América Latina y África, con más personas en tratamiento por drogadicción

Andrea Gómez - 27 Jun 2022 a las 10:15 pm
droga

En 2020, más de 284 millones de personas de entre 15 y 64 años de edad consumieron drogas ilegales en el mundo. Ello representó un aumento del 26 por ciento respecto a la década pasada, revela el Informe Mundial sobre las Drogas 2022, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El estudio señala que América Latina y África se posicionan como las regiones en donde más personas menores de 35 años reciben tratamiento por trastornos o uso de drogas; mientras que en Europa son los mayores de 35 años con una cifra que supera a más de la mitad de la población.

Asimismo, el informe señala que las mujeres representan el 40 por ciento de las personas que hacen uso no médico de tranquilizantes, fármacos opioides, fármacos estimulantes y estimulantes de tipo anfetamínico. Al respecto, indica que las usuarias de drogas ilegales enfrentan mayor dificultad para acceder a servicios de tratamiento debido a las barreras sociales, económicas y culturales.

De acuerdo con el reporte de la UNODC, México es el único país en todo el continente americano que ha convertido los estimulantes de tipo anfetamínico en su principal droga causante de tratamiento. Mientras que la cocaína lo es en Canadá, Chile, Uruguay, España, Haití, República Dominicana y Paraguay. Dichos resultados “reflejan las preferencias de los consumidores y de las dinámicas de producción en los países”.

Asimismo, la cannabis es la principal droga causante de tratamiento en Argentina, Perú, Colombia, Venezuela, Honduras, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Guatemala.

Incautación y tráficos de drogas

Sobre incautación y tráfico de drogas, el informe revela que en 2020 la cannabis reportó una tendencia a la alza a nivel mundial.  Indica que debido a las mecánicas de legalización, fuera de Norteamérica se registró un aumento del 20 por ciento, alcanzando con ello un máximo histórico.

En cuanto a los opioides, el Informe Mundial sobre las Drogas 2022 señala que la heroína fue la droga inyectada de mayor uso en México; mientras que sólo 0.1 por ciento de la población entre 12 y 67 años reportó el consumo de opioides.  Por su parte, la Frontera Norte registró un mayor consumo de opioides  entre trabajadores sexuales y migrantes deportados de Estados Unidos.

También señala que los principales opioides incautados a nivel mundial en 2020 fueron la codeína, el tramadol y los fentanilos. “Se incautaron más de mil 380 dosis de fentanilo, 32 de codeína, seis de tramadol y 13 de metadona”.

Respecto a los estimulantes de tipo anfetamínico, se reportó un aumento en Norteamérica del 3.8 por ciento. Asimismo, señala el reporte que el número de países que reportaron incautaciones de metanfetamina aumentó de 84 a 117.

Sobre las metanfetaminas, el estudio revela que la fabricación es para consumo intraregional. Asimismo, indica que hay un aumento en el tamaño y la productividad de los laboratorios, particularmente en México y Estados Unidos.

El informe también revela un cambio en los precursores utilizados en la síntesis de metanfetaminas. De acuerdo con los datos proporcionados, se deja atrás la efedrina y la pseudoefedrina para popularizar la P-2-P (fenil-2-propanona). “Estos cambios son una respuesta muy rápida en cuanto a los grupos criminales al mayor control de precursores por parte de los gobiernos nacionales”.

Acceso a medicamentos controlados

En otro tema, el Informe Mundial sobre las Drogas 2022 señala que en el contexto de la emergencia sanitaria por Covid-19, las crisis ambientales y los conflictos armados el acceso a medicamentos controlados se vuelven importantes. Al respecto, indica que los principales fármacos opioides bajo control internacional disponibles y para uso médico son la hidrocodona, fentanilo, metadona, buprenofina, oxicodona, morfina, hidromorfina, heroína.

“Estos fármacos se concentran de manera importante en los países de alto ingreso como Estados Unidos”. Por su parte, los países de mediano y bajo ingreso han aumentado su disponibilidad en un 60 por ciento entre 2015 y 2020. Acercándose con ello a las mil dosis disponibles anualmente para su población.

Medio ambiente y drogas

El informe de la UNODC señala que la deforestación y la degradación ambiental del cultivo de plantas ilícitas –que a veces se dan en áreas naturales protegidas–, así como los desechos químicos derivados de la producción de drogas sintéticas se filtran en el medio ambiente contaminando océanos, ríos, aceras, parques, suelos y playas.

En cuanto a los desechos químicos, el informe señala que cada tonelada producida de metanfetamina genera entre cinco y 10 toneladas de desechos; mientras que un total de 20 y 39 toneladas de anfetamina produce entre mil 500 y mil 700 desechos.