Ley de Seguridad Interior: ceden civiles gobernabilidad a militares

Ley de Seguridad Interior autorizará “cualquier método” de obtención de información de inteligencia a efectivos de la Defensa Nacional y de Marina

1 mil millones para los nueve “drones” del gobierno federal

El gobierno federal cuenta con, al menos, nueve vehículos aéreos no tripulados o drones. Los más caros están al servicio de la Policía Federal, la cual pagó por dos unidades 48 millones 500 mil dólares (unos 638 millones de pesos) a la israelí Elbit Systems, Ltd. Con la misma compañía, la Sedena adquirió también dos aeronaves cuyo costo ascendió a 25 millones de dólares (alrededor de 329 millones de pesos).

Instituciones de seguridad nacional, contra la población

Estudiantes, activistas, amas de casa, campesinos… Contra cualquiera se podrían enfilar las instituciones de seguridad nacional del Estado mexicano. El marco jurídico define ambiguamente cuáles son las actividades que amenazan a la nación; y nada dice de cuáles son los objetivos, intereses y aspiraciones nacionales.

Organismos de seguridad nacional, fuera de control social

“Seguridad nacional”, el ardid para eludir la ley. En México, los organismos de inteligencia –civil y militar– no rinden cuentas del dinero público que ejercen ni de su desempeño profesional. Con frecuencia, estos organismos son utilizados para espiar ilegalmente a los adversarios políticos del régimen en turno y violar derechos humanos.

Tropas de elite contra… la sociedad

De los 39 kaibiles graduados en 2 décadas y media, por lo menos 10 han causado baja de las instituciones mexicanas; algunos han puesto sus conocimientos al servicio del crimen organizado

Las razones de los kaibiles mexicanos

¿México necesita militares con el perfil de los kaibiles? Los especialistas Iñigo Guevara y Samuel González responden. Para el primero, los soldados y marinos mexicanos enviados al Curso Kaibil Internacional para Oficiales enriquecen a las fuerzas especiales mexicanas. El segundo se pronuncia por otro tipo de fuerzas especiales que sean “tan eficaces como respetuosas de los derechos humanos”. Los senadores Ricardo Barroso y Ernesto Ruffo justifican el envío de efectivos mexicanos al adiestramiento kaibil: es por la seguridad, dicen

Kaibiles mexicanos al servicio de… ¿la patria?

Al menos 53 militares han sido enviados por el gobierno de México, durante los últimos 26 años, a adiestrarse con las Fuerzas Especiales Kaibil del Ejército de Guatemala. De ellos, 39 regresaron con la boina púrpura y el parche negro-amarillo que los acredita como kaibiles. Los restantes no superaron el rudo adiestramiento. Uno murió por paro cardiaco mientras recibía la instrucción. Durante el sexenio de Felipe Calderón, sólo fueron considerados para el curso los efectivos de la Semar