Síguenos en redes

AMLO: no ofendí a la señora Xóchitl Gálvez; no hay prueba de ello

AMLO: no ofendí a la señora Xóchitl Gálvez; no hay prueba de ello

VIDEO | Tribunal Electoral miente; no ofendí a Xóchitl Gálvez: AMLO - Conferencia presidencial (YouTube)
FOTO: CUARTOSCURO

Luego de que el pasado 13 de junio la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que el presidente de la República cometió violencia política de género contra la entonces senadora Xóchitl Gálvez Ruiz –supuestamente por menoscabar sus derechos políticos en su carácter de mujer e indígena–, Andrés Manuel López Obrador señaló que eso es falso y que no existen pruebas, porque nunca la ofendió.

“Yo no ofendí a la señora Xóchitl, no hay prueba de eso. No lo hago por principios: no ofendo a nadie, menos a una mujer. No sé de dónde salió eso. Me consta que en una ocasión en el Instituto [Nacional] Electoral tergiversaron, una consejera del bloque conservador [Beatriz Claudia Zavala Pérez] se atrevió a cambiar mis palabras”, indicó el primer mandatario esta mañana en su conferencia presidencial.

Y reiteró que “nunca he ofendido a la señora [Xóchitl Gálvez]. Nunca. No sé de dónde salió eso”. La senadora panista fue candidata a la Presidencia de la República por el PRIAN, y ha mantenido sus denuncias contra el presidente como parte de sus estrategias electorales.

Según la Sala Regional Especializada del TEPJF –integrada por los magistrados Luis Espíndola Morales, Rubén Jesús Lara Patrón y Mónica Lozano Ayala– determinó que el presidente López Obrador cometió violencia política de género contra la senadora, “con  expresiones vertidas en las conferencias matutinas conocidas como ‘mañaneras’ realizadas el 3, 5, 10, 11 y 14 de julio, así como el 3, 7 y el 18 de agosto de 2023”.

Ello, porque supuestamente el titular del Ejecutivo federal afirmó que Xóchitl Gálvez “obtuvo una candidatura por decisión de un grupo de personas con poder político”, con lo que se “actualizan los parámetros de la infracción”, porque “configuran violencia simbólica con objeto de menoscabar el reconocimiento de sus derechos políticos, con base en su carácter de mujer e indígena, al reforzar el estereotipo de inferioridad o dependencia para acceder a cargos públicos”.

Los términos que se le imputan al primer mandatario son muy similares a los que en su momento intentó endilgarle la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, que preside la consejera electoral Claudia Zavala, cuando intencionalmente se tergiversaron las palabras de López Obrador. Hecho por el que el Órgano Interno de Control en el INE sancionó a Manuel Alberto Cruz Martínez, exdirector de la Unidad Técnica de lo Contencioso.

La Sala Regional Especializada reconoció que el presidente López Obrador no puede ser sancionado por infracciones de índole electoral, ni se le pueden dictar medidas de reparación integral, ni la inscripción en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política en Razón de Género del INE.

Por ello, los magistrados Espíndola Morales, Lara Patrón y Lozano Ayala responsabilizaron a Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social y vocero de la Presidencia; Jessica Ramírez González, directora general de Comunicación Digital; Pedro Daniel Ramírez Pérez, jefe de departamento (adscritos a esa Coordinación), así como a Sigfrido Barjau de la Rosa, director del Centro de Producción de Programas Informativos y Especiales, y a Carlos Emiliano Calderón Mercado, coordinador de Estrategia Digital Nacional de la Oficina de la Presidencia de la República, “pues estuvieron a cargo de la difusión del contenido infractor”. Y dio vista al Órgano Interno de Control de la Presidencia de la República.