Portada

2a quincena febrero 2008

Pemex favorece a Dupont con 170 mdp 

Dupont, la segunda compañía química más grande del mundo, es beneficiada con más de 170 millones de pesos, a través de un contrato por adjudicación directa que le concede Pemex Gas y Petroquímica Básica. La ASF asegura que se trató de un convenio irregular, como los otorgados a Charles River Associates y Mckinsey

Erika Ramírez

 

 

Petróleos Mexicanos (Pemex) concede más de 220 millones de pesos a empresas de origen estadunidense, en contratos sin licitar. La trasnacional Dupont –que encabezó en México el también exdirector general de la paraestatal, Raúl Muñoz Leos– obtuvo casi el 80 por ciento de los beneficios.

De acuerdo con el Informe de la fiscalización de la Cuenta Pública 2005, elaborado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la paraestatal más importante del país adjudicó directamente tres contratos multianuales a las compañías Dupont, Mckinsey and Company y Charles River Associates Incorporated.

Los convenios, firmados para la prestación de servicios en diversas consultorías, fueron otorgados fuera de norma por la subsidiaria Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB), lo que causó un posible daño patrimonial de 227 millones 800 mil pesos.

La ASF documenta que la multinacional Dupont –reconocida como la segunda compañía química más grande del mundo–, obtuvo el convenio 5400019140, por 170 millones 984 mil 300 de pesos, cuando su exdirector general estaba al frente de la paraestatal, el 1 de julio de 2004, para su conclusión el 30 de junio de 2007.

Además, el contrato 5400018589 fue asignado a la consultaría Charles River Associates Incorporated, por 50 millones 341 mil 400 pesos por concepto de servicios de “consultoría para innovación en producción”, que se realizarían del 31 de julio de 2003 al 30 de abril de 2005.

Mckinsey and Company fue la tercera proveedora que prestaría servicios: bajo el contrato 5400019685 recibió de Pemex 6 millones 512 mil 700 pesos. El contrato estuvo vigente del 9 de mayo al 6 agosto de 2005.

Para el máximo órgano de fiscalización del país, PGPB incumplió con las normas aplicables al procedimiento de contratación mediante licitación pública, y tampoco sustentó “la razonabilidad de los costos y la utilidad de los estudios realizados”.

Además, señala la Auditoría: “se carece de reportes sobre los beneficios obtenidos de los servicios contratados; y se determinaron deficiencias de control interno por errores y omisiones en los informes del Comité de Adquisiciones, enviados al Órgano Interno de Control”.

Pemex justifica contrato

Dupont, empresa en la que Raúl Muñoz Leos desempeñó diversos cargos desde 1964, fue contratada con el fin de “fortalecer el liderazgo para la transición hacia una cultura independiente”, a través de la instrumentación del Sistema de Administración de Ejecución Disciplinada (SAED).

El convenio, según documenta el máximo órgano de fiscalización, pretendía “lograr niveles superiores de competencia y aprovechamiento del Sistema de Seguridad, Salud y Protección Ambiental (SSPA)”. No obstante, trabajadores de la paraestatal aseguran que dicho sistema se ha aplicado anteriormente con recursos de la propia empresa.

Entre los objetivos contenidos en el proyecto de Dupont también destacan: “La ejecución sobresaliente de las iniciativas estratégicas de su Plan de Negocios; capitalizar las oportunidades para el crecimiento del valor económico agregado; establecer una cultura de negocio, ejecución disciplinada y de mejoramiento continuo”.

Para explicar la contratación de Dupont, la subsidiaria Pemex Gas y Petroquímica Básica justificó a la ASF que la multinacional “cuenta con los derechos de autor de los estándares de ingeniería y SSPA (…) adaptados de las fuentes originales en Estados Unidos a las necesidades de PGPB”.

Además, dice que la compañía de origen estadunidense “es la única empresa productora que opera plantas, ductos e instalaciones similares a los de PGPB (…). Su experiencia en materia de seguridad de procesos y de administración ambiental es reconocida a nivel mundial y su desempeño operativo y empresarial ha sustentado su operación continua durante mas de 200 años”.

 

Dupont sustituye a Pemex

Alfredo Hernández Peñaloza, presidente de la Unión de Trabajadores de Confianza de la Industria Petrolera (UNTCIP), asegura que los servicios prestados por Dupont a Pemex han sido un pretexto para sustituir el trabajo de los empleados de la paraestatal, y así entregar los recursos económicos a trasnacionales.

Hernández Peñaloza explica que en 1998 –durante la administración de Adrián Lajous Vargas en Pemex– se puso en marcha el Sistema Integral de Administración de la Seguridad y la Protección Ambiental (SIASPA), con el fin de administrar mejor los recursos de la empresa. Sin embargo, con la llegada de Vicente Fox al poder y Muñoz Leos al frente de Pemex el programa se elimina por completo.

Dupont, critica el trabajador, entra en puestos clave de la estructura de Pemex, pero “una industria química qué tiene que ver con aspectos de capacitación, además de que se le paga mucho dinero”.

El esquema que opera la trasnacional, explica el presidente de la UNTCIP, se instrumenta para crear una cultura de trabajo con seguridad y, así, evitar los impactos ambientales. No obstante, esto es “absurdo, porque es una obligación elemental de cualquier área de seguridad y protección ambiental; a esto se le llamaba higiene industrial.

“Es compromiso de cualquier ingeniero observar que se trabaje con limpieza, se use el uniforme, cascos y se revisen los extinguidores. Son funciones que ya se tienen establecidas dentro de la empresa y nos lo venden como las tecnologías administrativas modernas; esto lo hacía el SIASPA”.

De acuerdo con el manual del SIASPA, era tarea de Pemex “desarrollar sus actividades en una forma que haga compatibles sus objetivos económicos con los de la seguridad de sus empleados e instalaciones y la protección al medio ambiente”.

Este proyecto, en la gestión de Lajous Vargas, se anunciaba que sería un “componente medular” para la paraestatal, ya que su aplicación tendría impacto en el valor económico, la productividad del personal y los activos de Pemex, así como consolidaría la armonía con las comunidades y los diversos segmentos de la sociedad relacionados con la empresa.

John Saxe Fernández, investigador del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias de la UNAM, coincide con el presidente de la UNTCIP y agrega que Dupont se ha caracterizado por ser una empresa que penetra todas las esferas de la economía mundial, ya que tiene intereses en instituciones académicas, bancarias y empresariales.

“Dupont no es cualquier cosa: es uno de los grupos de poder más fuertes en Estados Unidos. Tiene miles de empleados, albercas, yates y aviones que cualquier otra familia poderosa. Además, figura como accionista de Coca Cola, del Mett Massachusetts Institute of Technology, de la Universidad de Pennsylvania y de la Universidad de Columbia, principales instituciones estadunidenses, de tal manera que eso es lo que está detrás de Dupont México, y es importante entender cuál es el modus operandi de todo esto”, dice el catedrático universitario.

La enciclopedia libre de internet Wikipedia informa que para 2006 Dupont registró ventas por 27 mil 421 millones de dólares y cuenta con 59 mil empleados. Está colocada en el número 66 de las compañías más importantes de Estados Unidos y opera cinco sectores: electrónica y comunicaciones; seguridad y protección; agricultura y nutrición; materiales de alto rendimiento; tecnologías, textiles y tintes.

 

Charles River y Mckinsey, beneficiadas

Charles River Associates Incorporated fue otra de las empresas a las que se les concedieron contratos millonarios de manera irregular, según la Auditoría Superior de la Federación en el Informe de la fiscalización de la Cuenta Pública 2005.

La firma internacional beneficiada por Pemex obtuvo el contrato 5400018589 por adjudicación directa, lo que significó un supuesto daño a la hacienda pública de 50 millones 341 mil 400 pesos, toda vez que el servicio a contratar debió someterse a licitación.

La compañía de origen estadunidense fue contratada para realizar, del 31 de julio de 2003 al 30 de abril de 2005, el proyecto de “Servicios de Consultorías para Innovación en Producción, y así incorporar innovación en proyectos de inversión, procesos operativos, prepararse para el impacto de los contratos de servicios múltiples, así como incrementar el desempeño y el valor económico agregado, de la Subdirección de Producción”.

El dictamen de justificación para la adjudicación directa señala que hay razonabilidad, ya que la firma no incrementó sus tarifas a PGPB desde 1999 y, además, le otorgaba a la Subdirección de Producción un descuento del 10 por ciento en el costo para el desarrollo del proyecto.

No obstante, la ASF determinó que en esta adquisición se violó el artículo 27 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que promueve que la adjudicación de contratos sea a través de licitaciones públicas.

La contratación de Mckinsey and Company por 6 millones 512 mil 700 pesos, igualmente a través de adjudicación directa, tampoco fue aprobada por la ASF. Aunque la dirección general de PGPB justificó el convenio con el argumento de que el consultor estadunidense tiene experiencia en estudios previos relacionados con la “generación de valor de la empresa”.

Mckinsey elaboraría un “análisis de las palancas de valor (acciones o estrategias para cumplir con un objetivo) y sus implicaciones para PGPB”, que supuestamente buscaba “que Pemex Gas y Petroquímica Básica cuente con elementos necesarios para accionar las palancas de valor relacionadas con el manejo de insumos ante distintos escenarios de evolución del entorno en el que el organismo se desenvuelve”.

Sin embargo, la ASF determina que “no sustentaron la razonabilidad de los costos y la utilidad de los estudios”, en ninguno de los tres casos.

Se solicitó entrevista con Petróleos Mexicanos, a través de la Dirección General de Comunicación Social, y con Dupont México, sin que hasta el cierre de esta edición se hayan obtenido respuestas.

 

recuadro

 

Contratos de consultorías y asesorías celebrados por Pemex Gas y Petroquímica Básica

 

Número de

contrato

 

Proveedor

Concepto

Importe

Vigencia

Tipo de contratación

5400019685

 

Mckinsey and

Company

Inc. México

Contrato de

prestación de

servicios a

precio fijo.

 

6 millones 512 mil 700 pesos 

9 de mayo de 2005 al 6 agosto de 2005

Adjudicación

Directa

 

5400018589

 

Charles

River

Associates

Incorporated

Consultoría

para

innovación en

producción

 

50 millones 341 mil 400 pesos

31 de julio de 2003

al

30 de abril de 2005

Adjudicación directa

5400019140

 

Dupont de

México, SA

de CV

Servicios

técnicos

especializados

de consultoría

para la

implantación

del SAED

 

170 millones 984 mil 300 pesos

1 de julio de 2004 al

30 de junio de 2007

Adjudicación

Directa

 

Total

 

 

227 millones 838 mil 400 pesos

 

 

 

Fuente: ASF

 

 

 

Recuadro

 

 

 

Revista Contralínea / México

Fecha de publicación: 2a quincena Febrero de 2008 | Año 5 | No. 96

 

 

COMENTARIOS

En Contralínea nos interesa conocer tu opinión sobre esta información.


Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

 

SUSCRIPCIONES

 

 

 

NAVEGACIÓN

INICIO
Enviar a un amigo
Opina sobre este texto
Página de inicio
 




CARICATURA

PUBLICIDAD

BÚSQUEDA

 
Escribe el tema o autor que buscas en nuestro archivo.

en
Contralínea Web


 

 

PUBLICIDAD

EN LOS ESTADOS

PUBLICIDAD

ACTUALIDAD

 

 

 

 

PUBLICIDAD

 

 

 

 

 


Derechos reservados Corporativo Internacional de Medios de Comunicación S.A. de C.V.

Responsable sitio web: Gonzalo Monterrosa