Reyes Arzate, excomandante de la PF, se declara culpable de narcotráfico

Redacción - 19 Oct 2021 a las 5:36 pm
FOTO: 123RF

En la corte federal de Brooklyn, Nueva York, Iván Reyes Arzate –excomandante de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Federal en los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto– “se declaró culpable de conspiración de tráfico de cocaína”, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

También señaló que los oficiales de la Unidad de Investigaciones Especiales en México trabajan rutinariamente con las fuerzas del orden estadunidenses para combatir el narcotráfico, el lavado de dinero y otras actividades delictivas, y que –de 2003 a 2016–, Reyes Arzate fue un oficial de la Policía Federal mexicana asignado a la Unidad de Investigaciones Especiales. En 2008 –durante el sexenio calderonista–, fue nombrado comandante de dicha Unidad, “lo que lo convirtió en su oficial de más alto rango y el principal punto de contacto para el intercambio de información entre el personal policial mexicano y el personal estadunidense asignado a la Unidad de Investigaciones Especiales”.

Agregó que en noviembre de 2016, mientras participaba en una investigación conjunta con las autoridades policiales estadunidenses contra el cártel El Seguimiento 39, Reyes Arzate se reunió con los líderes de ese grupo criminal, les compartió la información sobre la investigación policial estadunidense y aceptó un soborno de 290 mil dólares por esta ayuda. “Cuando sea sentenciado, Reyes Arzate enfrentará una sentencia mínima obligatoria de cinco años de prisión y una sentencia máxima de 40 años de prisión”, indicó el Departamento de Justicia.

En un comunicado, agregó que Reyes Arzate recibió los sobornos multimillonarios del cártel El Seguimiento 39 a cambio de ayudar a transportar cocaína de México a Estados Unidos. El Seguimiento 39, agregó la autoridad del vecino país, “está asociado con el Cártel de Sinaloa, la organización de los Beltrán Leyva y otros cárteles con sede en México. El procedimiento de hoy se llevó a cabo ante el juez federal de distrito Brian M Cogan”.

Breon Peace, fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, declaró que “al aceptar miles de dólares en sobornos a cambio de información sobre la investigación policial del cártel El Seguimiento 39, Reyes Arzate forjó una alianza deplorable con los narcotraficantes y traicionó no sólo al pueblo de México que juró proteger, sino también a su ley”. Agregó que las autoridades estadunidenses están comprometidas con erradicar la corrupción y evitar que los cárteles de la droga envíen cantidades masivas de drogas ilegales a Estados Unidos.

El Departamento de Justicia informó también que la declaración de culpabilidad de Iván Reyes Arzate fue anunciada por el fiscal Peace; Ray Donovan, agente especial a cargo de la Agencia Antidrogas (DEA) División de Nueva York; Ricky J Patel, agente especial a cargo interino de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, capítulo Nueva York; Dermot F Shea, comisionado del Departamento de Policía de Nueva York; y Kevin P Bruen, superintendente de la Policía de Nueva York.

Al respecto, el agente especial a cargo de la DEA, Donovan, señaló que “mientras se desempeñaba como comandante en la Policía Federal mexicana, Reyes Arzate hizo la vista gorda hacia los narcotraficantes, permitiendo que las empresas criminales operaran con impunidad. La DEA y las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley trabajaron incansablemente para identificar y aislar esta mala semilla y llevarlo ante la justicia”.

Por su parte, el agente especial interino Patel señaló que “Reyes Arzate le dio la espalda al pueblo de México a quien juró proteger, al juramento que hizo de defender la ley y el orden, y a sus hermanos y hermanas encargados de hacer cumplir la ley en todo el mundo [con los que se supone colaboraba], que confiaron unos en otros para combatir el flagelo del tráfico de estupefacientes que llevan a cabo los despiadados cárteles de la droga”.

Agregó que “en el momento en que Reyes Arzate comandaba una unidad especial de la Policía Federal y trabajaba en estrecha colaboración con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de Estados Unidos, también se estaba reuniendo con los líderes de varios cárteles con sede en México. Eligió servir egoístamente a sus propios intereses aceptando cientos de miles de dólares en sobornos de los cárteles a cambio de información sensible sobre las investigaciones de Estados Unidos. Por eso ahora Reyes Arzate tendrá que responder por sus delitos y ser sentenciado en consecuencia”.

Sobre esta misma declaración de culpabilidad, el superintendente Bruen señaló que “debe demostrar que quienes eligen abusar de su posición de confianza y ponen a otros en peligro para obtener ganancias financieras, serán llevados ante la justicia. Este exoficial de policía y comandante no sólo traicionó a aquellos a quienes juró proteger, sino también a sus compañeros encargados de hacer cumplir la ley que trabajaban para desmantelar un peligroso cártel de la droga. La Policía de Nueva York continuará trabajando con las demás autoridades para evitar que los cárteles envíen narcóticos mortales a Estados Unidos, pero también para responsabilizar a aquellos que piensan erróneamente que pueden salirse con la suya y beneficiarse de este tipo de delitos”.

Te puede interesar: Litorales de México, claves para el narcotráfico internacional