Lealtad de Miranda debe ser a la nación, no al presidente

La semana pasada el presidente de la República salió en defensa de su inexperto secretario de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Miranda, un hombre de línea dura conocido por sus confrontaciones desde que trabajaba en el gobierno del Estado de México con Enrique Peña Nieto, y entre otras cosas afirmó que es un hombre que guarda una enorme lealtad al presidente y que su aportación en el gabinete es de disciplina y dedicación.

Héctor Miranda, el Gato Félix, en la memoria de Baca

Es el medio día y el sol destella en las láminas metálicas de la techumbre de la casa, con paredes pintadas de verde, recubrimiento de concreto para evitar que las lluvias dañen los adobes cimentados. El porche en el frente orientado a la iglesia del pueblo acompañado por una pingüica como fiel testigo de los años pasados y, pese a eso, sigue esperando; tal vez como punto de referencia para que no equivoque de casa a su regreso. También una mata de ayal, en el patio de atrás de la casa, llena de cáscaras arrugadas de los años que ha pasado en solitario por temporadas esperando a sus moradores. Circundada por la capilla y el ramadón.

Wallace y un PAN en extinción

Con las posiciones de criminalización de las mujeres que abortan y de discriminación ante parejas del mismo sexo, el panismo capitalino pugna por colocar a María Isabel Miranda de Wallace al frente del Gobierno del Distrito Federal. Sin representatividad, tercera fuerza política en la ciudad y en medio de una crisis en la que se le señala como el partido que llevó al país a un Estado de terror, Acción Nacional buscó salvar su registro en el DF con una candidatura “ciudadana”

Las mentiras de Wallace

Como muchos políticos y empresarios, Isabel Miranda de Wallace encuentra en las mentiras y en las trampas sus mejores armas para defender sus propios intereses.