Contralinea

La Nostalgia de un Dorado de Villa

Guillermo Flores Reyes tiene 104 años y no ha olvidado la tarde en que se encontró cara a cara con Francisco Villa. Mucho menos aquellos ojos penetrantes que le desnudaron el alma y que hacían morir de miedo a los cobardes.