Contralinea

Contracultura, apropiada por las ultraderechas y el capitalismo: historiadores del arte

Las derechas conservadoras, de los nuevos fascismos y el capitalismo, han adoptado formas de organización propias de la contracultura de los movimientos de izquierda, coincidieron el historiador del arte Francisco Carballo y José Luis Paredes Pacho, director del Museo Universitario del Chopo. Como ejemplos se encuentran los grupos afines a Donald Trump y a Jair… Seguir leyendo Contracultura, apropiada por las ultraderechas y el capitalismo: historiadores del arte

El Estado como comité al servicio del capital

Marx y a Engels, en el Manifiesto comunista (publicado en 1848), criticaron al Estado liberal del laissez faire, declarando que “el poder en el Estado moderno es tan sólo un consejo de administración de los negocios de la clase burguesa”. El mundo es muy distinto ahora al tiempo en el que se publicó el Manifiesto… Seguir leyendo El Estado como comité al servicio del capital

Convoca el Congreso Nacional Indígena al Tercer Encuentro de Mujeres Construyendo Resistencias Antipatriarcales

El Congreso Nacional Indígena (CNI) convocó al Tercer Encuentro Nacional de Mujeres del CNI “Construyendo resistencias Antipatriarcales”. Se llevará a cabo los días 6 y 7 de marzo en el edificio que perteneciera al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), el cual hoy está tomado por la comunidad otomí en resistencia en la Ciudad… Seguir leyendo Convoca el Congreso Nacional Indígena al Tercer Encuentro de Mujeres Construyendo Resistencias Antipatriarcales

Desarrollo y capitalismo social: nuevos rumbos

Después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), en el contexto de la Guerra Fría y el ascenso del Tercer Mundo, tomó impulso un tema nuevo en la problemática económica internacional: el desarrollo/subdesarrollo.

XI. 50 células anarquistas en guerra contra el capitalismo y el Estado Ed. 510

En México hay en curso una insurrección anarquista, con 50 grupos y células en guerra contra el capitalismo y el Estado.

Pobreza: lo que oculta el gobierno

Una de las peores consecuencias del capitalismo neoliberal es, sin duda, la pobreza. Un ser humano afectado por esta condición ve limitado, desde su primer instante de vida, todo su desarrollo (físico, mental, intelectual, cultural, social, económico).

Este mundo neoliberal no funciona ni en sueños

El historiador Josep Fontana ha descrito la crisis con veraz lucidez: “Empezó en el verano de 2007 como problema local de Estados Unidos, pero enseguida afectó al mundo entero y dejó sin trabajo, sin vivienda ni recursos a millones de personas, condenando al hambre a muchos millones más. Los responsables de provocarla con sus especulaciones pretendieron que la crisis era por excesiva intervención del gobierno y excesivo costo social. E impusieron la austeridad presupuestaria como única solución para salir de la crisis”.

Acuerdo Transatlántico, un ataque contra la vida digna

Bar de Chicago, década de 1930, en plena Ley Seca. El dueño, a un vendedor de cerveza de Al Capone: “Tenemos cuanto necesitamos. Además, la cerveza que vendes es mala”. El sicario contesta: “No se trata de que la cerveza sea buena sino que has de comprarla”. “No la compraré”, resiste el tabernero. El gángster se va. Alguien deja un maletín junto a la barra. El maletín estalla y destruye el establecimiento.

Lo peor que podría pasarle a México es otra Revolución

Empiezan a barajarse nombres para disputarse la Presidencia de la República en 2018, a pesar de la descomposición del antiguo presidencialismo y el descrédito de los partidos, más la creciente ola de candidatos independientes, en las agitadas aguas de la crisis económica del neoliberalismo que arrastra al capitalismo mismo, como el rostro auténtico tras la máscara de aquel. Y la acumulación de problemas: pobreza masiva (55 millones que son la mitad de la población); desempleo (con 44 millones de mexica­nos en la informalidad); la corrupción de la élite en los tres poderes federales y en las 32 de las entidades; la impunidad, por las complicidades entre los gobernantes, la sangrienta inseguridad con los sicarios del narcotráfico, los feminicidios, los secuestros, las desapariciones forzadas y los abusos sexuales con la misma pederastia, para sólo mencionar a los primeros cinco asuntos del catálogo nacional, son más que suficientes para fundamentar los hechos y síntomas del descontento popular contra el mal gobierno de presidentes municipales, desgobernadores y el mismo presidente en turno, desde cuando menos Díaz Ordaz, o tal vez desde Miguel Alemán (1946-1952) hasta Enrique Peña Nieto, en lo que lleva de su período (2012-2016).