Censura

Pablo Moctezuma Barragán - 01 Jul 2022 a las 4:21 pm
FOTO: 123RF

El 8 de junio pasado publiqué un tuit con un video que dice así: “México y Guatemala somos países vecinos con profundas raíces comunes y una historia que nos vincula por milenios. Formamos parte del Anáhuac y en nuestras tierras ancestrales se desarrolló la gran civilización Maya que aún sorprende al mundo. Tuvimos un desarrollo afín, intenso comercio, intercambio tecnológico, enriquecimiento cultural y científico y una visión espiritual propia. Ambos fuimos víctimas de la invasión española y de su genocidio, y en nuestro territorio común se desarrolló la resistencia, el nefasto Pedro de Alvarado quien realizó la terrible matanza en la fiesta de Tochcatl de miles de jóvenes ricamente en mayo de 1520 en Tenochtitlan fue quien invadió lo que hoy es Guatemala, El pueblo itza’ y otros pueblos mayas de las tierras bajas en la cuenca del Petén resistió la invasión y mantuvo su independencia hasta 169, así como también en nuestro territorio hubo cientos de rebeliones. México y Guatemala hemos crecido y sufrido juntos. En 1822 fuimos parte del mismo país independiente, y un estado emblemático, Chiapas, formó parte de Guatemala. Los dos contamos con la presencia y el actuar del gran Fray Bartolomé de las Casas que fue obispo de Chiapas y de Guatemala. El pasado nos une y hemos de tener un futuro común.

“Sin embargo, existe la política, dictada desde EU [Estados Unidos] de mantenernos separados, a espaldas uno de otro. En México muy difícilmente se habla de Guatemala, el gran monopolio de medios mantiene aquí el silencio sobre nuestro vecino del sur. Diario nos bombardean con todo tipo de información sobre el vecino del norte, nada sobre Guatemala, apenas unas notas cuando hay un suceso extraordinario como en 2020 que hubo protestas grandes que culminaron con la quema del Congreso.

“Esta política de distanciar a los vecinos llegó al grado en 1959 de la ruptura de relaciones entre nuestros países y la movilización de sus ejércitos a 15 km de las fronteras, poniéndose en alerta a las fuerzas armadas. La prensa en ambos países ayudó a intensificar el odio. Todo por un incidente ocasionado por pescadores mexicanos en aguas territoriales de Guatemala.

“Es necesario que ambos países nos unamos contra enemigos comunes. En Guatemala en 1954 se desarrolló un golpe militar por parte de corporaciones norteamericanas y de la CIA [sigla en inglés de la Agencia Central de Inteligencia] contra el gobierno de Jacobo Arbenz. El pueblo se había rebelado contra la dictadura de Jorge Ubico con la revolución de 1944 ya que actúo como títere de la United Fruit Company, les dejó apoderarse de la tierra y el trabajo cuasi esclavo de los pobladores, además no les cobraba impuestos. Había convertido a Guatemala en una República Bananera implementado el monocultivo, únicamente cultivar plátanos, que impidió un desarrollo económico soberano. De 1944 a 1954 los gobiernos de Juan José Arévalo y de Jacobo Arbenz tomaron medidas a favor de la población y realizaron una reforma agraria, se nacionalizó la industria eléctrica propiedad estadunidense y se atacó las desigualdades y la miseria. Entonces Washington los acuso de comunistas y organizó el Golpe de Estado de Castillo Armas.

“Se implantaron feroces dictaduras, tras sucesivos golpes de Estado, provocando una situación de guerra interna que duró 36 años hasta 1996. Los militares guatemaltecos eran entrenados en Fort Gulick, en la Zona del Canal de Panamá entonces bajo soberanía de Estados Unidos, que luego se convertiría en la Escuela de las Américas.

“Toda dictadura en Guatemala ha sido respaldada por Estados Unidos desde la de Manuel Estrada Cabrera de 1898 a 1920 quien entregó a la United Fruit Company el monopolio del transporte y la comunicación, pasando por la del general Jorge Ubico y luego la de Castillo Armas, la de Miguel Ydigoras quien usó el territorio para la invasión contra Cuba en 1961,la de  Romeo Lucas que entregó petróleo y níquel al extranjero y luego las dictaduras de Efraín Ríos Montt y de Oscar Humberto Mejía que reprimieron salvajemente a la los movimientos populares, obreros, campesinos y principalmente a los pueblos originarios.

“En Guatemala existen 22 pueblos originarios y allá como aquí son las principales víctimas de corporaciones extranjera y de sus voraces corporaciones.

“En este contexto, la dictadura más cruel y que muestra mas crudamente el drama que ha sufrido el pueblo guatemalteco es la de Efraín Ríos Montt, quien a pesar de sus crímenes murió impune porque estaba protegido.”

¿No les gustó el tuit? Porque desde entonces mi cuenta @Mexteki ha sido suspendida definitivamente por Twitter. Al preguntar la razón, no me han contestado en 3 semanas. Sólo afirman que he violado las reglas. ¿En qué? ¿Como? ¿Cuándo? No dicen. En un juicio justo el acusado debe saber concretamente por. qué y de qué lo acusan y tener capacidad de aclarar, responder, defenderse.

¿Por qué me han censurado? Siempre escribo con respeto. Eso sí, defiendo mis opiniones que pueden ser diferentes a las de esa corporación estadunidense. Tengo derecho. Dice la Constitución Mexicana en su Artículo Sexta que consagra nuestro derecho: “Es inviolable la libertad de expresión. Este derecho no estará sujeto a previa censura (…) y comprende la libertad de buscar y difundir información por cualquier medio”.

El eslogan de twitter: “Es lo que está pasando” y eso precisamente es lo que yo hago, opinar sobre lo que está pasando. A todas luces en esta suspensión, se trata de censura política de su parte. De cualquier forma, apelé a la decisión, vamos a ver que sigue. Pero es claro que hace falta en México una red social verdaderamente democrática y abierta. Toda red social debe respetar las distintas opiniones.

Por otro lado hay que tomar en cuenta ciertos hechos, recientemente se ha denunciado que Twitter ha contratado a un gran número de exempleados del FBI [Buró Federal de Investigaciones]de Estados Unidos y los ha puesto en cargos de seguridad y contenido, según revela una investigación. Entre los datos resaltantes de la pesquisa destaca que Twitter no era la única plataforma de redes sociales que estaba cultivando una relación tan íntima con el FBI y otros grupos pertenecientes al Estado secreto. Un análisis de investigación de los sitios web de empleo y contratación realizado el martes 27 de junio por el medio de comunicación MintPress News reveló esta información. (Hispantv), ¡ojo! Están vigilando contenidos.

De modo que por mis opiniones Twitter me censura. ¿Y la libertad y el derecho a la información? ¿Y el papel de las autoridades legal y legítimamente constituidas?”. “No se puede permitir que una corporación extranjera decida quién sí y quién no tiene permiso de dar sus puntos de vista. No puede ser que las redes sociales estén controladas por corporaciones como Twitter con 229 millones de usuarios, que gana 4 mil millones de dólares anuales y que emite 65 millones de tuits al día, todo un negocio en gran escala y que se constituyan en tribunales como el de la Santa Inquisición para controlar a la opinión pública y darle “muerte civil” a quien defienda sus puntos de vista sin autocensurar sus opiniones.

Es claro que las redes no deben propiciar la violencia, el terrorismo, la desinformación, la cultura de insultos y descalificaciones. Contenidos como el video de las decapitaciones que mostró iSIS en un tuit son repugnantes. Tenemos que generar la cultura del respeto, de dar argumentos, la discusión de ideas y puntos de vista de manera franca y con armonía. Pero redes como twitter dan rienda suelta a la desinformación y a un modelo de negocio basado en aumentar la visualización de sus contenidos sin muchas veces controlar el origen o fiabilidad de los mismos. Un espacio en el que se fomenta la descalificación, el insulto, la calumnia y la mentira, para distraer de la información real y profunda, de conocer las distintas versiones y la búsqueda de soluciones, la interacción, la democracia deliberativa.

O puede ser que el castigo al que me sometieron se debió a un tuit que publiqué antes de ser censurado y que habla sobre el tema del general de división Tomás Ángeles Dauahare, quien le informó al entonces presidente de México Felipe Calderón el 9 de mayo 2007 de las andanzas de Genaro García Luna y sus vínculos con el Cartel de Sinaloa, habló con él en los Pinos y le entregó un expediente. En respuesta Calderón le fabricó delitos y lo metió a la cárcel. “Felipe Calderón sí sabía”, finaliza el tuit que causó impacto y tuvo 200 mil vistas. ¡¿Será que este tuit llevó a una granja de bots a denunciarme?!

No lo sé, pero recordemos que el presidente López Obrador mencionó en la mañanera del 20 de enero de 2021 que Hugo Rodríguez Nicolat, encargado de Políticas Públicas de Twitter en México es abiertamente simpatizante del PAN y le pidió a esta persona que no usara el puesto para promover granjas de bots. Al parecer los deseos del presidente no se cumplieron. Ante una andanada de ataques contra su hijo menor Jesús Ernesto por su aspecto físico, el 27 de junio declaró: “Nosotros tenemos principios, tenemos ideales, por eso no pueden ni van a poder, aunque insulten y calumnien y sigan contratando bots. Allá Twitter, que cada vez se desprestigia más, por eso ya ni lo quieren comprar”.

De cualquier forma, Twitter no me puede demostrar que he cometido una falta, porque siempre busco informarme, documentarme, antes de escribir y para probarlo le he preguntado, a Twitter support, concretamente por cuál o cuáles tuitsme penalizan. ¿Me responderán..? Al tiempo.

Hoy más que nunca debemos buscar la democracia informativa, pueden o no estar de acuerdo con distintas opiniones, pero la pluralidad en las redes es vital y hay que defender la libertad de expresión. Es necesario fomentar el análisis, la crítica y la discusión. El derecho a tener criterios diferentes. Es esta la vía para llegar a la verdad, a conocer los problemas, encontrar soluciones e impulsar alternativas.