Inai acusa a Bancomext y Nafin de negar información sobre planta chatarra Agro Nitrogenados

Redacción - 05 Feb 2021 a las 4:19 pm
PLANTA AGRO NITROGENADOS para producir fertilizantes

En el marco de las audiencias penales contra el empresario Alonso Ancira –extraditado desde España el 3 de febrero pasado, a solicitud de la Fiscalía General de la República, y quien ya enfrenta prisión preventiva por riesgo de fuga–, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) expuso que los sujetos obligados que aún no revelan información relacionada con la compra irregular de Agro Nitrogenados son el Bancomext (Banco Nacional de Comercio Exterior) y Nafin (Nacional Financiera). Ambos se encuentran amparados para impedir el acceso a los datos.

Planta Agro nitrogenados

Luego de que un juez ordenara la prisión preventiva de Ancira –dueño de Altos Hornos de México y quien presuntamente se habría beneficiado con la venta de la planta–, el Inai indicó que entre noviembre de 2017 y marzo de 2020 resolvió ocho recursos de revisión vinculados con la adquisición de la planta chatarra. En todas, aseguró, se ordenó la entrega de la información. No obstante, cuatro están pendientes de su cumplimiento porque se interpusieron juicios de amparo, y esas son las correspondientes a Bancomext y Nafin.

Asimismo, aseguró que es de interés público acceder a los documentos que muestran las condiciones y valores de los bienes de la planta chatarra de fertilizantes, adquirida en 2014 por Petróleos Mexicanos (Pemex) con recursos públicos.

Con sus resoluciones, el Inai afirmó que ha contribuido a colocar en la vitrina pública la compraventa relacionada con presuntos actos de corrupción. Por ello, recordó en un comunicado que el pleno ha ordenado abrir los documentos asociados con los avalúos de la planta, los contratos de crédito y de compraventa y los procedimientos de responsabilidad de los servidores públicos involucrados en la operación.

Las acusaciones en contra del empresario versan sobre el lavado de dinero de un presunto pago por sobreprecio superior a los 200 millones de dólares. Hasta ahora, la defensa de Ancira ha ofrecido llegar a un acuerdo económico con la FGR y con ello librarse del posible juicio en su contra (que se definiría el próximo martes), tal como se lo ofreció en múltiples ocasiones el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando indicó que lo más importante es que se devuelva al pueblo lo robado. (Nota elaborada con asistencia de Lenin Patiño)