Contralinea

AMLO mandó al “carajo” a exlíderes petroleros como Romero Deschamps

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que mandó al “carajo” a exlíderes sindicales de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes pretendieron negociar “canonjías y privilegios” para la cúpula que encabezaba Carlos Romero Deschamps a cambio de que se aceptara el aumento de edad de jubilación en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT). Descartó paros laborales en la exparaestatal, pues se está atendiendo a la clase trabajadora.

Durante su conferencia de prensa matutina, el titular del Ejecutivo respondió a Contralínea que ante los llamados algunos de sus líderes, como el secretario general interino Manuel Limón, y el secretario de la sección 34, Héctor Sosa, al paro de labores por supuestos incumplimientos al CCT -movimiento orquestado por el priísta Carlos Romero Deschamps en apoyo al Partido Revolucionario Institucional en el próximo proceso electoral- “no sería bien visto porque no hay razón, se atiende bien a los trabajadores. Nosotros estamos muy contentos con el desempeño de los trabajadores de Pemex, de la CFE [Comisión Federal de Electricidad], que se han portado a la altura de las circunstancias”, expresó.

López Obrador indicó que su administración trabaja en el rescate de Pemex y de la CFE, con el apoyo de los trabajadores y de los técnicos de estas dos empresas públicas, “no se despide a trabajadores. Antes eran despidos y despidos de trabajadores, eso ya no sucede”.

El titular del Ejecutivo reveló que los “líderes de antes” pretendieron intercambiar canonjías y privilegios a la cúpula sindical a cambio de aceptar el aumento a la edad de jubilación. “Ofrecían, a cambio de que ellos se quedaran con privilegios, aceptar que aumentara la edad de jubilación en Pemex para los trabajadores. Los mandamos al carajo”, dijo.

También expuso que en el gobierno anterior, encabezado por Enrique Peña Nieto, le aumentaron la edad de jubilación de manera injusta a los trabajadores electricistas. “Nos lo plantearon los trabajadores, hicimos el compromiso con ellos y ya cumplimos, quedó como estaba. Es decir, se canceló esa cláusula del trabajo”, comentó durante su conferencia de prensa matutina.

Desde Palacio Nacional, López Obrador aseguró que se les da “atención especial” a los trabajadores. Y aseguró que en el contexto electoral que se avecina este año, con diputaciones, gubernaturas, y de presidentes municipales. El cambio de dirigentes sindicales y la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo se llevará a cabo una vez que hayan pasado estos procesos, con el fin de que “no se revuelvan las cosas y sea totalmente libre, nada de manipulación. Tiene que ser voto secreto, libre, cada trabajador va a decidir libremente quiénes van a representarlo”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Portada

Internacional