Contralinea

Atentados de París: no es terrorismo, es geopolítica

Gracias a las redes sociales y los cables desclasificados por Wikileaks, la población mundial sabe hoy que cuando los movimientos populares ponen en entredicho la presencia hegemónica de Washington y el lobby proisraelí en sus países de origen, entonces muy posiblemente se convertirán en víctimas de la intervención foránea.

En la primera línea del frente

¿Acabará convirtiéndose el viejo continente en escenario de múltiples conflictos generados por desigualdades económicas, roces étnicos, descenso de la natalidad o fragmentación de la estructura geopolítica de la región? ¿Desaparecerá la Unión Europea? ¿Sobrevivirá la moneda común, el euro? Los analistas del afamado think tank estadunidense Strategic Forecasting (Stratfor) no dudan en tildar de sombrío el porvenir de sus aliados transatlánticos de Washington.