Contralinea

La coalición Wojtyla-Reagan: la inserción de la mafia