Contralínea  

El enemigo en casa

Humberto Musacchio
El 60 por ciento de las apuestas y sorteos en México, es controlado por el zar del juego Jorge Hank Rhon, principal beneficiario de un puñado de políticos y empresarios, que completan Ramón Aguirre Velásquez, José María Guardia, Carlos Riva Palacio, Alejandro Soberón y Jorge Buelna, que lucran con las casas de apuestas y sorteos acusadas de ilegales.

 

.

 


Publicidad

Llegó a mi dirección de correo electrónico el mensaje que reproduzco íntegramente, si bien omito el nombre del remitente. Tampoco hago comentarios porque creo que salen sobrando. El mensaje es el siguiente:

Referente al reciente proyecto de decreto aprobado por el Senado y enviado al Ejecutivo por el que se reforman disposiciones del Código Penal Federal en materia de explotación sexual infantil me permito expresarle mi experiencia a fin de que tenga un cuadro más amplio del mismo.

Por el mes de Noviembre, tristemente descubrimos que mi única hija de siete años de edad había sido víctima de abuso sexual, por parte de su abuelo materno. Sin darle detalles, le narro que al descubrirse tal acto aberrante, la luz y la verdad, arrojó que ese mismo acto criminal lo había cometido en el pasado con una de sus hijas, la mayor, cuando ella tenía la misma edad que mi hija, hasta cuatro años después. Ahora ella tiene 39 años. No necesito decirle que esa mujer enfrenta traumas y conflictos mentales que la han llevado a buscar relaciones destructivas de pareja y fracasos tras fracasos e intentos fallidos de suicidio. Por lo que respecta a mi hija, me vi inmerso en un proceso horrible de abandono, en el cual no sabía al principio a dónde acudir por ayuda y auxilio. Después de una ardua lucha, el día de hoy, le puedo afirmar que estamos superando la desgracia a tumbos, la niña está recibiendo apoyo psicológico en la FEVIM, unidad especializada de la PGR, en protección de los delitos contra la mujer.

En el aspecto legal, aunque conseguí a más de una persona que me brindó su apoyo para poder procesar al delincuente conforme a derecho, quiero informarle que mi decisión hasta la fecha ha sido no ejercer la acción Penal. ¿Por qué?, se preguntará ¿Acaso no existen Leyes, en el Código Penal del D.F, en donde se penaliza tal acto aberrante? Sí lo hay y muy explícito, enérgico y moderno, ¿pero entonces, por qué no procesar y denunciar tal acto? La razón es que no existen las condiciones mínimas para garantizar la protección de la víctima, a fin de que esta no sufra trauma ni más daño colateral. En otras palabras, los procedimientos penales, las instalaciones de cuarto mundo y el personal insensible sólo permiten que este tipo de actos delictivos queden impunes.

¿Qué se necesita para que esto no pase más? Se necesita reformar los procedimientos diarios y en la práctica para entregar las condiciones mínimas de respeto y dignidad humana y para que los miles de casos como el de mi hija no queden impunes, que exista suficiente presupuesto para capacitar y dotar a las procuradurías de todo lo necesario a fin de erradicar tan terrible mal. Existen países en Sudamérica, como Argentina y Chile, que son ejemplo a seguir al respecto, ya no digamos Estados Unidos y España, en donde se dota a la víctima, inmediatamente después del descubrimiento de tal acto, de un sicólogo capacitado, de un abogado, de un trabajador social y de la protección del Estado con todo su poder.

He intentado de muchas maneras y por diferentes medios, como manera de autoayuda y superación para enfrentar tal calamidad una campaña de correos a diferentes senadores y diputados a fin de crear conciencia en ellos de que esto tiene que cambiar, pero tristemente no he recibido respuesta positiva alguna de ninguno de ellos.

Existen organizaciones no gubernamentales y de defensa de los derechos humanos que de una u otra forma brindan apoyo emocional y hasta legal, para tales casos. Pero no existe ninguna asociación, partido político, organización pública o privada que esté encabezando un frente de lucha para cambiar esta triste realidad.

Le dejo esta reflexión con el objetivo de mover su conciencia y se una a mi lucha justa.

 

 

Publicado: Marzo 2a quincena de 2007 | Año 5 | No. 75



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

ÍNDICE marzo 2a quincena 2007
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio


Publicidad

 

Humor
 

 

Avance Contralínea

 

Números atrasados

 

Publicidad

 

Números atrasados

 

 

 

 

Suscríbete


En la República:  

De actualidad  


 




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
Revista Contralínea
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9808 /30 /07
La otra campaña, el Ejército Zapatista y el Subcomandante Marcos
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo