Contralinea

Los “contratos reservados” para el espionaje telefónico

Por motivos de “seguridad nacional”, el gobierno federal ha decidido reservar por más de 20 años los contratos que comprueban la adquisición de equipos tecnológicos para la intercepción de llamadas telefónicas y mensajes que habrían sido utilizados para espiar a periodistas, activistas y defensores de derechos humanos